Autor: Rueda, Felisa. 
   La escalada de la delicuencia y el indulto     
 
 Ya.    24/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

LA ESCALADA DE LA DELINCUENCIA Y EL INDULTO

Doña Felisa Rueda, de Madrid, estribe:

"En relación con el posible nuevo indulto de que se habla, que se añadiría al de marzo de este año y a los

otros anteriores, parece que no debiera dejarse de tener en cuenta que, según ha informado el pasado mes

de noviembre la Dirección General de Seguridad (y Ja prensa lo recogió), la delincuencia ha aumentada

en nuestro país en un 44 por 100 en menos de un año, lo que constituye un ritmo de crecimiento de la

misma muy superior al de los restantes países occidentales, con el estimulo que supone la espera del

indulto general de que se habla. Así sucede que, como también informaba la prensa el 17 de noviembre

último, son cada vez más frecuentes—entre otras muchas formas de delincuencia—los grupos de

individuos que, incluso a plena luz del día, les quitan los jornales a las mujeres de los obreros,

poniéndoles la hoja de una navaja en la garganta, haciendo luego ostentación del producto del robo en los

bares de moda.

Agrupaciones de vecinos y barrios enteros de familias modestas se están organizando en Madrid para

precaverse por sus propios medios contra la escalada de la delincuencia. ¿A esa escalada de la

delincuencia en los últimos tiempos se le va a regalar, sin más, la impunidad?...

Mediten seria y responsablemente los técnicos juristas del Gobierno, y el Gobierno mismo, y la opinión

pública, si lo justo y lo correcto no sería lo siguiente: rebajar la pena a quienes cumpliesen condenas por

sentencias firmes de los tribunales y reservar y respetar, en todo caso, los derechos de querella o denuncia

de las víctimas de los delitos o de otras acusaciones con derecho al ejercicio de la acción penal y en todos

aquellos supuestos sobre los que no hubiese recaído aún sentencia firme, por no haber sido aún juzgados

definitivamente por la causa que fuere, y entre los que se encontraría el gran grueso de ese cúmulo de

delitos que se han cometido contra toda clase de personas en la última escalada de la delincuencia, y a !a

que en ningún país del mundo (sea el que sea su sistema político y económico) se le regalaría, sin más, la

impunidad."

 

< Volver