Elecciones a Cortes. Encuestas de Ya. Candidatos por Madrid: Jaime Cortezo. 
 Regionalización en un camino hacia el federalismo     
 
 Ya.    11/06/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ya • Pag. 16

INFORMACIÓN NACIONAL

11-VI-77

Encuestas de YA. Candidatos por Madrid: Jaime Cortezo

REGIONALIZACION EN UN CAMINO HACIA EL FEDERALISMO

La Constitución deberá regular las competencias de los estados regionales • Carácter social y solidario del

derecho de propiedad • Aunque accidentalista, la FDC apoyará en el momento actual a la Monarquía.

Tribunal de Garantías Constitucionales y posibilidad de recurrir en última instancia a órganos similares

internacionales.

YA ha realizado una encuesta entre los candidatos al Congreso y al Senado por Madrid sobre las ideas

esenciales que caen uno llevaría a una reforma constitucional. Nuestro cuestionario enumera una serie de

temas, sobre los que hemos pedido que contesten los candidatos.

Hoy responde a nuestra en-nuesta Jaime Corteza, vicepresidente de la Federación de la Democracia

Cristiana y número tres de su candidatura al Congreso por Madrid:

A) PRINCIPIOS ECONÓMICOS.—La Constitución debe aspirar a regular la vida política de

España durante varias generaciones, por lo que sus proyectos habrán de ser flexibles y contener

normas para su modificación. Ademá.s de los derechos políticos, es imprescindible la consagración de

los derechos al trabajo, a la educación y a la cultura de todos los ciudadanos. Al derecho de

propiedad se le deberá caracterizar por su contenido social y de solidaridad; propiciando las

formas empresariales de co-gestión y autogestión y contemplando las expropiaciones de las

mismas para BU ulterior vida en forma socializada.

B) ESTRUCTURA DEL REGIONALISMO.— Por razones históricas y de praxis funcional

propiciamos la regionalización de España en un camino hacia el federalismo, siendo esta es-

tructura más justa y democrática al acercar al elector a los árganos de decisión y así facilitar la

elección y control de las personas elegidas. La Constitución deberá regular las competencias de

los Estados regionales.

C) RELACIONES IGLESIA-ESTADO.—El Estado confesional carece de sentido y la Cons-

titución habrá de reconocer la libertad de cultos en pie de igualdad. Toda vez que las con-

fesiones religiosas cumplen un decisivo cometido en la formación moral de la sociedad, deberán ser

subvencionadas mediante la detracción de parte a los impuestos personales con destino a la confesión que

profese cada contribuyente; destinándose a beneficencia la correspondiente a los agnósticos.

D) RELACIONES GOBIERNO-CORTÉS Y CORONA.— La soberanía emana del pueblo y se

concreta en las Cortes, compuestas de Congreso y Senado, con función co-legisladora e iniciativa del

primero. El Congreso será elegido por el sistema proporcional de grandes circunscripciones y el Senado

por representación de las regiones, partiendo de una igualdad básica entre ellas.

El poder ejecutivo corresponderá a un Consejo de Ministros —órgano colegiado y responsable de todos

sus acuerdos—, cuyo presidente será elegido por «1 Congreso y nombrado, posteriormente, por el Rey. El

Congreso . podrá censurar al Gobierno; pero designando al propio tiempo el nuevo presidente y evitar así

los vacíos de poder.

La Federación de la Democracia Cristiana es, por ideología, accidentalista; pero en el momento actual

apoyará la Monarquía al apreciar el pacto tácito existente entre el pueblo y el Rey. La Monarquía a

consolidar girará bajo el principio de que el Rey reina, pero no gobierna. E) CONSEJO DEL REINO Y

GRANDES CONSEJOS ASESORES.—El actual Consejo del Reino no tiene encaje dentro de un sistema

democrático, por lo que abogamos por su supresión. Por el contrario, son convenientes los altos órganos

consultivo», tales como el Consejo de Estado y de Economía.

F) REGENCIA.—En un sistema monárquico hereditario la regencia debe recaer en la familia

real.

G) TRIBUNAL DE GARANTÍAS CONSTITUCIONALES. — La tutela de los derechos reco-

nocidos a las personas, grupos sociales y regionales corresponderá a un tribunal de garantías

constitucionales y, en última instancia, a los órganos simila-rea internacionales.

H) REGULACIÓN DE PARTIDOS POLÍTICOS.—Los partidos políticos cumplen la. misión pública de

interpretar y orientar la voluntad popular. Por ello deberán estar reconocidos y subvencionados por el

Estado.

I) REGULACIÓN DEL GOBIERNO EN SI MISMO.—El Consejo de Ministros, como órgano colegiado,

es responsable de sus actos colegiados y cada ministro de las disposiciones de su departamento.

 

< Volver