Autor: Ramos, Ignacio. 
 Se reanudaron los debates sobre el proyecto de Estatuto Orgánico. 
 Los Consejeros provinciales del movimiento, tema del día     
 
 Nuevo Diario.    19/11/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 28. 

Se reanudaron los debates sobre el proyecto de Estatuto Orgánico

LOS CONSEJOS PROVINCIALES DEL MOVIMIENTO, TEMA DEL DÍA

MADRID. (Por Ignacio Ramos.) — La constitución le los Consejos Provinciales leí Movimiento, recogida en >1 artículo 18 del Proyecto te Estatuto Orgánico del Molimiento, ocupó ayer casi ;oda la jornada de la Sección Segunda del Consejo Nacional.

La propuesta de que el presidente de los Consejos Provinciales BB afiftetí 2a» bertíraor _ civil, formulada ¡jür el senor Pedrosa Latras, que no se aprobo, y la propuesta de incluir en ellos la representación de la Sección Femenina, J u v e n t udes y otras delegaciones, defendidas por numerosos consejeros y que alcanzó el voto, casi unánime, fueron las más debatidas.

Los consejeros se extendieron en consideraciones sobre la representatividad, y mientras unos manifestaban su creencia de que los Consejos Provinciales sería "muy difícil llegar a ana representatividad que no fuera electiva" (Martín Villa), otros exponían sus temores a que por un "excesivo respeto a la representatividad un día nos quedemos sin España" (Pilar Primo de Rivera).

La sesión comenzó a las once de la mañana, y diez minutos después ya se había aprobado el articulo 17, sobre la participación en el Movimiento a través de las hermandades, con una breve objeción del señor Pardo Canalis.

Tras unas breves sugerencias de los señores García Ibáñez y Montero Valle tomó la palabra el señor García López. Resumimos algunas de las ideas de los consejeros:

GARCÍA LÓPEZ. — "La presencia de diputados provinciales y de concejales de Ayuntamiento en los Consejos Provinciales puede conducir al confusionismo de que alguien piense que hay personas que lo controlan todo."

CERVIA CABRERA.—"La designación de quince consejeros provinciales por los consejos locales debería hacerse equilibradamente por comarcas, para que no quedaran zonas de provincia sin representación."

REGIONES

RODRÍGUEZ ESTOPAN. "Agradezco que se hayan. incluido tos consejeros diputados provinciales, si bien me parece excesivo el número de consejeros que se arbitran para cada provincia. ¿Por qué no se estudia la representación por regiones?"

MONICA PLAZA. — "Este artículo debería incluir un nuevo apartado "para recoger la representación de la Sección Femenina y de Juventudes en los Consejos Provinciales. La Sección Femenina, que es una entidad asociativa del Movimiento que tanto ha contribuido a la vida nacional, en palabras del Caudillo, tiene razones de sobra para estar representada en los Consejos."

NARANJO.—"Apoyo esta sugerencia, que creo debe hacerse extensiva a los delegados provinciales, no sólo a los presidentes del Consejo Sindical Provincial y de ´os Consejos Provinciales de Empresarios y Trabajadores."

MARTIN VILLA. — "Creo que los Consejos deben tener carácter eminentemente representativo; las asociaciones políticas deberían aumentarse hasta doce consejeros, en las que ya hubiera representaciones de la juventud y la mujer. En cambio, reduciría los consejeros por Hermandades y libre designación. Por último diré que me gusta mág la terminología presídente"-y "vicepresidente" del Consejo Nacional que "jefe" y "subjefe"."

MILITANCIA

MARTÍNEZ EMPERADOR. — "La exisitencia de mas de un millón de afiliados a la Falange ¿la ha tenido en cuenta la ponencia? ;Por qué no? ¿En qué asociaciones se van a tener que constituir para saberse reoresentaóos? Si desaparece la militancia en el Movimiento se van a producir bajas masivas al no encontrarse incluidos en él. Yo creo que es necesario mantener en un apartado de este artículo las organizaciones de´ Movimiento."

GIBERNAU BELTRAN "La idea de integración polítida en los Consejos Provinciales tiene un interés extraordinario. Encue n t r o justificada la presencia de diputados provinciales y de Ayuntamientos. Y las representacioines típicas del Movimiento han de estar incluidas por derecho pro. pió. Estamos actuando en un régimen de democracia; pero de democracia orgánica, que yo acepto, aunque el liberalismo, no tanto. Personalmente, como viejo carlista y amigo de la tradición, sigo pensando que el liberalismo es utipecadn. Creo que los consejeras nacionales también deben estar incluidos «n Jos Consejos Provinciales,"

VALERO BERMEJO.— "Para evitar los riesgos de un politicismo exagerado en ´os Consejos Provinciales deberíamos especificar cuál es la misión de estos Consejos. Creo que estamos cometiendo el gran error de olvidar a esos hombres del Movimiento que debieran estar representados en los Consejos. Ko sé hasta qué punto deben estar representados los procurado, res; creo que se está dando d e m asiada importancia a los representantes familiares, cuando la misma representación tienen los demás. Creo que, por derecho, sólo debe haber un representantes por cada una de las estructuras básicas. La Sección Femenina y Juventudes creo que han de estar representados, para que vean los peligros del asociacionismo político."

LICINIO DE LA FUENTE.—"Creo acertado que la vicepresM encía del Consejo corresponda al subjefe provincial, y que se dé entrada a los consejeros nacionales de designación con residencia permanente en la provincia. Deben estar en apartados distintos los procuradores y los presidentes, que se mezclan en el apartado el. Me adhiero a la representación de lo? delegados provinciales de servicios y organizaciones. Y creo que las directrices de los Consejos Provinciales debpn estar bajo la autoridad cte1 jefe provincial."

PALOMARES. — "Aroyo las sugerencias de que el subjefe provincia] sea el vicepresidente del Consejo Provincial. No encuentro razonable la presencia de dioutadog provinciales en el Consejo. En cuanto a la Sección Femenina y Juventudes, crea que son organismos que han entrado en servicio a España como para tener representación."

EFICACIA FEMENINA

GARCÍA REBULL. — "No concibo no ver a ninguna mujer sentada en esa ponencia. Creo que la mujer, su formación y promoción tiene una importancia tal que es muy natural oue esté representada en los Con

sejos. Están nreoaradas y han demostrado que son eficaces."

CHOZAS. — "La cifra de quince consejeros elegidos por los Consejos Locales puede ser insuficiente en algunas provincias. No veo justificado que el ministro secretario general del Movimiento elija ocho consejeros, según establece el apartado hl, en cady Consejo Provincial; es más lógico que los elija el presidente de cada Conseio, a propuesta del Consejo.

PILAR PRIMO DE RIVERA. — "Doy las gracias a los consejeros que han apoyado la presencia de la mujer en los Consejos Provinciales, presencia aue tiene rabones de sentido coman. Estoy de acuerdo en que hay que evolucionar, ¿úneme muestro mis temores de que no sea que por un excesivo respeto a la reprepentatividad un día nos quedemos sin España. No comprendo cómo tratándose aquí de «n Estatuto del Movimiento no se dice ni una sola palabra de la Sección Femenina, que tiene el refrendo democrático de la nación, y que cuentan con miles de cam aradas que han prestado sus desinteresados servicios."

PINILLA. — "Apoyo también la propuesta. Y también me parece demasiado que el ministro secretario general del Movimiento nombre ocho consejeros. Creo que es excesivo "safari"."

TERESA LORING-—"No entiendo qué clase de política tenemos que hacer con este Estatuto. A los que

hemos venido a ]a política de la mano de la Falange se nos hace difícil este Estatuto, en donde parece verse más que el quehacer el quehablar. Y si no marcamos un quehacer, todo lo que hablamos quedará en pura palabrería. Para el quehacer la Falange ha creado organizaciones, como la Sección Femenisa, cuya historia y actividades no están ementas de valor político. Ent;endo aue si no se nos hace mención en este Estatuto, automáticamente ntiertarpmos derogados."

Tras las palabras de ios señores Aparicio Bernal y Fernández Sordo, en apoyo de las propuestas ya expuestas y con breves matizaciones, se levantó la sesión por la mañana. Se continuó r>or la tnrde. con la intervención riel señor Pedrosa Latas, fine abandonó la ponencia para exponer una sugerencía míe no le había sido recogida.

ELECCIÓN

PEDROSA I.ATAS. — "La presidencia del Consejo Provincial diebe corresnonder a ou´en resultp elef´do ñor el propio Consejo; privar a éste de elegir su propio presidente me parece atentatorio al derecho de representatividad. conforme a la ley Oreánica del Movimiento. Segundo, normie los consejos, órganos colegiados, han de responder a tareas distintas a las encomendadas a los jefes provinciales y gobernadores civiles. También, en orden a la eficacia ou« pretendemos de los Consejos Provinciales, liberanido´es de presiones, por lo que no deben tener un presidente impuesto. Si institucionalizamos el Movimiento, y promovemos; la vida política en régirnen de coneurrener de criterios, la presidencia ha de acomodarse a la nueva etapa abierta. La tesis del proyecto no clariifica las relaciones entre el Estado y el Movimiento, entre la política y ´a Administración, sino que hacen un planteamiento confuso. Me parece que cuando estamos aquí tratando de desglosar competencias, acumulamos una sola persona tres funciones, gobernador civil, jefe provincial y presidente del Consejo. Provincial, creando una especie de misterio de la trinidad política.

Creo en la institucionalización del caudillaje, pero no. en el cansina da Los gobernadores civiles. Y no comprendo come en una misma persona pueden recaer car. gos de represent^ción como presidente, de gestión, como gobernador, y de elocución, como jefe provincial."

TIEMPO PARA TODO

MATEU DE ROS.—"Discrepo totalmente del señor Pedrosa Latas. Si quiere cargarse al jefe provincial ríe] Movimiento, ¿por oué no lo hace con e] jefe de Gobierno? Dice que teme que el gobernador civil no tensa tiempo suficiente para los tres carpos, pero el boinbre que tiene vocación política tiene que tener tiempo para todo. Creo que la Sección Femenina y Juventudes han de estar representadas en los Consejos.

Y que por cada distrito o partido judicial haya un representante." Intervinieron después los consejeros señores Hernández Gil, pidiendo que se especificara cuándo los consejeros pueden perder su condición de tales; el señor Matéu de Ros, para especificar que los gobernadores civiles que no se consideraran aptos para sostener los tres cargos podrían renunciar; el señor Pedrosa, para ratificar que él aceptaba perfectamente la dualidad de cargos en los gobernadores, pero no la "trinidad"; y el señor Pardo de Santayana. para proponer que log consejeros deberían mostrar su conformidad y flhesión a los principios fiel Movimiento, además de apoyar anteriores sugerencias. Les contestó por la ponencia el señor Ortí Bordas.

ORTI BORDAS. — "Creo que puede decirse que nunca hubo ponencia de enmiendas tan bien servida como en este artículo. La ponencia se siente en la necesidad de mantener sus ideas. En ta constitución de los Consejos Provinciales nos hemos visto condicionados por lo dispuesto en la ley Orgánica del Estado y en la ley Orgánica del Movimiento. Y en esta , democratización que se abre, la ponencia tenía que ser coherente con la estructura del Estatuto y con las leyes. En contestación al señor Pedrosa Latas, !a ponencia cree que no hay, sino una armonía en la cima. En teoría, pocos argumentos hay en contra: pero no creemos oportuno rescinlir los cargos de jefe provincial y de presidente del Consejo Provincial."

Aceptó la ponencia, en cambio, la representación de la mujer, aunque creía eme ya estaba representada en otros apartados del Proyecto, y otras su^erencias, eme fueron trasladadas al artículo.

Intervino después el señor Valero Bermejo, que pidio algunas aclaraciones a la nonencia; el señor Pardo de Santayana, que dijo que la representatividad era como un ídolo alrededor del cual se estaban moviendo y "quiera Dios que muchos consejeros no tengan que dar cuenta ante Dios de su actitud ante este Consejo Nacional"; el señor García Rebull, para insistir en dar a la Sección Femenina el rango, que le correspondia el señor Palomares, para indicar que igualmente era representatividad si era por la base oue por la cabeza; el señor Rodríguez Estevan, para decir que no se podían dar tratos de desfavor.

El señor Bailarín apoyó la tesis de que puede darse la inconeruencia de que sociedades con muv pocos miembros tengan los mismos representantes que otras con miles de asociados. Y manifestó que no debería darse el caso de consejeros elegirlos difitalmente, aunque fuera una novedad peligrosa.

El señor Martín Villa apoyó a la ponencia, salvando la inclusión de juventudes. Y considerando que el gobernador civil sería el jefe provincial, se declaró pandarlo de la elección, porque "considero que és muy difícil llegar a una representatividad en los Consejos Provinciales que no sea electiva".

Tras otras varias intervenciones y corregido el texto se puso a votación, con un apartado nuevo sustituyendo al h) y suprimiendo el d´), que decía: "Dos diputados provinciales elegidos por la Corporación respectiva." El últinu párrafo, que decía: "E] Consejo Provincia] elegirá de entre sus miembros un vicepresidente y un secretario", fue rechazado y admitido otro texto propuesto por el señor Valero Bermejo.

El artículo 19 tuvo pocas sugerencias y todas ellas de forma. Se admitieron algunas sugerencias y que aprobado rápidamente.

 

< Volver