Autor: Vigil y Vázquez, Manuel. 
   La reivindicación de la mujer ha de ser por la vía política  :   
 Doña Elisa Maseda, señora de Jiménez de Parga, defendió los derechos de la mujer en el Centre Catalá durante el mitín "A cien días de las elecciones". 
 Ya.    09/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La reivindicación de la mujer ha de ser por la vía política

Doña Elisa Maseda, señora de Jiménez de Parga, defendió los derechos de la mujer en el Centre Cátala durante el mitin «A cien días de las elecciones»

BARCELONA, 8. (De nuestro corresponsal, Manuel Vigil y Vázquez.)

Ha empezado la "guerra" de los cien días... Es. decir, que estamos. a cien días de las elecciones. El Centre Cátala, "un partido político para todos los que vivimos en Cataluña", ha convocado a mitin bajo tal advertencia, "A cien días de las elecciones", y el Colegio de Ahogados, su salón de actos, se vio desbordado como pocas veces en estas ocasiones en que es aula de convocatorias políticas. Se acercaría al miliar el número de asistentes, a más de dos por plaza.

Gran cantidad de mujeres en el auditorio. Y una mujer entre los oradores, una mujer de origen gallego, doña Elisa Maseda, esposa de don Manuel Jiménez de Parga, granadino, rector en funciones de la Universidad de Barcelona. Doña Elisa, como algún otro de los oradores, habla en castellano en este mitin del Centre Cátala. Doña Elisa defiende los derechos de la mujer, la cual carece en la vida comunítaria y, por tanto, en la política del peso que le corresponde a su número, más de la mitad de la población, lo que es poco democrático, por supuesto. La discriminación de la mujer no es sólo política y jurídica, sino social.

FEMINISMO MODERADO

Doña Elisa Maseda defiende lo que califica de "feminismo moderado". Es decir, el reconocimiento de los derechos de la mujer en la ley, en la política, en el trabajo, en la familia, en la sociedad en sama. Coloca los derechos de la mujer en su punto exacto, sin confundirlos con los deslices y los desvíos de los que hacen bandera algunos grupos feministas radicalizados. Y como estamos en un mitin político, la señora de Jiménez de Parga propugna la vía política para la justa reivindicación de la mujer. En ninguna parte, ni en los países más avanzados democráticamente, la mujer participa proporcionalmente a su número en político.

"Y la política se mete en casa, aunque nosotras no salgamos a ella; los mismos trabajos domésticos, la cesta de la compra, etc., son problemas políticos. Como lo es la Universidad, "fábrica de parados", según la califica. Preconiza el apoyo, por tanto, de los partidos políticos que reconozcan los derechos de la mujer en todos loa campos. La mujer, concluye, debe actuar en política. Grandes aplausos.

Las razones de Cataluña, el reconocimiento de la Generalitat como órgano de gobierno, la corrección de la Seguridad Social, que absorbe más de lo que presta; la Europa de los pueblos y no sólo la de los Gobiernos y la democracia de todos, pues sí no la democracia no es tal, fueron, junto con el planteamiento feminista, las cuestiones propuéstas por el Centre Cátala a cien días de las elecciones. Punto este último defendido por el secretario general del partido, don Joaquín Molina y Amat, quien hizo vigorosa y atractiva definición de la política de centro, base de la estabilidad política, que "no necesita cerrar puños al levantar brazos ni himnos, al glorificar vivos, ni resucitar muertos", párrafo que, como otros de este orador, en verdad vibrante, levanto una oleada de

aplausos.

C

 

< Volver