Nota del ayuntamiento de Valladolid. 
 El camión-cisterna fue asaltado y su conductor brutalmente agredido  :   
 En este incidente una joven resultó arrollada mortalmente por el vehículo. 
 ABC.    27/09/1975.  Página: 67. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

27 DE SEPTIEMBRE DE 1 9 7 5 PAG. 67.

NOTA DEL AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID EL CAMION-CISTERNA FUE ASALTADO Y SU

CONDUCTOR BRUTALMENTE AGREDIDO.

En este incidente una joven resultó arrollada mor taimen te por el vehículo.

Valladolid, 26. (Pyresa.) «Si el comienzo del acto estaba señalado para ]a una y media de la madrugada, a

partir de las doce de la noche pudo apreciarse la presencia en la Plaza Mayor pequeños grupos de

personas que íueron situándose frente al balcón central del Ayuntamiento, portando pancartas mientras

empezaban a proferir gritos de "jornales, sí; salchichas, no"», dice un Informe del Ayuntamiento de

Valladolid sobre los acontecimientos que impidieron la celebración de la «Madrugada de San Mateo».

Para la noche del sábado —dice el informe— el Ayuntamiento de la ciudad había programado un festejo

de carácter eminentemente popular, bajo la denominación de «Madrugada de San Mateo», que habría de

consistir en el reparto, totalmente gratuito, de bocadillos de salchichas —unos 21.600— y vino a cuantos

vallisoletanos y no vallisoletanos de buena voluntad se acercaran alrededor de la estatua del conde

Ansuárez. situada en la Plaza Mayor.

Poco después de las anormalidades señaladas al comienzo, se Intentaron volcar los dos vehículos en que

iba a iniciarse la distribución de ]a mercancía, según agrega la nota del Ayuntamiento, por lo que se aplazó

3a distribución a los puestos, depositándose la totalidad en la Casa Consistorial.

Hacia la una y media de la madrugada —se explica a continuación—. el camión cisterna hizo entrada en la

Plaza Mayor y fue asaltado por personas que se encaramaron sobre la cisterna, mientras zarandeaban y

amenazaban a los componentes de uno de los grupos musicales que habrían de actuar en el festejo, y que

empezaban a amenizar la verbena desde el camión.

Otro grupo intentó, asimismo, agredir al conductor, consiguiéndolo algunos de ellos.

Este fue el momento —indica el referido informe— en el que se produjo el accidente sufrido por la joven

María Belén Paunero Alvarez. caída bajo las ruedas del camión en circunstancias que se desconocen, e

inmediatamente después, los grupos de personas concentrados ante la Casa Consistorial comenzaron a

proferir Insultos contra las autoridades, arastran-do las vallas e iniciando el lanzamiento de piedras, patos

y botellas contra el edificio del Ayuntamiento, intentando, además, incendiar las figuras de los gigantones.

El conductor de] camión en ese instante fue brutalmente agredido.

Esta explicación del Ayuntamiento de la capital vallisoletana puntualiza finalmente que, agotadas las

posibilidades de disolución pacífica de ese grupo de doscientas a trescientas personas, cuya misión se vio

claramente que consistía en boicotear un acto eminentemente popular y abierto a todos, a las tres y media

de la madrugada, aproximadamente, entraron en la Plaza Mayor Fuerzas de la Policía Armada que

dispararon a los manifestantes. El comportamiento ordenado y cívico de los vallisoletanos, en general —

concluye el referido informe— al margen de la presencia e Intervención de pequeños grupos, así como la

serenidad de autoridades y Fuerzas del Orden Público, evitaron que se produjeran otras consecuencias

además de la lamentable muerte de la joven citada con anterioridad.

 

< Volver