Organizado por el Club Convergencia. 
 Debate sobre "La mujer y la política"     
 
 Arriba.    16/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Organizado por el Club Convergencia

Debate sobre "La mujer y la politica"

MADRID. (De nuestra Redacción.)— Sobre el tema «La mujer y la política», organizado por el Club de Convergencia, se ha celebrado, en la tarde de ayer, un debate público en un hotel madrileño, en el que intervinieron Cristina Alberdi, del Seminarlo Colectivo Feminista; Carlota Bustelo, del PSOE renovado y del Frente de Liberación de la Mujer; Paloma Cruz Conde, del Movimiento Democrático de Mujeres; Mabel Pérez Serrano, presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas y de Izquierda Democrática; Carmen Vigil Medina, del Colectivo Feminista de Madrid, y actuó como moderadora Carmen Sarmiento. Excusó su asistencia María Lipúzcoa, de la Organización de Mujeres Independientes.

En primer lugar intervmo Cristina Alberdi, quien insistió en la discriminación que había sufrido la mujer en nuestra sociedad, y exigió su derecho al voto. A continuación lo hizo Carlota Bustelo, quien, en primer lugar, hizo una distinción entre el Frente de Liberación de la Mujer y el Partido Socialista Obrero Español renovado, rechazó las manifestaciones de carácter «machista» legales y pidió una ludia feminista anticapitallista, porque, según ella, esta sociedad le oprime en todas sus manifestaciones: familia, sexo, puestos de trabajo, etc. A continuación hizo hincapié en la necesidad de una autonomía de los grupos feministas y se manifestó a favor de la doble militancia de la mujer en los partidos políticos y en los movimientos de carácter feminista.

A continuación Intervino Paloma Cruz Conde, del Movimiento Democrático de Mujeres, quien hizo una breve historia de la discriminación electoral de la mujer en nuestro país, e insistió en la necesidad de que ésta participe en el próximo proceso electoral. Por último, calificó de inapreciable la lucha de la mujer, porque contribuye al progreso de las libertades humanas.

Más adelante intervino Mabel Pérez Serrano, quien defendió la doble militancia de la mujer en los movimientos feministas y en los partidos políticos, y condenó la manipulación y utilización de que es objeto la mujer por todos los partidos políticos.

Finalmente habló Carmen Vigil Medina, que igualmente se refirió a la situación discriminatoria de la mujer; exigió la supresión del capitalismo por su influencia en la vida de la mujer, y rechazó todas las sociedades existentes, ya que en ninguna, según dijo, se cuestiona un nuevo sistema de producción familiar. En este sentido redamó un sistema económico planificado a partir de la socialización del trabajo doméstico. Más adelante exigió la participación en e! poder de las mujeres durante este período de transición, para que el proceso de cambio conduzca a una sociedad sin explotados. Finalmente, rechazó la doble militancia e insistió en que la actitud del Colectivo Feminista se orienta hacia la creación de un partido exclusivamente de este carácter.

 

< Volver