El sumario del asesinato del presidente Carrero, practicamente terminado  :   
 Los autores materiales se encuentran en Francia. 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El sumario del asesinato del presidente Carrero, prácticamente terminado.

MADRID, 15. (EUROPA PRESS.)—Se encuentra prácticamente terminado el sumario que se instruye por el

asesinato del presidente Carrero, en el que están implicadas trece personas. Los autores materiales del

atentado se encuentran en Francia y su extradición ha sido solicitada ya dos veces, sin que el Gobierno

francés haya contestado por el momento.

Los procesados son; Pedro Ignacio Pérez Beotegui, José Ignacio Abaitua Gomez, José Miguel Benaran

Ordeñana, Javier María Larreategui Cuadra, José Félix Azurmendi Ba-diola, Juan Bautista Izaguirre

Santisteban, José Antonio Urritigoechea Bengoechea, Jesús Zugarramurdi Huid, Mercedes Alcorta Arzac,

José Miguel Lujua Gorostiola, José Ignacio Mugica Arregul. Antonio Duran Velasco y Genoveva Forest

Tarrat.

A todos ellos se les imputan tres delitos de asesinato (cualificados por las circunstancias de alevosía,

explosión como medio y premeditación), seis delitos de lesiones y varios delitos de estragos y daños. Para

asegurar el pago de las responsabilidades civiles, se les requiere para que, solidariamente, presten fianza

de 100 millones de pesetas. Respecto de los once primeros, se decreta la prisión incondicional, y en cuanto

a Genoveva Forest y Antonio Duran, se decreta la prisión provisional comunicada.

Los diez primeros encartados fueron procesados el 9 de enero del presente año, Mugica Arregui lo fue

posteriormente y Genoveva Forest y Antonio Duran el día 9 de noviembre.

ORGANIZACIÓN DE E.T.A. EN MADRID

Según el reciente auto de procesamiento, Genoveva Forest, de avanzada filiación comunista y reconocido

ascendiente sobre otras personas de su misma ideología, que desde 1972 se hallaba en intima relación con

destacados miembros de la organización terrorista E. T. A. V Asamblea, en especial con José Ignacio

Mugica Arregui, alias «Ezque-rra», del comité ejecutivo de dicha organización, y con José Miguel Benaran

Ordeñana, alias «Argala», del frente militar de la misma, había convenido con ellos organizar en Madrid la

infraestructura de E. T. A. con elementos que por no ser vascos ni pertenecer a la repetida organización

permitiesen extender las actividades ilegales de esta a la capital de España sin despertar sospechas de la

Policía.

Puesta al corriente del propósito de dichos miembros de E. T. A. de llevar a cabo el secuestro del almirante

don Luis Carrero Blanco, en el que decidió colaborar Genoveva, les suministró los datos necesarios sobre

la vida, costumbres e itinerario habitual del señor Carrero.

En la primavera de 1973 —sigue diciendo el auto de procesamiento— Genoveva encargó a Antonio Duran

Velasco (miembro del partido comunista de toda su confianza) la construcción de un «refugio» o «cárcel

del pueblo» secreto, con capacidad suficiente para retener en el mismo a la presunta victima y albergar a

sus secuestradores, en el piso bajo, casa 4-D, de la calle Hogar 68, de Alcor-cón (Madrid), que había

puesto a nombre de su esposa, Remedios Pérez López.

Cuando todo estaba preparado para el secuestro, el 16 de diciembre Genoveva comunicó a Antonio Duran

que se había desistido de ello y en su lugar se había acordado darle muerte, por lo que el «refugio» serviría

para ocultar a los autores materiales der atentado, lo que también fue aceptado por Duran. Electivamente,

el «refugio» fue utilizado por el comando de E.T.A., que a las órdenes de José Miguel Benaran, alias

«Argala», llevó a cabo el atentado, Genoveva les facilitó también informes y documentación falsa para

huir.

Posteriormente, Genoveva fue comisionada por los directivos de la E.T.A. para redactar el libro

«Operación Ogro. Cómo ejecutamos a Carrero Blanco», en el que se describe tendenciosamente la

preparación y ejecución del crimen y se hace una apología del mismo.

Llegado el día convenido —el 20 de diciembre de 1973—, José Miguel Benaran se situó, antes de las

nueve de la mañana, junto a la finca número 110 de Claudio Coello, subido en una escalera de mano, desde

la cual divisaba una marca roja y un «Aus-tin 1300», que le servían de punto de referencia, acechando el

paso del automóvil del almirante Carrero, que llegó sobre las nueve y media.

José Miguel Beñaran en ese instante dio la señal a Pedro Ignacio Pérez Beotegui —que se encontraba al

pie de la escalera con las pilas de encendido— y éste accio-n.: el Interruptor y provocó la explosión de la

mina, aunque no la de la carga de plástico del «Austin», resultando muertos en el acto el presidente del

Gobierno, don Luis Carrero Blanco; el chófer, don José Luis Pérez Moge-na, y el policía de escolta, don

Juan Antonio Bueno Fernández. Sufrieron heridas don Miguel Ángel Alonso de la Fuente, don Ángel

Galiana del Río, don Carlos del Pozo Díaz, doña Francisca Mi-llán Gallego, doña Avelina Duran Oreja y la

niña de cinco años María Lourdes Clemente Duran.

LOS AUTORES MATERIALES SE ENCUENTRAN EN FRANCIA.

 

< Volver