Ocho artículos de la ley del Movimiento, aprobados en las Cortes     
 
 Ya.    07/06/1967.  Página: 18-19. Páginas: 2. Párrafos: 43. 

Información Nacional

7 de junio de 1967

YA

OCHO ARTÍCULOS DE LA LEY del Movimiento, aprobados en las Cortes

Los debates se centraron en tor no a una enmienda del señor Balcells sobre coordinación de grupos de opinión

La enmienda fue rechazada tras la intervención de don Licinio de la Fuente, por la ponencia, apoyada por los señores Codón, Herrero Tejedor y Fernández Cuesta. La Comisión de Leyes Fundamentales y Presidencia del Gobierno de las Cortes Españolas aprobó ayer loa siguientes artículos del proyecto de ley Orgánica del Movimiento y su Consejo Nacional:

Artículo 3.º I. El yugo y las flechas, símbolos de la unidad nacional, definitivamente incorporados al escudo de la nación, constituyen el emblema del Movímiento.

II. Las banderas, emblemas y símbolos del Movimiento nacional, testimonio de su ejecutoria y de la tradición de España, quedan bajo el amparo de las leyes.

Artículo 4.º I. De conformidad con lo establecido en el artículo 6.º de la ley Orgánica del Estado, el Jefe del Estado ostenta la Jefatura Nacional del Movimiento y cuida de la más exacta observancia de los principios del mismo y demás leyes fundamentales del Reino, así como de la continuidad del Movimiento nacional.

II. El Jefe del Estado presidirá, cuando lo estime oportuno, tas deliberaciones del Consejo Nacional y recabará informes del mismo, todo ello con arreglo a lo dispuesto en los párrafos f) y h) del artículo 7.º de la ley Orgánica del Estado.

Artículo 5.º El presidente del Gobierno, en nombre del Jefe del Estado, ejerce la Jefatura Nacional del Movimiento, asistido del Consejo Nacional y del secretario general, conforme a lo dispuesto en el apartado V del artículo 14 de la ley Orgánica del Estado.

Artículo 6.º La representación colegiada del Movimiento corresponde al Consejo Nacional.

Artículo 7.º Conforme a lo que dispone el artículo 21 de la ley Orgánica del Estado, son fines del Consejo Nacional, como representación colegiada del Movimiento, los siguientes:

a) Fortalecer la unidad entre los hombres y entre las tierras de España,

b) Defender la integridad de los principios del Movimiento nacional y velar por que la transformación y desarrollo de las estructuras económicas, sociales y culturales se ajusten a las exigencias de la justicia social.

c) Velar por el desarrollo y ejercicio de los derechos y libertades reconocidos por las leyes Fundamentales y estimular la participación auténtica y eficaz de las entidades naturales y de la opinión pública en las tareas políticas.

d) Contribuir a la formación de las juventudes españolas en la fidelidad a los Principios del Movimiento nacional e incorporar las nuevas generaciones a la tarea colectiva.

e) Encauzar, dentro de los Principios del Movimiento, el contraste de pareceres sobre la acción política.

f) Cuidar de la permanencia y perfeccionamiento del propio Movimiento nacional.

Articulo 7.º bis. El Consejo Nacional promoverá la formación de la mujer y fomentará su plena participación en la vida nacional.

Artículo 7.º ter. El Consejo Nacional, para conseguir que el desarrollo y transformación de las estructuras económicas y sociales se acomoden a los objetivos de la justicia social, estimulará la acción de la

Organización • Sindical definida en la declaración XIII del Fuero del Trabajo.

Artículo 8.º En virtud de lo dispuesto en el artículo 23 de la ley Orgánica del Estado para el cumplimiento de los fines señalados en el artículo anterior, el Consejo Nacional tendrá las siguientes atribuciones:

a) Promover la acomodación de las leyes y disposiciones generales a los Principios del Movimiento nacional y demás leyes Fundamentales del Reino, ejerciendo a este efecto el recurso de contrafuero previsto en el título X de la ley Orgánica del Estado.

b) Sugerir al Gobierno la adopción de cuantas medidas estime convenientes a la mayor efectividad de los Principios del Movimiento y demás leyes Fundamentales del Reino, y, en todo

caso, conocer e informar antes de su remisión a las Cortes cualquier proyecto o modificación de la ley Fundamental.

c) Elevar al Gobierno informas o memorias que considere oportunos y evacuar las consultas que aquél le someta, pudiendo a tales efectos requerir los antecedentes que considere convenientes.

La Comisión de Leyes Fundamentales y Presidencia del Gobierno que estudia el proyecto de ley Orgánica del Movimiento y su Consejo Nacional reanudó sus sesiones a las once menos cinco de la mañana.

Intervino en primer lugar el señor. Balcells que propone añadir un nuevo apartado al artículo segundo, con la siguiente redacción: Para promover y amparar el legítimo contraste de pareceres y la diversidad de pensamiento en la política, sin merma de la unidad fundamental, el Movimiento se constituye en organismo coordinador de los circunstanciales grupos de opinión que, en su seno, puedan formarse para la formulación pública de programas y análisis críticos de las soluciones de gobierno. Dice que la mejor prueba de la mayoría de edad del Movimiento es abrirse generosamente, admitiendo en su seno grupas políticos. Se me dirá que aparece así el fantasma del terror por los partidos políticos. Alguien afirmará que estoy patrocinando los partidos políticos. Pero puedo decir que he vivido muy de cerca los partidos políticos y estoy vacunado contra ellos. Los partidos, en la "guerra fría", nos llevaron a la guerra civil. Pero pido meditación a todos ante la ausencia de partidos. De nada serviría apartar a todos los españoles de admitir la concurrencia de criterios si no se reconocen los cauces autorizados por donde puedan afluir laa corrientes de opinión al Consejo ivacional deJ Movimíento. Este está llamado a promover la vida política en aquel contraste de pareceres.

El ciudadano, aisladamente, no puede hacer prosperar sus puntos de vista si no se agrupa con otros con los que coincida en tales apreciaciones. Por otra parte, la mayoría de los conceptos expuestos en la redacción de la enmienda que propongo corresponden a las palabras textuales del discurso del Jefe del Estado en la presentacón de la ley Orgánica. Nada tiene que ver lo que propongo con los partidos políticos, puesto que queda claro que ´as agrupaciones reconocidas lo serán por el propio Movimiento y se moverán dentro de su ámbito, respetando expresamente un "denominador común, un campo único y unas reglas de juego".

LA FALTA DE PARTIDOS

Se pregunta después el señor Balcells que cuál es la consecuencia en España de la falta de partidos. Esta falta ha traído, en primer término la indiferencia política, que ha conducido a la sociedad a una despreocupación por la cosa pública. La indiferencia política es un mal. Un segundo efecto es la exasperación, y un tercero, la politización desbordada. ¿No estamos viendo que se politizan algunas asociaciones de la Iglesia? Se politizan en el mal sentido de la palabra. ¿ Queréis un antídoto de los partidos? El antídoto no es un partido único; es tomar lo bueno de la diversidad, aunarse en la unidad para salvar el futuro político del país. ¿No hay más solución que el antipartido? El pluralismo es un hecho insoslayable. Está aquí, y creo que es un hecho positivo, aunque reconozco que hay otros pluralismos no orgánicos, que es lo que no recomiendo. Pero el pluralismo orgánico es válido y existe de hecho. En cierta relación, es lo que se está produciendo en la prensa, ¿O es ojie los periódicos, con la libertad de prensa, no están demostrando una ideología política dentro de la ideología del Movimiento?

Se pregunta después el señor Balcells si frente a la estadística de quienes votaron en el Referéndum no podría darse una- estadística de los afiliados a Falange Española Tradicionalista y de las J. O. N. S. Añade después que la Iglesia católica, que es una, admite en su seno escuelas de espiritualidad diversa y organizaciones, y por ello no tiembla para nada su unidad. Esta misma comisión—dice después—aprobó una ley de libertad religiosa y autoriza el proselitismo, doctrina, publicaciones, cultos de otras religiones.

En España estimamos la unidad católica y, sin embargo, hemos dado autorización a otras religiones. Se ha dado también una libertad de prensa. ¿Es que no vamos a autorizar asociaciones políticas?

Se dirige a los juristas y políticos de la comisión y pregunta si no se podría dar un estatuto de las asociaciones políticas. El emblema del yugo y las flechas se abre a nuevos horizontes como símbolo. Las asociaciones políticas serían organizaciones de hombres que piensan en el bien común de la patria. La uniformidad es el sepulcro y mortaja de la unidad. La vida y la naturaleza son varios. E. derecho de asociación es un derecho natural que sólo en determinadas situaciones puede coartarse. No vamos a ninguna, parte por ese camino. El gran éxito del Movimiento sería aceptar las asociaciones y atraer a la juventud hacia el Movimiento. Para asegurar la permanencia de los valores del Movimiento, de la unidad, la paz entre los españoles y la justicia en todos los términos respecto a personas y asociaciones creo que deben reconocerse las asociaciones políticas.

CONTESTACIÓN EN NOMBRE DE LA PONENCIA

Le contesta en nombre de la ponencia don Licinio de la Fuente. El texto del proyecrjí de ley —dice—no quiere un partido único ni el pluralismo de partidos. El proyecto de ley y la ponencia tampoco quieren que esta ley se parezca a un pluripartidismo.´ Estamos todos de acuerdo en que el Movimiento es un ideario político que necesita y requiere a personas que aporten su colaboración a ese ideario para complementar los fines del Movimiento y que el Movimiento necesita o r g a n i zación. El hombre es fundamentalmente político y tenemos que reconocer su participación en los ideales políticos de la sociedad. Los hombres que van a hacer esos ideales con. principio de libertad es lo que tenemos que considerar en este proyecto.

Tenemos que conjugar la unidad y el pluralismo. Entendemos la unidad como una síntesis de la pluralidad. Afirma después que no cree haya discrepancia entre lo que solicita el (señor Balcells y lo que se dice en leí proyecto de ley. La ponencia no está de acuerdo en admitir el Movimiento como un coordinador de ¡asociaciones políticas. Habla de asociacipnes y entidades reguladas por la libertad de opinión de cada uno; regult el orden político en la concurrencia de criterios y en el orden representativo.

El señor Balcells quiere que el Movimiento se ´conciba como una federación de asociaciones políticas, cada una con ciertas diferencias. El proyecto de ley ofrece una fórmula plausible para ir perfeccionando las orgranizaciones de acuerdo con la evolución del pueblo español. El ordenamiento jurídico de las asociaciones desborda el ámbito de esta ley.

La ponencia—s i g u e diciendo— ante las enmiendas presentadas al artículo segundo ha ido más-allá de lo que decía el proyecto y deja

(Continúa en pág. siguiente)

COMISIÓN DE LAS CORTES

(Viene de la pág. anterior)

al Consejo Nacional dar los pasos necesarios ya que el fin de la política es el bien común y de acuerdo con la evolución del pueblo se irían organizando estas entidades y organismos.

APOYO A LA PONENCIA

Los procuradores señores Codón y , Herrero Tejedor apoyan a la ponencia. Este último dice que el Movimiento no es un antipartido. Es diferente. Es positivo puesto qué sustituye lo que es organizador por lo que es orgánico. El señor Navarro Rubio dice que no ve gran contraindicación entre la ponencia y lo que solicita el señor Balcells No se confundan las asociaciones políticas con los partidos qt* están prohibidos. El pluralismo autorizado en Jas asociaciones es reconocido en el proyecto de ley para que el Consejo Nacional sea el que lo regule en su momento.

E1 señor Fernández Cuesta se muestra conforme con la ponencia, y dice que hay que plantear las cosas con absoluta claridad y hay que admitir el sistema político que rige actualmente en España desde hace treinta años o decir claramente si es que se quiere sustituirle. El señor Balcells habla de asociaciones políticas. "Yo no acabo de ver cómo, si se organizan estas asociaciones políticas, no degenerarían a la larga en partidos políticos. El sistema político que sigue España ha dado resultados magníficos. Se mantiene en el Movimiento nacional el contraste de pareceres. Estd se está demostrando aquí, donde cada uno expone libremente sus ideas políticas. En la misma prensa, cada periódico sigile una línea política dentro de la unidad del Movimiento. En cuanto a la libertad religiosa, el Gobierno español no ha hecho más que adoptar las líneas conciliares. Sobre las estadísticas que pide el señor Balcells acerca de los afiliados a Falange, no •veo inconveniente en facilitarlas, pero deben darse también las listas de los afiliados a otras asociaciones. El Movimiento no es ana confederación de asociaciones." Termina diciendo que para que haya paz, prosperidad y desarrollo en España, como lo ha habido en estos treinta años, no queremos que haya asociaciones políticas.

Interviene de nuevo el señor Balcells, y dice que él está hablando desde dentro del Movimiento, al que pertenece desde hace años. Pero le preocupa hacer habitable el Movimiento para muchos españoles, que tienen fe absoluta en Franco, pero que -no la tienen en el Movimiento» Alude a la Unión Patriótica, una gran empresa, y no quiere que el Movimiento acabe resultando semejante. La fortaleza del régimen debe ponerse de relieve no teniendo miedo a la apertura de asociaciones políticas.

El señor Reyes Morales dice después que el Movimiento es per feotemente habitable. Pilar Primo de Rivera se reitere a la alusión del señor Balcells a la Unión Patriótica y dice que, fundada por au padre, te faltó un Ideario político, pero éste no ea el caso del Movimiento.

El presidente de la Comisión, señor Bau, glosa las palabras de la señorita Pilar Primo de Rivera y dice que don Miguel Primo de Rivera fue un hombre de gran corazón al que los politicastros le traicionaron y vendieron.

LA ENMIENDA, RECHAZABA

El ponente don Licinio de la Fuente se refiere a la última intervención del señor Balcells y dice que la ponencia comparte la idea de hacer un Movimiento cada día mas habitable y que cree que el proyecto de ley ha recogido el ochenta por ciento de lo que propone el señor Balcells. Por ello la ponencia mantiene su postura y pide se ponga a votación La enmienda que es rechazada. El señor Mendoza Guinea defiende después una enmienda en la que se diga gue la Organización Sindical quede vinculada al Movimiento nacional. Le apoya el señor Arredondo. La ponencia, por boca del señor De la Fuente (don Licinio), accede a ello y se redacta el nuevo artículo 7.° ter.

Se entra en la discusión del articulo tercero, que reconoce el yugo y las flechas, símbolo de la unidad nacional, definitivamente incorporados al escudo de la nación como e m b l emas del Movimiento.

Al artículo se defienden enmiendas para que se reconozcan las aspas de Borgoña, de la Comunidad Tradicionalista; las banderas roja y negra de la Falange, la blanca con las aspas de la cruz de San Andrés de los tradicionalistas, así como los himnos "Cara al sol" y el "Oriamendi". Las intervenciones, que comenzaron a mediodía, continuaron en la sesión de tarde. La ponencia recogió estas enmiendas, añadiendo un nuevo párrafo al artículo tercero.

En el estudio y discusión del tema intervinieron los señores Codón Fernández, Salgado Torres (don Rafael), señorita Sedeño (Purificación), señores Bárcena Reus Nieto Garcia (don Pastor), Oriol Urquíjo (don Lucas), Hernández Navarro, Fagoaga, Valero Bermejo, Fernández Cuesta (don Raimundo), Reyes Morales, Primo de Rivera (don Miguel), señorita Pilar Primo de Rivera, señorea Asís Garrote y Arellano.

La sesión de la mañana terminó a las dos y media, y la de la tarde se reanudó a las seis menos cinco, con las intervenciones sobre el tema de los símbolos de! Movimiento. El señor Mortes Alfonso, por la ponencia, dijo que ésta iba a redactar un texto para añadir al artículo, texto que fue aprobado por unanimidad.

Se entró a continuación en el estudio de loe artículos 4.°, 5.° 6.º y 7.°, transcripción de articulos de la ley Orgánica del Estado. Fueran aprobados sin modificación. El señor Navarro Rubio planteó la cuestión de que convenía que el párrafo segundo dé! articulo 4.º pasase a otro lugar de la ley. El señor De la Fuente (don Licinio), por la ponencia, y aprobado el articulo, dijo que sería estudiada la observación, así como ciertos matices del texto, y que se daría cuenta del acuerdo de la ponencia a la Comisión. La -ponencia no acepta un añadido al artículo 5.º, propuesto por el señor Nieto Antúnez (don Luis).

Recogiendo sugerencias de los señores Navarro Rubio, Reyes y señoritas Primo de Rivera, (Pilar) y Sedeño, se matiza el texto del artículo 7.º bis. El artículo 8.º es aprobado por discusión.

Origina debate, que continuará hoy. el artículo 8." bie, propuesto por la ponencia. El punto de discusión es el reconocer que la opinión pública tenga el debido acceso a la representación colegiada del Movimiento. Intervienen varios procuradores. El señor Valero Bermejo (el contraste de opiniones debe surgir en las distintas estructuras del Movimiento, incluso en los niveles básicos). Señor Romero Gómez (reconocer el contraste de pareceres si ee que de verdad vamos a la apertura que los tiempos imponen); señor Mendoza Guinea (garantizar en todos ios planos del Movimiento la concurrencia de criterios y el contraste de pareceres).

En igual sentido se expresan los señores Nieto García (don Pastor), García López (don Ignacio), tamo de Espinosa (que la opinión pública encuentre en el Consejo Nacional su auténtica representación), Navarro Rubio (el Movimiento debe moverse en una pluralidad de opiniones para el acceso político).

El señor Arellano dice que no se puede hacer un sistema político nuevo sin establecer la obligación de que el Consejo Nacional busque la concurrencia de pareceres a través de entidades con el fin de lograr la representación e ir integrando la sociedad en el Movimiento. El señor Sánchez Agesta arargumento que el Movimiento es pluralidad de pareceres, condición de ]a riqueza misma del Movimiento, y hay que acoger esos pareceres porque amplían la base del Movimiento.

La ponencia pide se suspenda la sesión para estudiar los criterios expuestos y contestar a ellos. El señor Bau accede, y a las nueve de la noche se suspende la sesión para continuarla hoy a las diez y media de la mañana.

 

< Volver