Autor: ;Echegaray, Jaime. 
 Orden de cierre al Diario Madrid. 
 Causas en que se funda la orden ministerial  :   
 Un pacto secreto de financiación entre la Sociedad S.A.F. (del Banco Popular) y F.A.C.E.S., propietaria de las acciones de Madrid;La existencia de fiduciarios de S.A.F. en F.A.C.E.S.;Se cancela la inscripción de Madrid acordada con carácter definitivo en. 
 Madrid.    25/11/1971.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 24. 

Orden de cierre al Diario MADRID

Como se dice en la nota de la Dirección General de Prensa que aparece en nuestra primera página, con fecha de hoy, 25 de noviembre el ministro de Información y Turismo "ha resuelto declarar la cancelación de la inscripción vigente en el Registro de Empresas Periodísticas a nombre de la Empresa MADRID, Diario de la Noche, S. A.".

Contra esta resolución, prosigue la comunicación del director general de Prensa, recibida hoy en MADRID, cabe el recurso de alzada ante el Consejo de Ministros en el plazo de quince días, y ulteriormente, en su caso, podría interponerse el correspondiente contencioso administrativo en las supremas instancias judiciales.

La comunicación recibida recoge en 24 resultandos las cuestiones de hecho y en 29 considerandos los fundamentos legales en que tal resolución se basa. Ante la imposibilidad de reproducir íntegramente tan importante documento, intentamos a continuación un resumen de los principales aspectos de su

contenido:

Un pacto secreto de financiación entre la Sociedad S. A. F. (del Banco Popular) y F. A. C. E S., propietaria de las acciones de MADRID

En la apretada literatura que componen lo* cuarenta y eeis folios a un eepaolo de la Resolución dictada por Orden ministerial en la que se cancela la Inscripción de MADRID, Diarlo de la Noche, S. A. en el Registro de Empresas Periodísticas, hay numerosas referencias al tema financiero, hasta el punto de que puede afirmarse que una de las causas más visiblemente alagadas para basar la Resolución e* la existencia de M pacto secreto de financiación entre la Sociedad S. A. F. (del Banco Popular) y F. A. C. E. S. (propietaria de todas las acciones de MADRID).

Bfl efecto, uno de los Considerandos se refiere al complejo •ntoamado financiero de la empresa periodística en. relación cao. las entidades Banco Popular Español y Sociedad Anónima de Financiación,

Decía MADRID «n su alegación que el convenio de~ financiación suscrito «Htre S. A. F. y P.A.C.E.S. por importe de 19 millones de pesetas fue manutenido oculto y que MADRID, Diario de la Ñocha, S. A, no tuvo conocimiento basto la aparición del laudo de equidad de ¿echa 2 de julio de 1971 E*s alegaciones precisan la «usencia ¿e responsabilidad de don Rafael Calvo Serer, sobre ta base de la ocultación que .>« fe hacia del complicado sistema flnaunetaro existente tras la empresa periodística.

La Resolución establece, entre otros extremos, que "de acuerdo ooa los documentos que obran «n Ja Dirección General de Piensa, aparece suficientemente acreditada la intervención de la Compañía Mercantil denominada S. A. de Financiación (S. A. F), como financiera del único titular de las acciones de la empresa periodística MADRID. También precisa que no consta en el Registro de Empresas Periodísticas el convenio de ítaamciación de fecha 29 de septiembre de 1964, suscrito entre F. A. C. E. S. y S. A. F., respecto a la concesión de un préstamo de 19 millones de pesetas.

En la alegación cuarta formúlate por don Antonio García-Trevljano, en representación del presidente del Consejo de Administración de MADRID, se de-cía literalmente, respecto al citado convenio de iinanicüaiclón, qub MADRID, Diario de te. Noche, S. A., ha ignorado su existencia hp.sta su pública aparición con motivo del arbítrale. En relación a tal convenio hay que hacer una serie de impacíndibles aclaraciones, a fin da «asaltar su mero carácter de tastromento de los intereses de ciaa. Luis Valls Taberner, que, poí las anomalías que presenta, explica las razones de su ocultación.

En virtud de este convenio, se-góa. precisa la citada alegación, «.grupo del Banco Popular, a MÍvés de S. A. F., ha percibido intereses de PACES que, & falta de una adecuada rendición de cuentas, se estiman, desde luego, superiores al 13 por 100, como ha reconocido la propia S. A. F.

La Sociedad MADRID, propiedad de FACES, ha entregado por su parte a esta última, desde 1962 hasta 1970, la cantidad de TREINTA Y DOS MILLONES DIECIOCHO MIL SETECIENTAS UNA PESETAS CON CINCUENTA Y TRES CÉNTIMOS, ademas de los DIEZ MILLONES DE PESETAS que entregó directamente al vendedor del periódico, señor Pujol.

PACES, en ese miaño tiempo, entregó a S. A. F. NUEVE MILLONES NOVECIENTAS SESENTA Y SIETE MIL QUINIENTAS OCHENTA Y SEIS PESETAS CON CUARENTA Y UN CÉNTIMOS, y recibe adéreos sus VEINTICUATRO MILLONES DE PESETAS de capital social. O sea, que la empresa MADRID es objeto de una verdadera descapitalización a cargo de FACES-S. A. F., que a estos efectos constituyen prácticamente una sola entidad, por es-´ tar ambas sociedades bajo el mismo control.

La* consecuencias de todo orden que de estos hechos se derivan son altamente graves. El convenio S. A. F.-FACES, del que el laudo arbitral reconoce los ´caracteres poco usuales´, incurre en el supuesto de autocontrato y es, por tanto, nulo. MADRID en sus alegaciones afirma que se trata del típico contrato leonino, con interés superior al normal, encubierto bajo fórmulas de anatocismo y "participación proporcional". Por añadidura, un préstamo no puede tener, como el convenio en cuestión, una duración permanente. También es interesante destacar, como lo hace la resolución, que don Rafael Calvo Serer no formó nunca parte del Consejo de Administración de F. A. C. E. S., ni tampoco del Consejo de Administración de MADRID, Diario de la Noche, Sociedad Anónima, en la época de la formalización del referido convenio. Si formaban, en cambio, parte de dichos Consejos de Administración, en torno a la fecha de íormallzación de dicho convenio, entre otros, los siguientes señores:

De F. A. C. E. S.: don Alfredo Jiménez-Millas, don Tomas García Rebull, don Jesús Silva Porto, don Javier Benjumea, don Fermín Zelada, don Emilio Jiménez Ugarte y don José María Gamazo, y de MADRID: don Alfredo Jiménez-Millas, don José Ignacio Escobar, marqués de Valdeiglesias, don Luis Valero Bermejo, don Florentino Pérez Embid y don José Nicolás de Urgolti.

En uno de sus considerandos la resolución establece como indudable "la Intima conexión existente entre el Banco Popular Español y la Sociedad S. A. F.", y añade que parece ocioso insistir en que ninguna de ambas entidades aparecen en documento alguno de los que obran en el Registro de Empresas Periodísticas.

Miguel Ángel Aguilar

La existencia de fiduciarios de S. A. F. en F. A. C. E S.

La Sociedad Anónima de Fomento (S. A. F.), entidad filial del Banco Popular Español, cuya intervención en ta vida de la Sociedad de Fomento de Actividades Culturales (F. A. C. E. S.) ha sido patente, provoca la cancelación del periódico MADRID.

La existencia de 505 acciones, con independecia de otro número de acciones coya titularidad real no «a tan manifiesta, a nombre de personas interpuestas, esto es fiduciario, es otra causa en la que la Dirección General de Prensa, en resolución del día de hoy, basa la cancelación del periódico MADRID.

En el escrito resolutivo de la Dirección General de Prensa se recoge que "resulta indudable, también; la íntima conexión existente entre le Banco Papular Español y la entidad S. A. F.", añadiendo, posteriormente, que, "únicamente la Sociedad S.A.F. aparece como titular de 505 acciones en la primera lista de accionistas de F. A. C. E. S. presentada por don Silvestre Arana Re-calde en Instancia de fecha 31 de marzo de 1967; en la relación presentada con posterioridad y que es la que figura actualmente en el Registro de Empresas Periodísticas, la entidad S. A. F. había desaparecido, pero se observa que el señor Arana Recalde, actual presidente del Consejo de Administración de F.A.C.E.S., ha incrementado en 505 acciones las 200 que poseía con anterioridad".

Por otra parte, la alegación quinta, recogida en la Resolución a que venimos aludiendo, declara que "debe destacarse que la operación de los fiduciarios de S.A.F en F.A. C. E. S. es de la única y exclusiva responsabilidad de don Luis Valls Taberner, y que está planteada con anterioridad a la entrada del actual Consejo de Administración en la Sociedad MADRID, que no tuvo conocimiento de ello hasta el momento del arbitraje, admitido por don Faustino García - Moneó, en el que quedaba establecida la realidad de la operación de los fiduciarios,, que dejaba una parte importante del capital social en manos de los titulares, directos o indirectos del negocio simulado. No cabe, por tanto, dice MADRID, en su alegación a sacar las consecuencias a una empresa periodística que ha hecho al efecto cuanto estaba dentro de las posibilidades, y cuya actual administración no es responsable, ni directa ni indirectamente de las manipulaciones tramadas anteriormente por las empresas conexionadas con la suya matriz.

Es evidente, por todo ello, que la cancelación de un periódico que en su actividad periodística, y a través de sus páginas editoriales, venía desarrollando una labor "independiente", es motivada como consecuencia de una maquinación entre dos Sociedades, FACES y SAF. La empresa MADRID es inocente y ajena a todos estos negocios simulados en virtud de los cuales un número determinado de acciones .figuran a nombre de hombres de paja de su confianza, aunque algunos de ellos sean per-«onajes de notorio relieve público.

Jaime Echegaray

MADRID 25 DE NOVIEMBRE 1971

 

< Volver