¿Primavera Política?     
 
   29/04/1972.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

¿PRIMAVERA POLÍTICA?

¿Abocamos a una «primavera política»? Pasados entusiasmos, posteriormente enfriados, nos obligan a

plantear el tema como incógnita. Los hechos inmediatos lo afirmarán o negarán. El caso es que miembros

destacados del "establishment" político (con cargo o sin él) se han mostrado en las últimas semanas

particularmente locuaces en defensa de la apertura, el pluralismo y el asociacionismo. En cierto modo

rompieron el fuego don Nicolás Franco y Pascual de Pobil (consejero nacional por La Coruña) y el señor

de la Mata Gorostizaga (director general en el Ministerio de Trabajo y consejero del Reino). Ambos se

expresaron públicamente en favor del pluralismo político y el primero llegó a sugerir la posibilidad de

que las asociaciones políticas (dadas por muertas) volvieran al tapete del Consejo Nacional

Después, al inaugurar el Salón del Automóvil en Barcelona, el ministro de Industria, señor López de

Letona, afirmó que en su opinión «uno de los temas que ilusionan y preocupan al español hoy es el

desarrollo político. Toda sociedad - afirmó- es esencialmente dinámica y está sometida al continuo

perfeccionamiento de sus instituciones políticas. En nuestro caso el país tiene derecho a exigir eficacia a

sus gobernantes en materia de progreso económico y de avances sociales, pero también puede y debe

reclamar de ellos un desarrollo de las instituciones de forma que promueva, dentro del respeto a nuestros

Principios, una mas intensa vida política entre todos los miembros de la comunidad nacional y una

ordenada concurrencia de criterios. La apertura de cauces a la participación de todos en las tareas

políticas, de forma que el país pueda recoger toda la fecunda variedad espiritual de nuestro pueblo, es

algo a lo que no podemos renunciar».

Son palabras suficientemente explícitas y poco usuales en los últimos meses Perdone el lector tan largas

citas, pero merecen la pena. Por su parte, el ministro de Agricultura, en una conferencia dictada en

Guadalajara, terminó su parlamento con este párrafo de incitaciones y propuestas: «Creer en nuestro

porvenir, brindar responsablemente a los españoles las libertades inherentes a toda persona humana,

subordinar en cambio los intereses privados al interés general, aumentar el nivel de vida, salvar los au-

ténticos valores morales de nuestro pueblo sin descender a la anécdota integrar a los intelectuales y

fomentar la cultura, vivir cada vez más en el concierto de las naciones, incorporar a la juventud en la

vanguardia de nuestras ilusiones, tener como bandera la justicia, y todo ello hacerlo con el pueblo y no de

espaldas a é1, constituye un bagaje suficiente para llenar una tarea política que nos asegure una

continuidad dentro del progreso y un futuro importante de cara a la Historia»

En términos paralelos, con una especial mención al asociacionismo político, se expresó el señor Ortí

Bordás, ex vicesecretario general del Movimiento, en una conferencia pronunciada en Zaragoza. El señor

Fraga Iribarne, por su parte, hablará próximamente en la misma tribuna en que lo hizo el ministro de

Agricultura. Los rumores de alto vuelo en torno a la persona del señor Areilza, conde de Motrico, indican

que últimamente su actividad política es importante. Lo que ya no es rumor, sino noticia, es la

conferencia que mañana pronunciará en San Sebastián el ex ministro de Obras Públicas don Federico

Silva Muñoz. Su intervención despierta el mayor interés, así como la serie de artículos políticos que tiene

preparados para su publicación en «ABC» Idéntica expectación suscita el discurso que pronunciará el día

4 en Valladolid el ex ministro de Trabajo don José Antonio Girón, voluntariamente retirado desde hace

quince años de la política activa (al menos a nivel público).

Los falangistas tienen de hecho a punto de funcionar una asociación política de ámbito nacional llamada,

naturalmente, Falange Española El desaparecido diario «SP» -que seria portavoz de esta línea política-

parece que volverá a reaparecer. El grupo de la «Revista de Occidente»-«Alianza Editorial», con uno de

los hijos de Ortega y Gasset como cabeza visible, anuncia para primeros del próximo año la aparición en

Madrid de un nuevo periódico matutino: «El País». Lo dirigiría don Carlos Mendo, un hombre que en su

tiempo fue considerado como «del equipo Fraga». En efecto, se especula con la posibilidad de que

personalidades como don Manuel Fraga y don José María de Areilza tengan intereses económicos o

políticos en el citado proyecto del diario.

Dentro de esta agitación de suposiciones y comentarios, la primera cena política de la temporada ha

pasado sin pena ni gloria. En un hotel madrileño reunió a menos de doscientos comensales para hablar de

los problemas de España ante el Mercado Común. Hubo más monólogos que diálogo : quedó evidenciado

que el experimento de las «cenas políticas» ya no da mas de si. El país necesita, algo más suculento y,

sobre todo, algo más serio.

 

< Volver