Autor: Granell Pérez, Luis. 
   Zaragoza: Continúa la huelga de hambre de presos políticos     
 
 Informaciones.    27/09/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

ZARAGOZA: CONTINUA LA HUELGA DE HAMBRE DE PRESOS POLÍTICOS.

ZARAGOZA. 27. — Prosigue sin variación la huelga de hambre iniciada los días 21 y 23 por 27 presos

políticos que cumplen su condena en la prisión Provincial de Zaragoza. Esta mañana, señalan fuentes Lien

informadas, se ha celebrado una reunión fiel equipo responsable del centro penitenciario, que dirige don

José Mateo Pérez Sánchez. Al parecer, el subdirector de la prisión se habría entrevistado con los huel-

guistas, que permanecen en las celdas de castigo, tratando de buscar una solución al Conflicto, según

parece, sólo uno de ellos ha acusado en su salud estos días de ayuno, aunque no se cree que su dolencia

sea importante. A este respecto cabe señalar que, según ha informado la Prensa local, los presos políticos

se han negado a ser atendidos por un médico —detenido por realizar prácticas abortivas—, que actuaría

en calidad de suplente por la ausencia del médico titular de la prisión. Otras fuentes se-ñalan, sin embargo,

que ha ai.dc el propio suplente, médico forense en ejercicio, que no está en prisión, quien se ha negado a

atender a unos presuntos «enfermos voluntarios».

Ayer circuló el rumor de que la Policía había perseguido un automóvil que merodeaba en forma

sospechosa por los alrededores de la prisión, no pudiendo detener a sus ocupantes, pero encontrándolo

después abandonado y con armas en su interior. Posteriormente se aclaró que se trataba de varios

delincuentes comunes que, tras efectuar algunos disparos de escopeta en el barrio de La Paz, próximo a la

cárcel, fueron perseguidos por un motorista de la Policía Municipal, que finalmente los perdió de vista en

las afueras de la ciudad. Más tarde fue localizado el vehículo, con algunas escopetas en su interior, en las

proximidades de la prisión provincial. Al parecer, han sido ya detenidos algunos de sus ocupantes, de-

lincuentes comunes, como ya se ha indicado, y que, según todos los indicios, no tienen nada que ver con

la situación planteada por los presos políticos en huelga de hambre.

Por Luis GRANELL

 

< Volver