El cierre de "Madrid"     
 
 Informaciones.    26/11/1971.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL CIERRE DE ´MADRID"

EL pasado sábado, refiriéndonos a los problemas financieros del diario «El Alcázar», escribíamos: «Nos congratulamos sinceramente de Que nuestro colega haya podido superar sus dificultades.

Independientemente del justo y noble espíritu de competencia que nos anima respecto a «El Alcázar», como respecto a tod.i la Prensa de la tarde madrileña, es un hecho que la desaparición o cierre de un periódico afecta siempre dos favorablemente a los derecho-x del lector y a la Prensa en si.>, Hoy no podemos alegrarnos* como entonces lo hacíame» con «El Alcázar», por la feliz resolución de los problema´* del diario «Madrid». Huelga toda aSadidura a }s preocupación que nos embarga ante la cancelación registral de nuestro colega de la tarde.

La desaparición de un periódico implica un eco que se apaga, una voz que enmudecí v un diálogo, por ende, menos contrastado y menos constructivo. Ya, con motivo de U.s sanciones al diario «Madrid», en el año 1968, escribíamos: (i... Un periódico es un organismo de una gran sensibilidad, cuyos avalares repercuten inmediatamente sobre la conciencia de la opinión pública. Un periódico diario •s como una gran caja de re->cnancia, cuya capacidad de vibración exige una constante tensión, un máximo cuidado; t!e ahí también que todo lo ´IUP afecte a este organismo vivo provoque un eco inexora-bl* en la configuración de la conciencia nacional...»

Ni podemos ni debemos entrar en el fondo de la cuestión que ha motivado la, cancelación de Madrid», en el Registro d>> Empresas Periodísticas, ya que todo permanece «sub judice». La orden de cancelación registral es ejecutiva, pero no firme. Caben contra ella el recurso de alzada y el "ontencioso-administrativo Pero sí queremos ocuparnos de dos aspectos de esíe problema, uno profesional y otro de procedimiento administrativo, que exigen una seria reflexión.

Un determinado ´número de trabajadores (profesionales de la información, operarios de talleres, administrativos, su-Im I teñios i ha quedado repentinamente sin trabajo. La propia Dirección General de Prensa ha evidenciado la preocupación del Ministerio por la situación laboral que plantea el cierre del "Madrid», y otro tanto ha hecho el presidente del Sindicato Nacional de Prensa, Radio, Televisión y Publicidad. El ánimo que evidencia la Administración por resolver el futuro profesional de estos trabajadores debe llega: a conclusiones prácticas. Doblemente doloroso es este parv profesional, por cnanto quienes hacían «Madrid» son ajenos a las presuntas anomalías que han originado el cierre del diario

En segundo .usai, insistimos en nuestra preocupación ante la inmediata ejecutividad de ciertas órdenes administrativas ante las que caben recursos judiciales. Estimamos que seria ajustado a Derecho agotar en ciertos casos el trámite judicial y proceder entonces, con arreglo a la decisión de los Tribunales, a ejecutar O no la orden de la Administración

Nos unimos Moceramente al dolor profesional que esta mañana expresabi «ABC» en su editorial sobre la cancelación del «Madrid»; alentamos nuestra esperanza por la pronta reaparición de nuestro colega de la tarde v volvemos a insistir en lo que alguna vez hemos escrito en estas mismas páginas: ce.. El actual régimen de Prensa del país exige sin duda alguna la existencia de controles estatales firmes y adecuados, ñero estos controles, lejos de limitarse a sei simples mecanismos sanción-»-dores, deb»n. como en la circulación rodada, ordenar «1 tráfico, evitando en lo posib´e las multas...»

 

< Volver