Mesa redonda en el Eurobuilding. 
 La mujer y su responsabilidad ante la sociedad     
 
 Arriba.    22/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Mesa redonda en el Eurobuilding

LA MUJER Y SU RESPONSABILIDAD ANTE LA SOCIEDAD

MADRID. (De nuestra Redacción.)—La mu¡er y la responsabilidad ante la sociedad fue el tema expuesto ayer en un hotel madrileño, a través de las intervenciones de Carmen Fraga. Mercedes Batlle, Ana Bravo, Ana Justa Vicente, Pilar Urbano y Mónica Plaza. Don Celedonio Gutiérrez actuó como coordinador y disculpó la ausencia prometida de don Efrén Bórrajo.

CARMEN FRAGA, médico y miembro militante de Alianza Popular, habló sobre «La mujer y los partidos políticos», y puso de relieve cómo frente al Año, Internacional de la Mujer era Impensable uno semejante para el hombre. Destacó la poca participación de la mujer española, que se limitaba a un 25 por 100. «La mujer si no se mete en política, la política se meterá en nuestras vidas. Sabemos, podemos y somos necesarias y sólo nos queda poder hacer.» Destacó la pasividad femenina frente a su gran capacidad y tenacidad. Al final hizo una llamada a todas las mujeres de España, con una mención especial para las rurales para una mayor participación de las mismas en política.

MERCEDES BATLLE, abogado, habló sobre «La mujer en la familia desde el punto de vista legal». Mencionó la frase estereotipada «es preferible un divorcio a un adulterio» para señalar que el divorcio no puede subsanar la crisis de la familia porque hasta ahora sin haber divorcio la crisis ha ido evolucionando. Señaló que, sin embargo, el divorcio debe reconocerse en una sociedad pluralista donde ha de convivir con la opción cristiana que se opone al mismo.

Recordó también que la cifra de abortos en España era de catorce mil y que iba en aumento el número de hijos ilegítimos, por lo que pidió que se facilite una educación sexual responsable, que se diera vía libre a los anticonceptivos y que se aceptara en la sociedad a a madre soltera.

Finalizó diciendo que el humanismo se tele en el laborioso camino de la igualdad y la libertad del hombre y l a mujer.

ANA BRAVO, doctora en Quimicas y Procuradora en Cortes por Palencia, habló sobre «Mujer y trabajo», y destacó que ya no existe discriminación legal para la participación activa de la mujer en la política y la sociedad desde la ley de 1961 sobre derechos políticos, sin embargo, a la hora de la realidad no hay esa participación activa. Lo minoritario de esta participación se debía entre otras causas a estar Insertada en una sociedad tradicional con tabúes que no la consideran capacitada y el miedo de la mujer misma que teme a hacer el ridículo. Esta presencia de la mujer ha quedado patente en parte en los Consejos Locales del Movimiento señaló Ana Bravo, por donde han pasado diez mil mujeres, si bien sus puestos, alcanzados no han sido precisamente de altura.

La cuarta ponente, ANA PASTOR VICENTE, abogado, habló sobre el Derecho Civil y se refirió a la situación de la mujer casada y al recientemente aprobado artículo 14.

Después intervino PILAR URBANO, sobre el tema de la mujer productora de noticias, y señaló que las periodistas tienen una gran responsabilidad como creadoras y conformadoras de la opinión pública; el periodismo —manifestó— normalmente Informa sobre lo anormal, por lo cual ya, por sí mismo, es deformante, e Indicó que debería resaltar los valores tradicionales, actualmente en crisis.

MÓNICA PLAZA, última de las ponentes, habló sobre la presencia de la mujer en el trabajo, y se refirió a varios artículos, entre ellos, el 40, según el cual la mujer no puede beneficiar de derechos pasivos a sus hijos o a su marido. Manifestó que el conflictivo tema mujer-familiatrabajo tiene que dejar de ser sólo conflicto para la mujer. La familia no puede verse amenazada simplemente por la ausencia en el hogar de la mujer trabajadora. Es necesario crear un clima necesario hacia el trabajo de la mujer, deshaciendo demagogias de partidos políticos, que ensalzan a la mujer como ama de casa y desprestigian a la mujer que quiere, o necesita, incorporarse al mundo del trabajo. Terminó hablando sobre el futuro de la mujer, y en este sentido señaló que el día que la mujer quiera ser como el hombre habrá perdido la batalla, porque la habrá ganado éste.

Finalizada la intervención de Mónica Plaza, se abrió un interesante coloquio, en el que actuaron como moderadores Celedonio Gutiérrez y Manuel Pérez Olea.

 

< Volver