Autor: Ampuero Lobato, Julia. 
 La eficaz labor desarrollada por la Asociación de Mujeres Separadas. 
 Les duele a algunas personas  :   
 Y han disparado contra ella una campaña destinada a desprestigiarla; Los autores de esta maniobra, escondidos en la clandestinidad, no se atreven a dar la cara.. 
 Pueblo.    24/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

LES DUELE A ALGUNAS

PROMOVIDO por la Confederación de Padres de Familia, que dirige el padre Vidagor S. J,. se ha puesto en movimiento en Madrid una cadena postal, cuyo objetivo último es el ministro de Justicia, con un texto mecanografiado y fotocopiado en el que se invita a todas aquellas personas a las que se les dirige la misiva a sumarse en un movimiento aparentemente espontáneo y desinteresado contra el divorcio.

Del texto entresacamos tan sólo el primer punto como indicativo del tono que en general impregna el escrito: «Somos contrarios al divorcio: primero, porque la «indisolubilidad» del matrimonio es un principio de derecho tradicional español que tan sólo la legislación masónica y sectaria de la U República española osó romper después de muchos síglos, aunque por corto período, gracias a Dios.» Y así, hasta ocho puntos mas, para al final poner nombre y apellidos, dirección, profesión número del carné de identidad, de tal forma que el destinatario que recibe el escrito sólo tenga que poner estos datos y el sello, pues el sobre, dirigido al ministro de Justicia, también le es enviado por el remitente, el cual, si tiene oportunidad, le recomienda que haga lo mismo con su circulo de amistades. Y así sigue la cadena ,

Es indudable que sí el ministro recibe estas cartas sin conocer la forma en que han sido elaboradas y difundidas podría llegar a pensar que son producto del clamor espontáneo de un cierto sector de la población y no lo que verdaderamente es: el manejo o la manipulación de una confederación oficial perteneciente a la Iglesia,

AUTENTICA REALIDAD

Pero como esta postura no refleja el sentir de la mayoría del pueblo español, como ha quedado demostrado por las encuestas y sondeos de la opinión pública ünfonme Foessa), donde se refleja que el 73,6 por 100 de la población encuestada se muestra partidaria de la implantación del divorcio, hemos querido conocer también la opinión —tan sólo sea por aquello del contraste de pareceres— de la Asociación de Mujeres Separadas, de ámbito nacional y con unos estatutos legales aprobados en 1974, para lo cual nos hemos puesto en contacto con su vicepresidenta. Ana María Peres del Campo.

—¿Qué intención crees que tiene la difusión de este escrito?

—Es claramente la utilización que la Iglesia hace de los seglares que le son adictos, y a través de los cuales quiere dar una imagen de repulsa colectiva contra la implantación del divorcio en nuestro país, que, como se ve por las encuestas, no es asi. Y los números cantan.

Yo puedo decirte con respecto a nuestra asociación, y también reflejando el sentir de la Plataforma Unitaria de Mujeres Españolas (en la que están englobadas amás de casa, universitarias, mujeres democráticas, colectivo feminista, AUPEM, etcétera), que todas, sin excepción, somos partidarias del divorcio. Consideramos que la implantación del mismo en nuestro país será aceptada por la inmensa mayoría de jos ciudadano con toda tranquilidad, puesto que somos conscientes de que tal me. dida no ataca las estructuras sociales ni familiares, corno se pretende en el escrito de que me hablas, E1 divorcio, lo quieran o no los contrairios a él, es una medícina que la terapia social necesita hoy día, y nada ni nadie tiene derecho a sustraer « las personas que lo necesitan del uso del fármaco más apropiado.

Por otra parte, queden tranquilos los matrimonios que tienen una unión estable y duradera, parque la institucionalizacíón del divorcio no les va a obligar a divorciarse. ¿A qué viene entonces tanto miedo?

—¿Piensas que España se ha quedado descolgada de la marcha de los demás países en este asunto?

—Evidentemente, puesto que en Europa los únicos reductos antidivorcistas que subsisten son España, Andorra e Irlanda. Quiero resaltar aquí que curiosamente los países divorcistas son los que tienen una mas fuerte protección para la familia, Los hijos, en estas legislaciones, son tenidos muy en cuenta, y, por ejemplo, en Alemania o América, no existe la posibilidad de que un padre se declare insolvente o

Incumple su obligación alimenticia para con los hijos. Estas legislaciones tienen previstos con rigurosidad estos casos, y el Estado se encarga de facilitar trabajo a los supuestos parados. Naturalmente que el trabajo que el Estado ofrece, generalmente, es el de la construcción de autopistas u otros similares. Ante la dureza de estas perspectivas, no hay alemán insolvente. Todo lo contrario de lo que ocurre en España, donde las insolvencias ficticias están a la orden del día.

USURPACIÓN E INSULTOS

Durante estos días están llegando a manos de la presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas cartas devueltas por Correos, al desconocerse el destinatario, suplantando la personalidad de Mabel Pérez Serrano o de la propia Asociación, en la que se contienen, insultos para la una o la otra. Las cartas devueltas, con remites de la presidenta o de la asociación. hacen alusión al adulterio, como único objetivo de esta última, y en un determinado párrafo convoca a las vecinas de Arguelles y Vallehermosos a unirse a la asociación, para que así puedan ser «adúlteras con dignidad» el día de mañana, Tras hacer constar aquí que cualquier comunicación de la A. M- S. se envía con papel timbrado, le preguntamos su opinión al respecto a Ana María Pérez del Campo:

—Esto está promovido por personas desaprensivas, interesadas en desprestigiar a la asociación. Su único fin es contrarrestar la eficacísima labor que la A, M. S- está desarrollando en pro de los derechos de la mujer, su laboriosa campaña clarificadora de la actuación de los tribunales eclesiásticos y su denodada lucha por conseguir la instauración del divorcio en este país,

Julia AMPUERO

Y han disparado contra ella una campaña destinada a desprestigiarla

Los autores de esta maniobra, escondidos en la clandestinidad, no se atreven a dar la cara

 

< Volver