Autor: Gómez de Pablos Maristany, Amaro (LAVERN). 
   Enrrique Larroque     
 
 Arriba.    11/06/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ENRIQUE LARROQUE no confía mucha en que estas Cortes duren yf Tía convocado para el día vein-

tita^os de este mes a ia Prensa con ifí intención de presentar el nuevo y ´lámante cuadro directivo de «su»

Partido Liberal. Este retraso no es por despiste, ni por habérsele pasado la fecha de las elecciones

generales que se van a producir en España el 15 de junio. No. Lo que pasa es que LARROQUE perdió el

tren del Centro y cree que, después del miércoles, los españoles aguantaremos que se haga política fuera

del Parlamento. Y eso, no.

LOS del Banco de Bilbao hacen la puñeta a los triunfalistas de nuestra economía, léase LÓPEZ RODO,

reflejando cuáles han sido los pasos de la peseta. Así, por ejemplo, una peseta de 1913 equivalía a 1,67

pesetas de 1936, pero a 53,43 pesetas de 1976. Por tanto, los Planes de Desarrollo han sido un petardo. Y

ahora vamos más deprisa. Una peseta en 1967 equivale a dos cincuenta de 1977. Por lo tanto, a nuestros

Ministros económicos hay que hacerles la peseta.

•» JT E dice JOSÉ ANTONIO FLAQUER, jyj[ corresponsal de «El Noticiero Universal» de Barcelona,

que el jueves, aprovechando el fin de la huelga de los cines, se fue a la Gran Vía y se encontró, entre el

frío, la lluvia y ios comunistas, como en una calle soviética en plena revolución del 17. Los «rojos»

vitoreaban a sus camaradas que, con banderas y en comitiva, pasaron por la calle. Un despistado de

Alianza Popular con su coche y megáfonos, pasó detrás y tuvo que oír verdaderas barbaridades. Mientras,

dos periodistas franceses que acompañaban a Flaquer, le comentaron: «En nuestro país hay franceses de

izquierdas y de derechas, pero al que grita en contra de Francia, lo capamos.» Aquí hemos alcanzado tal

«nivel», que ni eso. Aunque si se entera SANTIAGO CARRILLO se cabreará con sus muchachos

precomunistas. Y vayase a saber ío que les hace.

CljyCO días después de las elecciones, los obispos también celebrarán las suyas por todo lo alto. Se trata

de sustituir al brazo derecho de Tarancón y poner un nuevo secretario de la Conferencia Episcopal. Los

nombres que se barajan son Echarren, Montero, Guix, Rouco, Failde y algún que otro obispo más. Pero

da la casualidad de que ninguno de ellos resulta pilar del edificio taranconiano del mismo hormigón que

Yanes.

LAVERN

12 Arriba

 

< Volver