El juicio de Matesa. 
 Los rumores sobre Matesa eran vagos y contradichos por nuestros informes, manifestó el ex subsecretario de industria, señor de las Cuevas  :   
 Otros dos testigos encomiaron la capacidad técnica de la empresa encausada. 
 ABC.    20/04/1975.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

ABC. DOMINGO 20 DE A B R I L, DE 1975..

EL JUICIO DE MATESA

LOS RUMORES SOBRE MATESA ERAN VAGOS Y CONTRADICHOS POR NUESTROS INFORMES, MANIFESTÓ EL EX SUBSECRETARIO DE INDUSTRIA, SEÑOR DE LAS CUEVAS

Otros dos testigos encomiaron la capacidad técnica de la empresa encausada

Breve sesión la de ayer en el juicio Matesa, Sin embargo, fue consumida por LA declaración de tres testigos. El señor Gil Robles había renunciado a interrogar a dos testigos: tes señores Ortiz Gracia v González Martín.

Compareció en primer lugar don Ángel de las Cuevas Gónzález, subsecretario de Industria desde septiembre de 1962 a, febrero de 1969. Como tal, por su pertenencia al Banco de Crédito Industrial, intervino en las concesiones de créditos a Matesa por el esfuerzo de ésta —corroboró al letrado— para la exportación, y como empresa considerada como una de las primerias exportadoras del país, con derecho preferente al crédito oficial.

Añadio que las propuestas de crédito siempre fueron favorables a Matesa, la cual ademas tenia sus creditos conveniente asegurados por lo cual siempre asintio a. su concesión.

—No me toca juagar si la legislación era inadecuada, pero tratábamos de armonizar la política económica a lo que ella permitía. Ahora creo que han sido superadas esas limitaciones,

Afirmó, asimismo, que los Informes sobre los telares Iwer siempre fueron buenos, y que los rumores sobre Matesa eran vagos y contradichos por las inspecciones del Banco de Crédito Industrial y por las de Crédito v Caución realizadas en el extranjero

Negó, por otra parle que se diera un injusto trato de favor a Matesa.

A las preguntas del fiscal y del abogado del Estado respondió, respectivamente, Que el Comité ejecutivo del Banco de Crédito Industrial tenía buena disposición para la concesión de créditos y que el Banco se adecuó siempre a la legislación.

LA REALIDAD TÉCNICA DE MATESA

A continuación declaró don Diego Cánovas Guerrero, ingeniero textil de Matesa desde 1964 a finales de 1969, el cual manifestó nue hay mil telares instalados en España y 2.200 en Centroamérica, donde ha realizado visitas: estos datos los refirió al año 1971. Salló de la empresa después del «escándalo político» porque no le inspiraba confianza las directrices de los señores Trillo y Zavala. Calificó de óptimo al telar Iwer y opinó que las dificultades que ha encontrado para su expansión se deben al escándalo que provocó una detracción en la demanda y eí almacenaje de los «stocks Considera viable la cifra de 8.514 telares Instalados en 689 fábricas de 47 países.

Al fiscal le afirmó que los telares en España serían unos 400, y al preguntarle el fiscal si no serían 237 y de ellos 200 en una filial de Matesa contestó afirmativamente

—¿Ha dicho usted que había 2.200 telares en América?

—Tenga en cuenta señor fiscal —contesto— que ignoro las instalaciones de telares que no son de mi especialidad, Veía tes fabricas antes de que estuvieran instalados las telares

Sobre este mismo punto de la realidad técnica de Matesa declaró don Ramón Rívas Oliver, adscrito al departamento de investigación de Matesa, el cual relató los antecedentes históricos de la empresa y encomió muy expresivamente sus trabajos de investigación y su aspecto en el mundo v afirmó su fe en el futuro de Matesa

El fiscal le presunto si los telares no eran patentes extranjeras a lo cual contestó que éstas eran sugerencias, como un esqueleto...

—Al que ponían carne dos personas por millones de pesetas anuales, replinó el fiscal.

Con esta declaración testifical se suspendió ¡a vista hasta mañana por la mañana.

 

< Volver