Autor: Izquierdo Ferigüela, Antonio. 
   Agitación revolucionaria     
 
 El Alcázar.    24/01/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

la ventana indiscreta

AGITACIÓN REVOLUCIONARIA

Que existe un estado de agitación revolucionaria es una verdad que nadie ignora. Está ahí,

palpable. En Madrid sucedieron ayer muchas cosas, gravísimas. La muerte del joven Arturo

Ruíz García 10 testifica así. Tengo la impresión de que esa muerte simboliza varias cuestiones,

entre ellas el estado de agitación a que aludo y la incapacidad del Gobierno para restablecer,

en orden, la libertad y la paz perdidas.

Madrid ha sufrido el vandalismo y la distorsión públicos absolutos, aunque lo ignorase la nota

del Gobierno Civil leída en "Televisión" española. Hubo enfrentamientos y luchas callejeras.

Hubo gritos y tiros. Banderas rojas y banderas nacionales, estas últimas en los balcones,

tímidas o amedrentadas.

La calle es del más fuerte o del que mejor apunte o del más hábil para inculpar al adversario...

El presidente del Consejo de Estado sigue en secuestro, y media España en paro; los niños no

pueden acudir con normalidad al colegio y menos jugar en la calle, porque la calle es locura

acelerada; la economía se aniquila y se agota, ¿a qué espera el Gabinete Suárez para

recomponer la situación?. ¿A que unos y otros bandos ventilen a pintadas, cantazos o tiros la

disparidad de sus criterios?. ¡Qué lo explique, y pronto, el Ministerio de Información y Turismo!.

España que lo ha perdido casi todo, no se inquietará por perder de vista a un Gobierno que no

ha sido capaz todavía de darle lo único que le prometió: libertad. La libertad es un estadio

supremo de justicia y paz y no un trágico clamor de dolores y de ira.

También al caer la noche se oían tiros.

Antonio IZQUIERDO

 

< Volver