"No pretendemos una dictadura femenina"  :   
 "El movimiento feminista tiene razón de ser en la democracia" ; Coloquio en torno a la mujer y la democracia. 
 Ya.    23/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

"NO PRETENDEMOS UNA DICTADURA FEMENINA"

«El movimiento feminista tiene razón de ser en la democracia». Coloquio en torno a la mujer y la democracia

"El momento actual español es optímo para que el movimiento feminista avance, ya que en una democracia futura tiene razón de ser. No nos planteamos la toma del poder de la mujer ni pretendemos una dictadura femenina. Sólo queremos Integrarnos en todas las actividades tanto sociales, políticas, económicas, culturales..., sin sufrir discriminación", dijeron diversas representantes de grupos feministas, amas de casa y otras actividades independientes, en un coloquio celebrado ayer sobre "La mujer española en el proceso hacia la democracia".

En el acto se anunció la manifestación que se proyecta realizar mañana miércoles, a las ocho

de la tarde, en Quevedo, en su lucha por los derechos de la mujer.

Las participantes en el coloquio acusaron a los partidos políticos de que no se ha planteado el problema de la liberación de la mujer. "Ni siquiera—recalcaron—los hombres de la izquierda están puros del machismo hispánico. Una mujer para ser "leader" debe ser cuatro veces "leader". Aun así, sólo la considerarán un poco espabilada y no con el real alcance que merece."

"La participación de la mujer en la política es minoritaria. Es necesario elevar la conciencia feminista y para ello hay que empezar por los escalones más bajos e incidir en los problemas concretos que les atañen. Esta falta de mentalización también afecta al hombre. El debe liberarse del papel que se ha puesto a desempeñar. Este cambio de mentalidad va despacio, sobre todo a nivel de amas de casa." "Ya se están dando charlas sobre estos temas, pero—dicen las representantes de las amas de casa—no se les puede hablar del aborto o divorcio, pues, son problemas que no las atañen directamente. En España hay nueve millones de amas de casa, y es difícil que luchen por la igualdad con el hombre."

Todas las presentes coincidían en la necesidad acuciante de instalar guarderías. Estas son imprescindibles para ayudarles en su liberación. También se habló de la discriminación legal de la mujer. La abogado doña Cristina Almeida afirmó que la justicia está masculinizada y que los jueces defienden a los hombres.

La discriminación es doble: unas leyes intentan protegerla y otras discriminarla atacándola. Los bienes gananciales, su administración y el adulterio son los principales campos donde se muestra esta discriminación legal.

Por último, concretaron que la liberación de la mujer debe ir unida a la de los trabajadores del país, y sólo con una transformación económica y social podrá la mujer liberarse.

 

< Volver