Francia deniega la extradición de los procesados por el asesinato de Carrero  :   
 Considera el hecho delito político, excluido del Convenio hispano-francés. 
 ABC.    19/11/1974.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

FRANCIA DENIEGA LA EXTRADICIÓN DE LOS PROCESADOS POR EL ASESINATO DE CARRERO

Considera el hecho delito político, excluido del Convenio hispano – francés.

PARÍS 18. El Ministerio efe Asuntos Exteriores francés ha informado por nota verbal a la Embajada de

España en París, como contestación a sus notas de 23 de enero, 21 de agosto y 4 de noviembre de 1974, en

que se solicitaba y se reiteraba la solicitud ote extradición del Gobierno español de diez subditos

españoles acusados de haber participado en el. atentado contra ef almirante don Luís Carrero Blanco, que,

después de un examen muy atento del asunto, no le ha sido posible al Gobierno flanees satisfacer la

demanda del Gobierno español, dado que las disposiciones dal articulo 3 del Convenio Franco-Español de

Extradición, de 14 de diciembre de 1877, especifican que «no será entregada persona alguna sentenciada o

procesada si el delito porque se pide la extradición está considerado por la parte de quien se reclama como

delito oolitico o como hecho conexo con semejante delito».

En una nota verbal de la misma fecha, el Ministerio francés recuerda a la Embatada de España haberle

informado en di-

ferentes ocasiones de las medidas de todo orden puestas en vigor por ef Gobierno francés para evitar y, en

su caso, reprimir los llamamientos a la violencia o los actos de violencia por parte de refugiados y de otras

personas. El Gobierno francés, que se siente obligado a seguir respecto al problema de los refugiados la

propia Constitución francesa, el Convenio de 1951 y la Resolución de las Naciones Unidas de 1967 sobre

el asilo, desea al propio tiempo observar ¡as reglas de la buena vecindad con respecto a un país amigo y

entiende que estas varias disposiciones no son inconciliables.

Las autoridades francesas estiman como un deüei natural el efercicio por su parte de una vigilancia sobre

los medios capaces de preparar en Francia actos delictivos que hayan de cometerse en España. Por ello

proseguirán sus esfuerzos en los Departamentos fronterizos con vistas a que los refugiados de origen

español no sobrepasen las limitaciones previstas a este efecto, tanto por el Derecho interno francés como

por el Derecho internacional.—Efe,

 

< Volver