Autor: Beotas, Enrique. 
   Pilar Díaz Plaja  :   
 Pionera de las empresarias españolas. 
 Ya.    13/03/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 35. 

PILAR DÍAZ PLAJA,

PIONERA DE LAS EMPRESARIAS ESPAÑOLAS

Naci en Barcelona hace bastantes años, y de los cinco hermanos que somos he sido la única que no quiso estudiar carrera, ya que elegí lo que por entonces representaba un tremendo avance, que era el secretariado."

Así es Pilar Diaz Plaja, presidenta de las empresarias españolas: comienza su vida profesional estudiando secretariado y ejerciendo como tal en una empresa particular. . Desde sus catorce años, y salvando mas de muchas dificultades, orienta su actividad por el mundo empresarial, en el que entra como encargada de archivo.

—Como por entonces no habian carnés de trabajador, dije que tenia dieciséis años para que me admitirn, y como yo era una mujerona se lo creyeron y me admitieron.

Hacia el año 33 entra en relaciones con el que sería su esposo y abandona su archivo para ser la primera secretaria de su hermano Guillermo. Al estallar la guerra queda viuda con una pequeña hija y comprende que debe seguir trabajando para salir adelante.

—No tuve más remedio que granarme la vida. Fue cuando hice oposiciones a Sindicatos, gané también otras a la Diputación y llegó un momento en que tuve tres colocaciones, pero no de las que se va a firmar y a cobrar, sino que de nueve a una y media entraba en la Diputación, de cuatro a siete en una entidad particular y de siete a diez en otra.

Pionera

Poco a poco va entrando en ese "vetado para mujeres" del mundo de la industria y la empresa y va haciendo el camino y la proa de esas cuatrocientas mujeres que actualmente representan un sector muy importante del empresariado español.

En el año 1071 se crea oficialmente la Asociación de Mujeres Empresarias Españolas, que se marcan como primera meta su integración en el Consejo Mundial de Empresarias.

—En junio de ese año se celebraba en Versalles el veinticinco aniversario del Consejo Mundial; nosotras asistimos, y "a pesar de", entramos. Digo "a pesar de" porque se oponían a nuestro ingreso en base a unos criterios absurdos con referencia a que nosotras éramos una asociación fascista y, por tanto, nos negaron la entrada. Primero nos reunimos las presidentas, y lo pasé muy mal, porque parecía, que todas estuviesen contra España. Yo las dije que como empresarias no debíamos tener ningún, criterio político, y añadí, muy indignada, que las españolas no íbamos allí ni a pedir, ni a rogar, ni a suplicar. Esto hizo que la presidenta dijera: "¡Ole, ole la sangre española!". Pues ¡ole, ole! que entramos, finalmente, por unanimidad. Todo ello gracias al esfuerzo de todas las empresarias españolas, que luchamos a brazo partido.

La empresaria

Pero hablemos de la empresa actual y sus problemas.

—¿Cómo ves la estructuración del empresariado español en cuanto a instituciones, actividades productivas y unidades de ámbito territorial?

—En cuanto a la estructuración de carácter regional o territorial, nosotras, en las conclusiones de la asamblea que tuvimos a mediados de febrero, acordamos la organización regional. Con respecto a las estructuraciones en confederaciones y federaciones de empresarios, a mi me parece personalmente, y creo que es también el criterio de la Junta Nacional, que deberíamos seguir en el Consejo de Empresarios, que nos ayudaron tanto al comienzo. Sería absurdo que ahora nos fuésemos por nuestra parte. Yo creo que una de las cosas que más daño hace a España son las capillitas. Tanto en política como en economía. Es por esto que el empresariado español, que tiene tantos y tan graves problemas, deberia unirse completamente formando una sola asociación.

—Hay un tema importante que creo de obligación tocar: los sindicatos...

—Con respecto a este tema debo aclarar que no debemos pensar que todo lo pasado ha sido malo. Yo estoy convencida de que las cosas que ha habido malas hay que retirarlas, pero las que han sido buenas, que han sido muchas, retenerlas y conservarlas. Por tanto, con referencia a los sindicatos, digo lo mismo. El sindicato vertical tendrá sus inconvenientes, parece ser que no es del agrado de muchos, pero hay que reconocer que ha habido muchísimas veces una serie de diálogos entre empresarios, técnicos y trabajadores muy, muy positivos. Esto hay que tenerlo en cuenta.

—Hablemos un poco de la reforma sindical. ¿Crees que es efectiva la forma en

qué se está llevando y las lineas directoras trazadas para un nuevo planteamiento de los sindicatos ?

—No puedo emitir mi opinión al, respecto hasta que no sepamos definitivamente cómo quedará esto. Fíjate qué para primeros de año se esperaba y se hablaba de que el proyecte entrara en las Cortes, asi como que estaría zanjado para febrero. Tanto es asi que en la Asamblea Nacional lo tuvimos en el orden del día, pero no podo hablarse, puesto que no había más que rumores, etcétera. Asi que no puedo opinar, sino esperar a ver cómo queda toda la situación al final.

—Dos problemas importantes convulsionan el sector de la empresa. Uno es el despido, y el otro, la reforma empresaria1. ¿ Qué opinas sobre esto ?

—Creo que el articulo S5 no deberían volverte a imponer. No podemos olvidar que la empresa está pasando una crisis tremenda. Pero la pequeña, mediana y gran empresa. No debemos caer en el error de que las empresas tienen suficiente economía y liquidez para poder pasar este bache. Yo espero que lo pasemos; para esto será importante las medidas económicas que el ministro de Hacienda hizo públicas el día 22 de febrero. También debe jugar papel importante la creación de

un instituto para la ayuda total a la pequeña y mediana empresa, que, afortunadamente, ha vuelto a salir a la palestra.

—¿Cuál sería la forma más efectiva de paliar la crisis y el "crac" en que han dado muchas empresas españolas ?

—Creo que un factor importante seria, con respecto a la Seguridad Social, una reforma en orden a su financiación y a la gestión

de sus costos y, por tanto, una reducción de los mismos. Ya sé que se me podría decir que la Administración necesita este dinero, pero creo que se podría lograr con otra clase de impuestos distribuidos más equitativamente. Así, no se comprende que en los países nórdicos la empresa pague del 3 al 4 por 100 de la Seguridad Social, que en Inglaterra sea el 10 por 100, en Francia el 22 por 100 y que en España sea el 87 por 100. Esto, lógicamente, deberla ser estudiado para encontrar un medio que sin quitar ninguno, absolutamente ninguno, de los beneficios del trabajador, no fuera cargado tampoco, casi exclusivamente, sobre las empresas.

Femenina, pero poco feminista

Dejemos a la mujer empresaria y hablemos con el ama de casa, con la mujer que, pese a su duro trabajo y a sus pesadas actividades, no ha perdido un ápice de su femineidad. Pilar Diaz Plaja conserva intactas todas sus maneras y cualidades femeninas:

—¿Qué opinas de los movimientos feministas ?

—Primero quisiera dejar constancia de que me considero muy femenina, pero poco feminista. Es decir, todo lo que sea reivindicar a la mujer en el trabajo, en las leyes, tanto penales como de toda índole, donde hay una discriminación, estoy totalmente de acuerdo. Pero no puedo estarlo en que hayan surgido asociaciones feministas que enarbolan banderas como la de la legalización del aborto. No comprendo cómo una mujer que se considere como tal pueda tener en su mente el matar a su propio hijo.

—¿Cómo ves la integración de la mujer en la sociedad española?

—Absolutamente necesaria, y creo importante que por fin se vaya tomando conciencia de que la aportación de la mujer en todos los campos, tanto social, como económico, como político, tiene una razón de ser. Así, en estos últimos tiempos, los partidos políticos hacen un gran alarde de contar entre sos fitas con mujeres. Yo espero que esto no sea solamente un intento de conseguir votos, sino el reconocimiento justo de nuestra labor y colaboración efectiva.

—-¿Tiene la mujer, por ese sexto sentido de la intuición, más cualidades que el hombre para el mundo de la empresa ?

—Yo no diría que tenga más cualidades. Lo que ocurre es que, por ese sexto sentido que tú dices, a veces vemos cosas que no ven los demás. Además, en todas las cosas no se puede afirmar que valga más el hombre o la mujer. Siempre digo que no es cuestión de sexo, sino de seso.

—Se ha dicho muchas veces que una mujer empresaria no puede ocuparse debidamente de su familia y de sus tareas domésticas. ¿Qué hay de cierto en esto?

—Creo que la mujer debe organizarse siempre. La mujer debe trabajar fuera, pero no por el hecho de salir, sino que es necesario para hacer más feliz al marido y a los hijos, ya que no cae en la monotonía y la obsesión de ese mundo reducido de la casa. Ahora bien, lo primero es el marido y los hijos. Nosotras hemos tenido mujeres empresarias que lo han sido a los cincuenta años de edad, cuando ya sus hijos eran mayores. Es todo cuestión de saberse organizar.

—Por último, y para finalizar, ¿cómo te definirías politicamente?

—Como presidenta de las Mujeres Empresarias, no puedo definirme porque no soy política. La Asociación de Mujeres Empresarias, me gusta recalcarlo, es apolítica, arreligiosa y alucrativa. Asi estamos establecidas en los estatutos nuestros y en los mundiales. Ahora bien, como Pilar Diaz Plaja pertenezco a la Alianza Popular, y creo que debemos, por todos los medios, salvaguardar todo lo bueno que hemos tenido hasta ahora, que ha sido mucho, e intentar reformar y perfeccionar lo que ha quedado estrecho o Insuficiente.

—Un político...

—Tengo que decirte, por lo menos, dos: Martínez Ésteruelas y Fraga Iribarne.

Y ésta es Pilar Díaz Plaja, que ha conquistado un lugar para la mujer, impensado hace años. Que no ha escatimado esfuerzos ni generosidad. Tal vez, para definirla brevemente, debíamos repetir aquellas frases que escribiese un día fray Luis de León:

"Ciñóse de fortaleza y fortificó su brazo. Tomó gusto en el granjear; su candela no se apagó de noche.

Puso sus manos en la tortera y sus dedos tomaron el huso."

Enrique Beotas

(foto Jesús G. Ducay).

• En 1971 se creó oficialmente la Asociación de Mujeres Empresarios. Al poco tiempo se integraron en el Consejo Mundial • El sindicato vertical tiene sus inconvenientes, pero hay que reconocer sus aspectos positivos • Creo que es urgente la reforma de la Seguridad Social, en cuanto a su financiación, con una reducción de cosaos

• Según los estatutos, la Asociación de Mujeres Empresarias es apolítica, arreligiosa y alucrativa.

ME CONSIDERO MUY FEMENINA, PERO POCO FEMINISTA

 

< Volver