Primavera Política. 
 Todos quieren las asociaciones     
 
 Informaciones.    25/04/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

PRIMAVERA POLÍTICA

TODOS QUIEREN LAS ASOCIACIONES

MADRID, 25. (INFORMACIONES.)

Esta podría ser la «primavera del asociacionismo» en España. La idea, enraizada en la ley Orgánica y que

parecía, definitivamente muerta, está resurgiendo con fuerza tras las vacaciones de Semana Santa.

Políticos de aquí y de allá alzan su voz estos días pidiendo que se abran cauces dentro de los muros del

Régimen ni pluralismo político existente.

El señor Allende ha pronunciado en Guadalajara, ante los antiguos miembros del Frente de Juventudes,

un discurso político. El ministro de Agricultura ha dicho que las asociaciones políticas están sobre el

tapete y que hay que encontrar la fórmula de su viabilidad. Se mostró claramente evolucionista de cara al

futuro, dentro de la continuidad.

Muy parecido ha sido el planteamiento de don José Miguel Ortí Borzás, quien ha vuelto a reiterar en

Zaragoza unas recientes declaraciones suyas: «Nuestro régimen depende de su propia capacidad de

evolución. Hoy y aquí, el nombre de la evolución se llama desarrollo político. que debe asentarse en el

trípode: reformismo social, plenitud institucional y asociacionismo político.»

El ex ministro don Manuel Fraga ha abundado en parecidos deseos aperturistas, en una conferencia

pronunciada en La Coruña, y se ha mostrado partidario de que desaparezca la confesionalidad católica del

Estado.

Y en la cena política de anoche, primera de la temporada, afloró, dentro del tema «España ante la nueva

Europa», la necesidad del desarrollo político. Y numerosos hombres públicos «de dentro y de fuera»

señalaron la necesidad de acomodar nuestras estructuras a las democracias liberales europeas si queremos

entrar en el M. C. E.

Si a esto se añade la voluntad falangista (ver INFORMACIONES de ayer) de constituirse en asociación

política, y las recientes declaraciones «aperturistas» en este mismo sentido de don Nicolás Franco,

consejero nacional: de don Enrique de la Mata, consejero del Reino, director general y procurador

familiar, etc., parece que todo indica un renacer del asociacionismo político.

 

< Volver