Autor: Martínez, Francisco. 
 Blanco Chivite, Fernández Tovar y Mayoral Rueda, tras ser amnistiado. 
 El FRAP se adapta a las condiciones actuales     
 
 Pueblo.    11/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Blanco Chivite, Fernández Tovar y Mayoral Rueda, tras ser amnistiados

EL FRAP SE ADAPTA A LAS CONDICIONES ACTUALES

MADRID. (PUEBLO, por Francisco MARTÍNEZ.)

"La lucha armada en el régimen de Franco se movía en unas coordenadas diferentes a como debe moverse

ahora en la actual situación», manifestó ayer tarde Manuel Blanco Chivite, militante del FRAP. Blanco

Chivite y Vladimiro Fernández Tovar llegaron ayer tarde a la estación de Atocha, procedentes de

Cartagena, después de que fueran amnistiados, el pasado martes. En la estación les esperaron unos

trescientos militantes del PCE M-L, entre quienes fueron exhibidas banderas republicanas y pancartas con

las siglas del FRAP, ASO. AOA, GAC, etc. La mujer y la hija de Blanco Chivite también les recibieron.

Posteriormente hubo una rueda de Prensa en un bar. cercano, en el que estuvieron presentes Blanco

Chivite, Fernández Tovar y Pablo Mayoral Rueda (también del FRAP y condenado en el mismo proceso),

que había llegado a Madrid un día antes, tras ser amnistiado. En la misma, Fernández Tovar dijo que las

«condiciones han variado, y nuestro partido ha tenido que adaptarse a las mismas. Ahora varía la

aplicación, pero no la estrategia. El movimiento de masas se está desbordando de una manera continua,

aunque no sistemática, y nuestro concepto de la lucha armada va unida a la lucha armada de las masas».

Por su parte. Blanco Chivite manifestó que «para nosotros, la lucha armada es una agresión dentro del

derecho de los pueblos del mundo a responder a las agresiones a que se les somete. Lo concebimos no

como algo gratuito de unos grupos», y añadió que «nuestro pueblo quiere la paz, el trabajo y la

solidaridad, y a nosotros se nos ha querido representar como terroristas; pero no conozco más terroristas

que las fuerzas represivas y las bandas paralelas de incontrolados".

En cuanto a la amnistía, Blanco Chivite dijo que «ésta no es una amnistía ni de generosidad ni de

reconciliación, porque ha costado mucha sangre al pueblo».

Respecto a la situación política, actual, los amnistiados del FRAP indicaron: «Lo que hay ahora es un

franquismo reformado, y nosotros estamos asombrados del auge que ha tomado la lucha de las masas

populares. Ante esto, el FRAP presenta una alternativa de masas en la calle y en las fábricas, una

alternativa republicana y asambleísta.

Pablo Mayoral Rueda dijo, por otra parte, que la lucha armada del FRAP fue eliminándose a partir de

1976. y que para ello «se ha depurado una serie de elementos dentro de la organización, a la vez que se ha

cuantificado el frente ideológico y de masas», y que para ello unos se han ido apartando y otros han sido

apartados.

 

< Volver