Autor: Roldán, Adolfo. 
   Setenta reclusos de Basauri se amotinaron en nochebuena     
 
   27/12/1977.  Página: 38. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SETENTA RECLUSOS DE BASAURI SE AMOTINARON EN NOCHEBUENA

La situación duró cuarenta y cinco minutos

Fue cortada por las brigadas antidisturbios, que permanecen en el interior de la prisión desde hace dos

meses

BILBAO (De nuestro corresponsal, Adolfo Roldan.)

A las 23,50 horas de la Nochebuena, setenta reclusos de la prisión de Basauri iniciaron un motín que fue

sofocado por la intervención de la Policía antidisturbios cuarenta y cinco minutos después. Los reclusos

amotinados, situados en una de las salas de la prisión, prendieron fuego a colchones, prendas de vestir,

colchas, etc., que arrojaron a la galería; asimismo rompieron cristales, espejos, wateres, lavabos y un

televisor. A consecuencia de las llamas, que pudieron también ser sofocadas con rapidez, se prendió una

parte de la techumbre de escayola de la prisión.

El motín no alcanzó proporciones alarmantes por la enérgica actuación de la Policía antidisturbios, que se

mantiene de retén en el interior de la prisión desde hace dos meses. A consecuencia de los incidentes

resultaron heridos un oficial de prisiones y cuatro policías armados, todos ellos de pronóstico leve, a

excepción de uno, que resultó con lesiones de pronóstico reservado.

En el momento de producirse el motín se encontraban recluidos en la prisión unos ciento sesenta presos

sociales; sólo los setenta citados intervinieron en los hechos, manteniéndose el resto al margen de los

mismos. Posteriormente a los incidentes, ocho reclusos se autolesionaron con objetos cortantes, tales

como cucharas y otros similares; los ocho heridos fueron trasladados al Hospital Civil y Residencia

Sanitaria de Cruces de Baracaldo, donde, tras una cura de urgencia, fueron devueltos a la prisión. Sólo

dos de ellos quedaron ingresados. Los heridos son los siguientes: Francisco Orihuela Mariu Fernando

Piedra Román,

Juan Jasé Gorriti, Toribio Franco Alfredo, Alejandro Alcañez Torrado, José María Larrea Landabarrena,

Faustino Arregui Colombo y Andrés Lumbao García, los dos últimos fueron los que permanecen todavía

ingresados en el hospital. Durante el día de ayer, la situación era de normalidad, manteniéndose el retén

de Policía Armada de vigilancia en el interior de la prisión. El pabellón donde se produjo el motín se veía

visiblemente ennegrecido y con algunos daños a consecuencia del humo y las llamas. Durante la pasada

semana se registraron, asimismo, en la prisión diversos incidentes, prendiendo los reclusos fuego a cinco

celdas, según se ha sabido ayer; las llamas pudieron ser rápidamente sofocadas por los oficiales en

servicio de vigilancia de la prisión.

 

< Volver