Badalona, nota de los abogados ante el atentado al juzgado municipal     
 
 Informaciones.    16/03/1974.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

MIÉRCOLES 26-1-83

CULTURA Y SOCIEDAD

A B C / 39

Según la encuesta «Juventud-82», la mayoría se considera feliz, ya estén en paro, estudien o trabajen

Solana presentó su plan de actuación para la política juvenil

MADRID. «Un Gobierno que no atienda las necesidades de los seis millones de jóvenes y un sistema político y económico que no sea capaz de resolver su problemas sería un Gobierno malo y merecería la pena el ser cambiado», manifestó el ministro de Cultura, Javier Solana, en el acto de presentación de la encuesta «Juventud-82», que coincidió con la apertura o el reencuentro del Centro de Orientación y Documentación de la Juventud, situado en la confluencia de las calles Marqués del Riscal con la Castellana.

Javier Solana resaltó el apoyo fundamental que su Gobierno va a dedicar a la juventud, «que será —dijo— nuestro juez» y, sobre todo, a los estratos sociales más marginados, porque el Ministerio de Cultura quiere intentar que la talla moral de nuestra juventud y, por consiguiente, de nuestra sociedad se eleve. Para ello tiene ya preparado un plan de actuación de acciones que llevará a cabo su Departamento y, concretamente, la Dirección General de la Juventud. Tres son las líneas fundamentales que e! ministro Solana definió ayer cara a abordar la problemática de esos seis millones de jóvenes.

En primer lugar destacó la puesta en práctica de una política de dinamización y participación juvenil, para lo cual iba a enviar a las Cortes un proyecto sobre «La ley del Consejo de la Juventud», a la vez que se potenciaría el asociacionismo juvenil. En segundo lugar destacó el ministro el interés por llevar a cabo una política integral de la juventud, que abarcaría el preparar el Año Internacional de la Juventud que la Unesco ha preparado para 1985 y e! tratar de poner "en marcha una gran exposición, con el fin de ver cómo ha sido la evolución de la juventud desde el año 1940. Y en tercer lugar figura el hacer una política de servicios para la juventud, en la que entraría el volver a poner en marcha la red de albergues juveniles y dos campañas cara al próximo verano: juventud y naturaleza y juventud y cultura. Por su parte, el director general de la Juventud, señor Quintana, hizo hincapié en el objetivo y la misión del Centro de Documentación e Información de la Juventud, donde ayer se celebró el acto para presentar la encuesta que un grupo de sociólogos había dirigido y que actualizaba la línea de grandes sondeos de opinión que se han venido aplicando periódicamente a nuestra juventud desde 1959, encuesta dirigida en esta ocasión por los profesores Toharia y García Fernando. La encuesta, realizada al azar entre jóvenes de edades comprendidas entre tos quince y los veintidós años, pone de manifiesto la negativa influencia directa que tiene sobre ellos la crisis económica. Un 12 por 100 de los varones afirma que empezó a trabajar antes de los catorce años; el 52 por 100 de los jóvenes trabajadores no está cualificado laboralmente y sólo un 58 por 100 tiene un trabajo fijo. La empresa privada predomina como empleadora frente al sector público y e! 75 por 100 de las clases modestas tiene a sus hijos empleados en trabajos no cualificados.

Sólo un 4 por 100 de los jóvenes, además de estudiar, trabaja, frente al 52 por 100 que sólo se dedica a estudiar; de ellos el 69 por 100 lo hace en centros estatales, el 15 por 100 en centros religiosos y el 11 por 100 en centros privados seglares.

Las relaciones familiares son satisfactorias para el 87 por 100 de los jóvenes y sólo el 9 por 100 admite que hay en sus familias ambiente de tensión. El 50 por 100 de la población se define católica practicante, mientras que los no practicantes alcanzan el 38 por no creyentes el 11.

Existe entre los jóvenes ciertas reticencias a autodefinirse poéticamente, como revela el hecho de que la mitad de la muestra remitiera al «no sabe no contesta». También existe un alto grado de identificación nacional y el 78 por 100 de los jóvenes si pudiera escoger un país al nacer, elegiría España. También cabe destacar que el 67 por 100 de éstos considera que la democracia es el sistema político más satisfactorio y que la Constitución y el Rey juegan un papel prioritario en el funcionamiento del sistema"; político, como lo demuestra ese 57 por 100 que lo afirma. Respecto al cambio, un 70 por 100 opina que debe hacerse gradualmente mejorando las estructuras sociales a través de reformas.

En cuanto al partido político que tiene mayor audiencia entre los jóvenes, se sitúa el PSOE con un 20,3 por 100, seguido a cierta distancia de las demás formaciones de ámbito estatal: UCD, el 5,6; AP, el 4,6; el PCE, 3 por 100. También hay un alto porcentaje de jóvenes que no está interesado por la vida política ni las actividades partidarias. Los jóvenes fluctúan entre el abstencionismo y el compromiso representado por la opción socialista. Datos muy dispersos parecen apuntar una cierta crisis de lo que se ha venido llamando pasotismo y un apoyo esperanzado a la posibilidad de cambio.

Cabe destacar como dato curioso e! grado de felicidad de los jóvenes. Se considera bastante feliz el 67 por 100 de los estudiantes, el 67 por 100 de los trabajadores, el 52 por 100 de los parados que cobran el desempleo, el 62 por 100 de los parados que no cobran el desempleo, el 63 por 100 de los que no hacen nada, el 82 por 100 de los que están cumpliendo el servicio militar y el 64 por 100 de los que se dedican a sus labores. -

 

< Volver