La Ley del Movimiento, en las Cortes. 
 Siete artículos aprobados en ochenta minutos (en la sesión de ayer tarde)     
 
 Pueblo.    13/06/1967.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 45. 

LA LEY DEL MOVIMIENTO, EN LAS CORTES

SIETE ARTÍCULOS APROBADOS EN OCHENTA MINUTOS r«ÍEIE)

Se rechazó una propuesta de Pilar Primo de Rivera para que, en caso de empate, se eligiera al más joven

Y otra de don Lucas Oriol para suprimir de las campañas las palabia¿> «¡.jucha», «victoria» y «derrota»

A las seis menos cinco de la tarde comenzó ayer la sesión de la comisión de Leyes Fundamentales para continuar el estudio de la Ley Orgánica del Movimiento y su Consejo Nacional.

En una hora y veinte minutos han sido aprobados siete artículos.

Antes de contestar la ponencia a los procuradores enmendantes del articulo 14, que quedó pendiente el pasado viernes, el señor Sanz Orrio pide que se dé una nueva redacción al apartado c). pues, de seguir así, «los consejos van a proponer los candidatos y a elegirlos». El señor Pedrosa propone una nueva redacción, que la ponencia, por boca de don Licinio de la Fuente admite, al igual que la sugerencia del señor Sanz Orrio, por lo que el articulo se aprueba por unanimidad, con el siguiente texto:

• ARTICULO 14: REQUISITOS «Art. 14. I. Para ser proclamado cancl i d a t o, a los efectos del apartado á) del artículo 9.º, será necesario, además de lo previsto en los artículos anteriores, reunir alguno de los siguientes requisitos:

a) Ser o haber sido concejero nacional.

b) Ser propuesto por cinco consejeros nacionales. Cada consejero nacional podrá proponer hasta cinco candidatos y, de éstos, uno solo por la provincia.

c) Ser propuesto por 10 consejeros provinciales de la provincia: cada consejero provincial no podrá proponer más de un candidato.

d) Ser propuesto por diez consejeros locales o por la décima parte de los consejos locales de la misma, si el número de aquellos consejeros fuere, inferior a veinte. Cada consejo local no podrá proponer más de un candidato.

u. Nadie podrá presentarse o ser presentado como candidato por más de una provincia.

• JESÚS FUEYO ACCEDE

Antes fie pasar a la discusión del artículo 15, el señor Díaz Llanos recuerda a la ponencia que una enmienda suya fue retrasada hasta este memento por el señor Mortes. Pide que se incluya un artículo nuevo, que diga quién hará la convocatoria de elecciones. corno y con qué plazos. El señor Fueyo lo considera una cuestión reglamentaria: pero insiste el señor Díaz Llanos y el señor Fueyo termina por acceder. En consecuencia, se aprueba la inclusión de un artículo, cuya redacción hará más tarde la ponencia, en el que se diga que la convocatoria se hará por decreto, que mediará un plazo hasta las elecciones similar a io establecido en la ley de Representación Familiar y que se hará una transitoria para estas primeras elecciones.

• EL 15 SUN ENMIENDA

No se mantiene nmguna enmienda contra el articulo 15, por lo que se aprueba por unanimidad, con la siguiente redacción:

Art. 15. JLas solí cituilcs a que se reíiere el articulo 13 se presentarán en el Consejo Provincial respectivo,

acompañadas de los documentos que acrediten el cumplimiento de lo dispuesto en los artículos anteriores.

El Consejo Provincial, previas las comprobaciones necesarias, los elevará con su informe a la Comisión Permanente del Consejo Nacional, a quién corresponde la proclamación de candidatos. Los acuerdos de la Comisión Permanente podrán ser recurridos ante el pleno del Consejo Nacional, que resolverá sin ulterior recurso.

• PILAR, POR LA JUVENTUD

Tampoco hay enmiendas al articulo 16. Únicamente Pilar Primo de Rivera pide que, en caso de empate, se dé la preferencia al candidato más joven, en vez de al «Je más edad. No se admite la píopuesta, y el artículo, aprobado por unanimidad, queda así:

Art. i tí. Serán elegidos consejeros nacionales por la provincia de que se trate los candidatos que obten gan mayor número de votos de los escrutados y computados como válidos. Si hubiese empate, se resolverá a favor del candidato de mayor edad.

Los Consejos Provinciales elevarán la correspondiente propuesta al presidente del Consejo Nacional, al que corresponde la proclamación de los consejeros elegidos.

• EL 17, SIN MODIFICACIÓN

En el artículo 17 hay dos intervenciones. El señor Udina pide que los procuradores no necesiten presentación: el señor Díaz Llanos, que se fije en la ley el día y hora en que habrán de constituirse las mesas de los procuradores er. Cortes para elegir a sus representantes en el Consejo Nacional. La ponencia no admite ninguna de las enmiendas y, sometido a votación y aprobado por unanimidad, el artículo queda así:

Art. 17. La propuesta de candidatos a consejeros, en representación rte las estructuras básicas de la comunidad nacional a que se refiere el apartado c) del artículo 9, se ajustará a Jas siguientes normas:

Primera. Los procuradores en Cortes, candidatos por las representaciones familiar, local y sindical, serán propuestos por diez procuradores, como mínimo, de su mi«mo crupo r>"nre«ent«tivo.

Segunda. Cada grupo constituirá ´ una mesa de* edad que realizará la proclamación de´ los candidatos propuestos y llevará a cabo las operaciones electorales. Tercera. La elección se realizará por mayoría de votos de los procuradores de cada grupo representativo, en votación igual y secreta, en la fecha y con las demás circunstancias que señale la presidencia del Consejo Nacional de acuerdo con las de las Cortes.

• APROBADO EL 18

No hay ninguna enmienda a! artículo 18, que queda asi:

Art. 18. Las incidencias a que pudiera dar lugar la elección de los consejeros nacionales serán resueltas por la Comisión Permanente del Consejo Nacional, y aquellas que pudieran implicar nulidad de una elección sprán resueltas por el pleno.

• LUCAS ORIOL: PACIFISMO ELECTORAL

En el artículo 19 interviene por primera ve/ en la tarde el señor Oriol (don Lucas), que había pasado en las cuatro ocasiones en que le concedió la palabra el presidente. Propone la supresión de este artículo y sustituirlo por otro tfue´íJiga que los can. didatos no podrán hacer publicidad personal por separado, sino conjuntamente, deberán tener una oficina única y, durante la campaña electoral no podrán ser ewipleados los términos «Jucha», «victoria» y «derrota»; ya que ´—dice— «recuerdan los tiempos de agitación partidista».

• El. W. CUATRO ASOS DE MANDATO

Don Licinio de la Fuente, objeta, por la ponencia, que esto son aspectos reglamentarios que no tienen cabida en la ley, y el articulo se aprueba por unanimidad, con la siguiente redacción:

Art. 19. I. El mandato de los consejeros nacionales será de cuatro años y se extenderá, en todo caso, a la correspondiente legislatura dé las Cortes, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado b) del articulo 9 de la presente ley, y de lo establecido en el apartado in del artículo 20 de la misma.

II. Las vacantes que se produzcan en el Consejo Nacional por fallecimiento o por cualquiera de las causas que se establecen en el articulo siguiente, serán cubiertas, en el plazo que reglamentariamente se fije, por los mismos procedimientos de elección o de designación determinados por esta ley para cada uno de los grupos de consejeros nacionales. Los así elegidos terminarán su mandato en la misma fecha en que hubiere correspondido hacerlo a los consejeros nacionales a los que hayan sustituido. A las siete y cuarto de la tarde, el presidente, señor Bau, concede un descanso de quince minutos.

• NUEVA REDACCIÓN

Se reanuda la sesión con la lectura por la ponencia de varios artículos que habían quedado pendientes de redacción definitiva. Subrayamos las diferencias con el texto anterior:

Art. 14. 1. Para ser proclamado candidato, a los efectos del apartado a) del artículo 9 de esta ley, será necesario, además de lo previsto en los artículos anteriores, reunir alguno de los siguientes requisitos:

a) Ser o haber sido consejero nacional.

b) Ser propuesto por cinco consejeros nacionales. Cada consejero nacional podrá proponer hasta cinco candidatos y, de éstos, sólo uno por cada provincia.

c) Ser propuesto por diez consejeros provinciales de la provincia respectiva, cada uno de los cuales sólo pulirá proponer un candidato.

*>H--- ftff propuesto, al menos, por diez consejeros locales de la provincia o por la décima parte de los existentes en la misma. Cada consejo local tío podrá proponer más de un candidato.

IL Nadie podrá presentarse o ser presentado candidato por más de una provincia:

Art. 14 bis. La convocatoria para la elección de consejeros nacionales por las provincias se hará dentro de los dos meses anteriores al término de la legislatura de las Cortes. Mediará como mínimo un mes entre la publicación´ de la convocatoria y la celebración de las elecciones.

Disposición transitoria. «Los plazos previstos en el articulo 14 bis podrán ser modificados por el Gobierno en las primeras elecciones que se celebren de acuerdo con la presente ley.»

• SASTRE Y DÍAZ LLANOS: LA FACULTAD DE DESTITUIR

En el artículo 20 se registran diversas intervenciones de los señores Puig, Sastre, Díaz Llanos y Fernández Miranda. Los señores Sastre y Díaz Llanos solicitan que se iriiStiya una frase en la que se conceda ai Jefe del Estado -te facultad de destituir, si lo estima necesario, a algún consejero nacional de los 40 que él libremente designa. Y esto, «antes de que se cumplan las previsiones sucesorias*.

• APROBADO UNÁNIME

La ponencia, por boca de -.Son Licinio de la Fuente, .tras estimar que no debe alterarse el texto transcrito de la Ley Orgánica del´ Estado, mantiene la redacción del proyecto, que es aprobado unánimemente. Dice asi el artículo 20:

Art. 20. 1. A tenor de lo establecido en los artículos 22 y 27 de la Ley Orgánica del Estado, el presidente del Consejo Nacional cesará >>n su cargo al cesar en el de presidente del Gobierno.

II. El secretario general cesará en su cargo:

a) Al cambiar el presidente del Gobierno.

h) Por iniciativa del presidente del Gobierno, aceptada por el Jefe del Estado.

c) A petición propia, cuando haya sido aceptada su dimisión por el Jefe del Estado, a propuesta del presidente del Gobierno.

III. Los consejeros nacionales cesarán en su cargo:

a) Al término de su mandato, los del grupo a) y c); al cumplir los setenta y cinco años, los del grupo b), y por decisión del presidente del Consejo, los del d).

b) A petición propia, cuando haya sido aceptada su dimisión por el Jefe del Estado, a propuesta del presidente dej Consejo.

c) Por incapacidad, apreciada por el Consejo.

d) Por las demás causas que den lugar a su cese como procurador en Cortes.

• LA INMUNIDAD DE LOS CONSEJEROS

Intervienen, refiriéndose al articulo 21, los señores Oriol, Nieto Antúnez (don Luis), Díaz Llanos, Udina, Pinilla, Herrero Tejedor, Lamo d« Espinosa y Fernández Miranda.

El artículo, 21 se refiere a la inmunidad de los consejeros nacionales. El señor Díaz Llanos se refiere al problema del cese como procurador en Cortes y del cese como consejero nacional, y también a que debe ser el presidente del Consejo Nacional el que dé su consentimiento para la detención de un consejero nacional. Para el señor Herrero Tejedor hay puntos dudosos en este artículo, que se podrían subsanar con la incorporación de la idea de que los derechos de los consejeros a la inmunidad son del mismo tenor que los de los procuradores.

El señor Fernández Miranda estima que el artículo recoge los derechos de los consejeros a la inmunidad, ya que todo consejero es a la vez procurador en Cortes.

El señor Fueyo, por la ponencia manifiesta que no hay que desarrollar demasiado minuciosamente la inmunidad en esta ley, sino proclamarla en sentido general y con amplitud.

Hoy prosigue la discusión de este artículo 21, que, por el momento, está redactado así:

Artículo 21: "Los consejeros nacionales no serán responsables ante jurisdicción alguna, ni aún después de terminado su mandato, por ninguno de sus actos o manifestaciones llevados a cabo en el ejercicio de sus funciones.

Los consejeros nacionales ejercerán su función representativa con plena libertad de expresión de sus opiniones o pareceres, sin mandato imperativo» alguno, .dentro del respeto a los principios del

Movimiento y demás leyes fundamentales del reino.»

El presidente, don Joaquín Bau, levantó la sesión a las nueve y veinte de la noche. (Cifra.)

ALGUNAS INTERVENCIONES DIAZ LLANOS

«Si el Movimiento es la comunidad de todos los españoles, ¿por qué no se permite a los que son propagadores ser por ello candidatos a consejero nacionalfnEsta representación debe homologarse.

Porque el procurador representa quizá más al Movimiento Nacional, en el sentido que lo establece la ley Orgánica del Estado, que lo hacía anteriormente. Además, todos tienen una ejecutoria, todos pueden representar dignamente al pueblo en la elección.»

LICÍNIO DE LA FUENTE

«Es normal en todas las legislaturas que, de algnn modo, se trate de organizar la elección. También es necesario garantizar al cuerpo electoral respecto de presentaciones máximas y en algún caso irresponsables. Las enmiendas presentadas a este artículo (estamos en el XIV) son en gran profusión y muestran una dispersión de soluciones extraordinarias, tan grande como la del artículo 11. Sin embargo, vale aclarar que no hubo tantas intervenciones de oposición al sufragio orgánico.

La gama de soluciones ha. sido infinita. No faltaron las soluciones de los idealistas e idealizadores del Movimiento Nacional, que trataban de trasladarlo a unas moradas celestiales con músicas acordes. No han faltado, como »1 principio hubo quienes pretendían, que no se le aludiese en el título de la Ley, los que trataban de quitar toda alusión corporeizadora del Movimiento.»

PEDROSA LATAS

«Me he visto sorprendido con esa modificación que sustituye los consejos por los consejeros locales. Creo que con ella se rompe al cauce orgánico, ya que esa facultad que se atribuye a los consejeros no se atribuye a los Consejos. Sea consecuente la ponencia consigo misma.»

DÍAZ LLANOS

"La ponencia está totalmente equivocada en una cuestión de fondo y forma. ¿Cómo vamos a quitar el órgano de la elección? ¿Cómo vamos a evitar la regulación de un plazo? Dejando los términos fn que se ha expresado el señor De la Fuente, valdría con un plazo de tres íías. Eso es un disparate. No me parece adecuado. Esta Ley quedará coja si no se establece el organismo adecuado; Es preciso establecer una norma elemental.

Lo que sí queremos es tener una garantía en cuanto al plazo de la convocatoria y a esta misma. Que sea un decreto, que sea un plazo establecido en la Ley. Lo que sí creo, y pido encarecidamente a la ponencia medite, es la conveniencia de establecer un plazo para la convocatoria ".

LUCAS ORIOL

"El artículo 19 es la despedida a la parte de esta Ley que yo hubiera querido qup fuesr la única: la constitución del Consejo Nacional".

13 de junio de 1967

PUEBLO

 

< Volver