Donde se sigue hablando de los sectores de opinión     
 
 Ya.    10/06/1967.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

DONDE SE SIGUE HABLANDO DE LOS SECTORES DE OPINIÓN

"... En España—escribe Emilio Romero en "Pueblo"—no tenemos partidos políticos. El partido político es una organización con añilados, con domicilio social, con directivas, con documentación legal de existencia y con representantes a todos los niveles, salidos y promovidos en sa seno. Pero en España, sin embargo, hay sectores de opinión. Los falangistas, los católicos, los monárquicos de Estoril y los monárquicos de Montejurra, principalmente; más barruntos de sectores nuevos. En cada uno de estos sectores hay luego diferentes familias políticas en función de sus ideas o de su colocación en el Régimen.

Así, hay falangistas rígidos o falangistas elásticos, católicos oriundos de la estrategia política del cardenal Herrera y modernos católicos del Opus Dei, tradicionalistas que han viajado de Montejurra a Estoril y tradicionalistas que no se han movido de Montejurra, monárquicos transitando magistralmente por la pasarela Estoril-Régimen y monárquicos de Estoril con exclusividad, i No es esto así? Estamos, por ello, ante un pluralismo político de sectores. Entonces, en función de que la ley Orgánica del Estado, aprobada tan abrumadoramente, establece el contraste de pareceres o la concurrencia de criterios como instrumento necesario a nuestro Régimen representativo, nos encontramos ante un pluralismo político "sectorizado y no "partidizado". Y apostilla el articulista: "No hay una sola posibilidad de establecer en España el sistema de partidos políticos. Hay, sin embargo, pluralidad de opiniones; y en las áreas económico-sociales, pluralidad de intereses. Pero en cualquier caso tenemos que vivir con varias opiniones, sin partidos políticos."

 

< Volver