Autor: Bardón, Diego. 
 Por las heladas. 
 Se perdieron 20.000 millones de pesetas sólo en Badajoz     
 
 Diario 16.    02/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Por las heladas

Se perdieron 20.000 millones de pesetas sólo en Badajoz

Diego Bardón

MADRID, 2 (D16). - En más de veinte mil millones de pesetas se calculan los daños ocasionados por la

helada que en la madrugada del martes asoló las plantaciones de viñedos y olivares en la provincia de

Badajoz. Tan sólo en Almondralejo, capital de la Tierra de Barros, los daños calculados por los expertos

sobrepasan los dos mil millones de pesetas.

Horas después de la catástrofe climatológica, todos - campesinos, patronos, expertos - coinciden en una

cosa; "Este año no habrá vendimia en ninguno de los tocos viñeros de la provincia." El daño causado a las

cepas tardará varios años en subsanarse, según la opinión de Pedro Ortiz, vicepresidente de la Unión

Provincial de Trabajadores y Técnicos, y uno de los comisionados llegados a Madrid. Se da como seguro

que la campaña del 78 no alcanzará la octava parte de lo normal.

Semejante perspectiva ha tenido consecuencias inmediatas: siete mil trabajadores temporeros despedidos

en veinticuatro horas. "Los patronos, manifestó Román Franganillo, uno de los portavoces elegidos por

los campesinos para que gestione en Madrid una visita del ministro de Agricultura, no darán trabajo a

nadie, ya que no esperan obtener la menor rentabilidad de sus tierras."

Créditos urgentes

Para paliar en la medida de lo posible la situación la asamblea de campesinos y patronos acordó plantear a

los organismos gubernamentales correspondientes la "urgente necesidad de concesiones crediticias a largo

plazo y una concesión espacial a fondo perdido para todos aquellos jornaleros que irremediablemente irán

al paro.

En este sentido, Román Franganillo pedirá bolsas especiales de paros, "que oscilarían entre las cincuenta

y las sesenta mil pesetas", al objeto de "garantizar el plato de garbanzos a las familias humildes, que sin

duda serán las más afectadas.

O el Gobierno nos hace raso o Extremadura comenzara a agonizar inmediatamente", puntualizó

Franganillo.

Otra amenaza latente "es una masiva emigración de familias y pueblos enteros". Para Pedro Ramírez,

vicepresidente de la UTT, «si el Gobierno no toma medidas de emergencia sólo quedaran viejos en la

provincia de Badajoz en un breve plazo de tiempo".

Los comisionados pacenses, desplazados a Madrid al objeto de conseguir llamar la atención en las altas

esferas, quieren "que los ministros y altos dignatarios relacionados con la agricultura, el comercio, y la

industria, se desplacen sin demora a los lugares afectados. Queremos que sea así para que nadie piense

que venimos con mentiras", aclararon mientras esperaban ser recibidos por "alguien" a la puerta del

Ministerio de Agricultura.

Terratenientes

Uno de los asuntos que traen en cartera es plantear "a los que nos manden entrar" - en el Ministerio - que

cualquier tipo cíe crédito o ayuda sea distribuido por comisiones de patronos que labran las tierras y dan

jornales, por propietarios modestos y por jornaleros. Que no pase - manifestaron a D16 - igual que con las

ayudas a los ganaderos, que se las llevan los terratenientes y los que tienen "mano" en Badajoz".

"Esos dineros tienen que ir a parar a las manos de quienes tienen las tierras bien aradas y podadas y no a

la de los señoritos que las mantienen todo el año de erial", aclaró el vicepresidente de la UTT.

En cuanto a la aceituna, la situación es más o menos la misma. "De 120 millones de kilos que se colectan

cualquier año de fructificación normal, este año no sacaremos ni para la tinaja."

Una de las posibles soluciones que apuntan es precisamente la de que se invierta dinero en industrias de

aderezo y embasado de aceitunas, "pues de esos 120 millones de kilos, tan sólo siete millones se

industrializan en las almazaras provinciales. El resto, según Román Franganillo, se la llevan los

especularores, al precio que les da la gana, a las fábricas de Sevilla, Valencia y Cataluña".

 

< Volver