Autor: Romero, Vicente. 
   Le dispararon por la espalda  :   
 Declara a Pueblo uno de los testigos de la muerte de Arturo Ruíz. 
 Pueblo.    24/01/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

"LE DISPARARON POR LA ESPALDA"

Declara a PUEBLO uno de ios testigos de la muerte de Arturo Ruiz

PUEBLO. (Por Vicente ROMERO,)—«El asesino tiene unos treinta años; mide más de un metro ochenta;

es de complexión fuerte, robusto? debe pesar unos noventa kilos; tiene el cabello castaño oscuro, largo, y

lleva barba cerrada», declaró a PUEBLO Helios Salas, industria], de treinta y nueve años, miembro de la

Asociación de Ex Presos y Represaliados Políticos, que presenció la muerte de Arturo Ruiz García,

Dicho testigo, que forma parte de la Comisión Gestora Pro Amnistía, narró asi los hechos:

—Cinco o seis individuos trataron de cortar e.! paso a un grupo de más de diez manifestantes, que

permanecían en la esquina de la calle de la Estrella con la de Silva: uno de ellos grito: «¡Si, somos

guerrilleros de Cristo Rey! ¿Qué pasa?- E! grupo de manifestantes se enfrentó a ellos.

ios guerrilleros retrocedieron unos metros: entonces. uno sacó una pistola, creo que del 6,33. y dio un

tiro ai aire. Esto provocó que la gente se alarmase y comenzara a dispersarse. En ese momento, otro de los

guerrilleros le pidió a gritos la pistola al primero, y disparó contra los que escapaban, alcanzando por la

espalda a la víctima, que ya se encontraba a unos diez metros de distancia. El chico corrió unos metros

más, y se desplomó, ya dentro de ¡a calle de la Estrella. El asesino guardó la pistola y escapo velozmente

hacia la plaza del Callao: le perseguimos dando gritos, pero nadie le intercepto, y finalmente le perdimos

entre el tumulto.

—¿Qué edad tendrían los agresores?

—El que disparo a! aire, unos cincuenta años: tenia el pelo cano, y media, aproximadamente, uno coma

sesenta y cinco. El asesino, unos veintiocho o treinta años. Recuerdo perfectamente su cara: el pelo le

cubría las orejas, frente ancha y despejada, mandíbula nías estrecha, ojos separados.

Helios Salas fue conducido por la Policía a la Comisaria Centro, sin que finalmente se le tomase

declaración, por contar ya con otros testigos. Después, compareció ante el Juzgado de guardia para prestar

testimonio,

La noticia de la muerte de Arturo Ruiz García se propaló rápidamente por toda la zona. Y pocos minutos

más :arde mas de medio centenar de personas se habían congregado en la calle de la Estrella. Alguien

improvisó una cruz con dos estacas de madera, que fueron sostenidas con ladrillos en la acera, y sobre

cuyos brazos fue colocada una estampa religiosa. Una bandera roja servia de fondo a la imagen, y sobre la

pared se pegó una pancarta: todo ello, elaborado con materiales entregados por los vecinos. La silueta de

un hombre, dibujada con tiza sobre el asfalto, marcaba el Jugar en el suelo donde cayó el muchacho, y en

su interior se amontonaron las flores —la mayoría, de plástico— arrobadas desde ¡Os distintos balcones

de la calle, en los que permanecían asomados los vecinos.

24 de enero de 1977 PUEBLO

 

< Volver