Orden público. 
 Descubierto el aparato de propaganda del P.C. En Valencia     
 
 Informaciones.    04/10/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DESCUBIERTO EL APARATO DE PROPAGANDA DEL P. C. EN VALENCIA.

VALENCIA, 4. (PYRESA.) Tres personas detenidas y cuatro toneladas y media de material clandestino

incautado ha sido el resultado de las gestiones realizadas por la Policía de Valencia. A este respecto, la

Jefatura Superior de Policía ha hecho pública la siguiente nota:

«Después de haber desarticulado los diferentes escalones clandestinos del Partido Comunista de España

(marxista-leninista) y su organización de masas PRAP en Valencia, su provincia y región, las

investigaciones se centraron en torno al denominado aparato central de propaganda, encubierto y

guardado con mayores medidas de seguridad en todos los órganos de la ilícita asociación.

Las gestiones practicadas dieron como resultado averiguar que este aparato estuvo primeramente

instalado en la calle Rompehielos, número 5; más tarde, en la calle de Jaime Beltrán, número 8, tercera

puerta, y por último, en la calle del Pintor Salvador Abril, número 9, décima puerta.

Fueron detenidos los tres componentes de la célula técnica encargada de la confección y distribución de

la propaganda subversiva, que resultaron ser María Milagros Fernández Martínez, que utilizaba los

nombres de guerra de «Carmen» y «Marta», y era la «responsable»; Lucila Pilar Aragó Camón, que usaba

los nombres de «Juana» y «Teresa», y José Vicente Castillo, llamado también «Rogelio» y «Agustín»;

militantes los tres que, a mediados del pasado mes de agosto, estuvieron en París aprendiendo el manejo

de máquinas de imprimir tipo offset.

En las dos últimas viviendas fueron encontradas dos máquinas multicopistas eléctricas marca Gestetner» y

tres de escribir «Hispano Olivetti». Todas procedentes de robos hechos en el Centro de Promoción

Profesional obrera Luis Ibáñez Gómiz de Lara y en la Escuela de ingenieros Técnicos industriales; una

multicopista «Manuel», de las denominadas «vietnamitas»; gran cantidad de material propagandístico de

todo orden, desde libros de selecta edición impresos en el extranjero, que formaban una gran blibioteca

marxista, hasta octavillas de rudimentaria confección, pasando por los más variados panfletos de

adoctrinamiento, algunos de los cuales todavía no se habían difundido, posters y cintas magnetofónicas;

hasta el punto de llenar ocho maletas y numerosos cajones, y todo tapo de material, principal y accesorio,

para la confección de propaganda.

El material intervenido pesó alrededor de 4.500 kilos.

En el plazo legal, y con las oportunas diligencias, los detenidos y los efectos reseñados fueron puestos a

disposición de la autoridad judicial competente.»

4 de octubre de 1975

 

< Volver