Siglo XXI. Leopoldo Calvo sotelo. 
 El centro surge como expresión de una sociedad nueva     
 
 Arriba.    11/06/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Leopoldo Calvo Sotelo

El CENTRO SURGE COMO EXPRESIÓN DE UNA SOCIEDAD NUEVA:

MADRID. (De nuestra Redacción.)—iE¡ Centro que ofrece? mos a los españoles es una posición definida

en sus límites, fir. me en su ideología, clara en sus compromisos y en sus propósitos, aunque ciertamente

no. entienda sus límites como trincheras abiertas entre españoles y haya elaborado en términos da

moderación sus propósitos y sus compromiso. Lo moderado^ aquí no quita ni lo firme ni Ib valiente»,

dijo anoche en el Club Siglo XXI, de Madrid, Leopoldo Calvo Sotelo, ex Ministro de Obras Públicas y

número- dos de la Lista al Congreso de Dipu tados por Madrid por Unión de Centro Democrático, en su

conferencia sobre «El Centro».

El señor Calvo Sotelo dedicó parte de su disertación a debatir el tema de si el Presidente Suárez debía o

no haber concurrido a las elecciones. Después de exponer qué esta polémica había perdido actualidad,

afir-mó que Adolfo Suárez «ha hecho por la democracia más que cualquier otro político de nuestro

tiempo en España o fuera de España: sencillamente, ha traído la democracia a nuestro país; sin rupturas

violentas y a partir de un sistema autoritario».

«El Centro —dijo— aparece así como una posición artificial, definida por referencia puramen te

geométrica a unos extremos, sin los cuales carecería de perfiles propios.EI Centro surge con autonomía y

originalidad, en una circunstancia histórica nueva, como expresión de una saciedad nueva también.»

En otro momento de su intervención el señor Calvo Sotelo se refirió a quienes aducen el origen no

democrático del Gobierno Suárez para, concurrir 3 las elecciones, esgrimiendo e! postulado de que hay

una distinción entre legitimidad de origen y legitimidad de ejercicio. La legitimidad democrática no la

tiene el señor Suárez porque no había un régimen democrático en España en julio de 1976. «Pero hay una

legitimidad democrática de ejercicio,, que corres* ppnde a quienes han servido limpia y eficazmente a la

democracia, y esa legitimidad, única que tiene sentido exigir aquí y ahora, corresponde a Adolfo Suárez.»

Refiriéndose al futuro-de Centro Democrático, el señor Calvo Sotelo afirmó que «la vi-da propia de una

coalición electoral podría entenderse que se agota e! día mismo de jas elecciones. Pero hoy —dijo—,

cuando el progreso material, y también moral, de España lian hecho crecer una sociedad nueva, que

precisamente se resiste a la simplificación polar del espectro político en dos campos; cuando un deseo

hondo y perseverante de resolver en paz nuestros problemas, de alcanzar en paz la jvtsticia, de cambiar en

paz, es el dato sobresaliente que deducen quienes examinan con rigor y sin pasión la sociedad española.

Hoy esa posición de Centro no es tardía, sino oportu. ´na; no es ingenua, sino sensata; no es peligrosa,

sino segura».

Argumentó que la coherencia del Centra y la voluntad de sus hombres quieren para esta empresa política

«una -vida mucho más larga». «Por de pronto, —añadió—´, los diputados y los senadores de la Unión de

Centro Democrático mantendrán su unidad en las próximas Cortes, den. tro del marco de una unión par-

lamentaria, que se constituirá en tomo a los principios y coincidencias de la coalición.» Finalizó su

intervención el señor Calvo Sotelo aludiendo a qu tTCD estará abierta a la incorporación de cuantos

deseen sumar sus esfuerzos después del día 15 de junio, con objeto de redactar una nueva Constitución,

desarro. liar legalmente los preceptos que en ella consagren las autonomías regionales y la puesta en

marcha de un programa para tratar y resolver la crisis económica.

Arriba 15

 

< Volver