Lauren Vera puede perder un ojo. 
 Canciones para después de una paliza     
 
 Diario 16.    09/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Lauren Vera puede perder un ojo

Canciones para después de una paliza

Laureo Vera, cantante melódico que compartió en la década de los 60 puestos estelares con Juanito

Segarra y Lorenzo González, está en trance de perder por completo la visión de su ojo derecho, según el

oculista Lorenzo Díaz, "como consecuencia de la paliza que dos policías antidisturbios me dieron el

pasado día 24. Coincidí con una manifestación pero amnistía que se celebraba en la «Ule Gran Vía".

"Acudí a la cafetería Morrison, aclara Lauren Vera, respondiendo a una cita de vinos amigos para

dirigirme a la provincia de Toledo y pasar un día de campo."

´•Una vez en la cafetería aparecieron tres policías antidisturbios y procedieron a formar dos grupos.

Vosotros, los sospechosos —exigió un antídisturbio dirigiéndose a aquellos que cubrían su cuerpo con

indumentaria progre—, a la derecha, y vosotros —refiriéndose a los clientes con aspecto burgués—, a la

izquierda´."

Grupo "burgués"

" Realizada la separación —dice el cantante—, uno de los policías pidió a quienes componíamos el grupo

"burgués" que saliésemos a la calle, pues "contra vosotros no va la cosa". El primero en salir fui yo. Pero

nada más aparecer por la puerta se abalanzaron contra mí por lo menos dos policías del mismo cuerpo,

golpeándome con gran dureza."

" Una vez en el suelo —continúa Lauren Vera—,me llevé la mano a la cara. Comprobé que sangraba

abundantemente por el ojo derecho. Pedí auxilio a los policías, pero no me hicieron caso. Cuando pude

llegar a la Casa de Socorro más próxima, o) médico me dijo, nada más verme, que la herida podia ser

grave y que debía ir rápidamente a un oculista."

la denuncia

En la misma Casa de Socorro aparecieron dos policías secretos para interrogarle. ´•Les aseguré —dice

Lauren Vera— que mi presencia en Gran Vía 110 la motivó ningún partidismo político y que podían

comprobarlo llamando a un cuñado mío que es general de Estado Mayor. A estos mismos policías les

comunique mi intención de poner una denuncia, La respuesta fue la siguiente: "Póngala, pero creo que no

va a conseguir nada." No obstante, la puse, aunque la redacción no la pude leer, ya que la hizo un

comisario. Yo tenía dolores en todo el cuerpo y no podía ver por el o.1o ensangrentado."

Concluidos estos trámites, Lauren Vera se dirigió a su domicilio de la Corredera Baja con la intención de

"cambiarme de ropas, porque las que llevaba estaban ensangrentadas y para telefonear a algún amigo que

me acompañase a la consulta de un oculista".

No podía querellarse

Lauren Vera no pensaba querellarse contra nadie ni hacer declaraciones a ios periódicos, "pero ocurre —

añadió— que la Sociedad General de Autores y el Sindicato General del Espectáculo no pueden,

legalmente, hacer nada por mí. La agresión de que fui objeto se considera accidente al margen de mis

actividades profesionales".

"Yo, declara el cantante melódico, no tengo ingresos para costear consultas médicas ni operaciones.

Ademas, no estoy en la Seguridad Social, porque ejercí profesiones liberales, tales como la canción, la

composición y la música."

La esperanza es lo único que no perdió Lauren Vera, "A pesar de que el doctor Lorenzo Díaz diagnosticó

el día 7 que, "mi caso tenía una solución dificilisima, prácticamente imposible, y que necesitaba una

operación para reducir mi pupila y así evitar fuertes y continuos dolores de cabeza. Yo sigo creyendo en

el milagro, por eso quiero ir a Barcelona para que me vean en la clínica del doctor Barraquer, pues aún no

me puedo hacer a la idea de Que perdí definitivamente mi ojo".

Lo que Lauren Vera pretende, antes de recurrir a la solidaridad de cantantes, actores, artistas y

compositores, es que tos dirigentes policiales se hagan cargo de su caso y costeen los gastos de esa

operación de retina a la que debe someterse.

 

< Volver