Autor: Cuadra Fernández, Bonifacio de la. 
 Proyecto de Ley sobre lo contencioso. 
 "Retroceso evidente en la ruta hacia el estado de derecho" (dice "ABC")     
 
 Criba.     Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Proyecto de Ley sobre lo contencioso

"RETROCESO EVIDENTE EN LA RUTA HACIA EL ESTADO DE DERECHO" (dice "ABC")

Un resumen apretado de los diferentes focos de información política durante la última semana no dejan

lugar al optimismo. En los niveles oficiales todo transcurre como siempre, y la animación política, al

nivel testimonial de los periódicos, se encuentra en acontecimientos extraños a la vida española —retorno

de Perón, elecciones alemanas—, o en pequeñas anécdotas de nuestra política doméstica, que a nada

decisivo afectan y que nada importante cambian. Tan es así, que algún comentarista político imaginativo

—concretamente, Ramón Pi, en Tele/Exprés—, aprovechando la ocasión de las próximas elecciones del

Colegio de Abogados de Madrid, ha montado una crónica en la que alude desenfadadamente a los can-

didatos y a los electores con adjetivos tales como socialistas, independientes, monárquicos, de oposición,

democris-tianos... (El propio Pi hace una advertencia a sus lectores, para que no crean que habla de las

elecciones de otro país).

CARA Y CRUZ DE UN ANIVERSARIO

En el orden de la política oficial, revistió relieve la conmemoración del XXXVI aniversario del

fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera, acto que se celebró en el Valle de los Caídos, y al que

asistió el Jefe del Estado - con uniforme de Jefe Nacional del Movimiento-, el Príncipe de España -con

uniforme de General del Ejército de Tierra-, y otras altas personalidades de la nación, entre ellas los

ministros del Gobierno, con vestimenta diversa. Según los testigos presenciales del acto, entre otros gritos

y vítores que se profirieron al final del acto religioso, una vez cantado el "Cara al sol", figuró el de "Viva

el Movimiento".

En cambio, por la tarde, al final de una misa normal celebrada en la iglesia de San José, unas trescientas

personas -algunas de ellas con camisa azul- cantaron el "Cara al sol" en la puerta del templo. Fue tal vez

lo único que tuvieron de común ambos actos, aparte del rito religioso, al que asistieron muchos de los

300. Después del "Cara al sol" se profirieron diversos gritos, muchos de ellos de marcado carácter

anticonstitucional. Cuando poco después, un grupo más reducido intentó cortar el tráfico, la policía -que,

con una gran dotación de fuerzas había permanecido expectante - intervino y disolvió la manifestación.

Parece que hubo varias detenciones.

¿GOL CONTRA EL DERECHO? "ABC" ha resucitado, en un reciente editorial, un tema importante, del

que merecerá la pena que en un próximo número nos ocupemos en estas páginas con toda la profundidad

que requiere. Se trata del proyecto de Ley de reforma de la jurisdicción contencioso-administrativa,

remitido por el Gobierno a las Cortes, y que próximamente -si Dios no lo remedia- habrá de debatirse y

tal vez aprobarse, dada la estructura "compatible" de la llamada Cámara legislativa.

El problema que plantea el proyecto es la inclusión, entre los actos políticos del Gobierno excluidos de la

jurisdicción contencioso - administrativa (o, como decía en "Ya" el profesor García Enterría,

"judicialmente inmunes"), aquellos "que afectan a la garantía y defensa del ordenamiento constitucional".

Lo más grave es que bastaría con que el Gobierno afirmara que el acto era de tal carácter, para que se

impidiera a los tribunales juzgar sobre el mismo. Con razón García de Enterría ha dicho que fuera de la

experiencia nazi en ningún Derecho occidental podría encontrarse ningún precepto semejante. "Los

gobernantes —afirma el catedrático citado- no estarían sometidos a la legalidad más que cuando ellos no

aceptaran de grado o, más exactamente, cuando no excepcionaran esa vinculación con la simple

invocación de esa motivación, especie de patente de corso irrefrenable". Hasta tal punto considera el tema

crucial García de Enterría, que entiende que lo que, en realidad, se le someterá a las Cortes será esta

"opción: si dar prioridad o no al parágrafo de la dictadura sobre el parágrafo regio del Estado de

Derecho".

Ahora, "ABC" insiste sobre el tema, en un editorial que asegura, entre otras cosas, que el citado proyecto

de ley incide "en la inseguridad jurídica de los españoles y es un retroceso evidente en la ruta hacia el

Estado de Derecho, al prever un supuesto que no se apoya sólo en motivaciones políticas, sino que puede

conducir a decisiones típicamente administrativas que así quedarían fuera del alcance de los Tribunales".

"Disolver una asociación -añade "ABC"-, cerrar un periódico, cancelar una autorización o suspender unos

derechos reconocidos podrá convertirse en materia vedada al examen en vía contenciosa, sólo en base al

hecho de que el Gobierno fundara su decisión en la defensa del orden constitucional".

ANÉCDOTAS POLÍTICAS

Durante los debates en las Cortes del proyecto de ley de bases para la reforma del Código Civil, hubo una

disputa más bien decimonónica, por lo personalista, entre los procuradores Madrid del Cacho y Esperabé

de Arteaga. Este último -calificado incluso por sus oponentes como "ocurrente"- dijo algo que sí resulta

actual: "...hay a quienes le salen los callos en las manos de tanto aplaudir".

El mismo procurador salmantino, en una larga y sabrosa entrevista publicada en "El Adelanto", dice entre

otras cosas anecdóticas, una que, de ser cierta, resultaría grave. Aludiendo a las recientes palabras del

ministro Secretario General del Movimiento en las Cortes, asegura que de las siete notas características

que atribuyó a los partidos políticos, 6,99 "se dan en las asociaciones del Movimiento, en las consentidas

o toleradas y en las registradas". "De donde resulta —añade— que la Secretaría General lo que quiere es

que no haya otros partidos políticos. Esto, además de anticonstitucional, es injusto".

Después de haber sido denegado por el Juzgado de Orden Público el procesamiento de José María Gil

Robles pedido por el fiscal en relación con la edición de su libro "Pensamiento político 1962 - 69", y

declarado concluso y sobreseído el sumario, el citado Juzgado se negó a devolver los ejemplares del libro

que en su día fueron secuestrados-, por lo que Gil Robles presentó recurso de queja ante el T.O.P., que

fue desestimado, y últimamente recurso de súplica contra la resolución del T.O.P. que ordena la

destrucción de los citados ejemplares. ¿Qué curioso contenido será el de esta obra que no reúne la entidad

necesaria para constituir el delito de difusión de información peligrosa, pero sin embargo, entraña en

conjunto un grave riesgo para el exacto y adecuado conocimiento de la auténtica y concreta realidad de

los hechos que se narran...? Debe de tratarse de un libro de anécdotas... Anécdotas políticas.

Bonifacio de la CUADRA

 

< Volver