Promoción Díaz Linares. 
 Entrega de despachos a cuatrocientos cuarenta y nueve nuevos inspectores de policía  :   
 Hay que luchar con denuedo para extirpar al terrorismo, dijo el director general de Seguridad. 
 ABC.    20/05/1975.  Página: 11-12. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

A B C . MARTES 20 DE MAYO DE 197 5. PAG. 11.

PROMOCIÓN DÍAZ LINARES ENTREGA DE DESPACHOS A CUATROCIENTOS CUARENTA Y

NUEVE NUEVOS INSPECTORES DE POLICÍA.

"Hay que luchar con denuedo para extirpar al terrorismo", dijo el director general de Seguridad

Cuatrocientos cuarenta y nueve nuevos Inspectores del Cuerpo General de Policía, que integran la XXXII

promoción, denominada ´Promoción Díaz Linares.», en homenaje a ía memoria del inspector caído en acto

de servicio recientemente en San Sebastián, juraron sus cargos y recibieron sus correspondientes

despachos en un acto celebrado a mediodía de ayer en el Colesio de Huérfanos del Cuerpo General de Po-

licía de Carabanche! Bajo. Presidió e! director señera! de Seguridad, don Francisco Dueñas Gavilán, con

otros altos mandos de la Dirección: el general inspector del Cuerpo de Policía Armada, señor Tomé Marín,

y el señera! subinspector, señor Asuilar Carmona.

El acto comerán con. las palabras del director de la Escuela General de Policía, don Gonzalo Cerrillo

Maroto.

Quien despidió a los nuevos inspectores de Policía, a quienes manifestó que entran en el Cuerpo General

en un momento glorioso. instantes en que se escribe una brillante historia policíal, gloriosísima, porque es1

A salpicada con la sangre de ios nuestros. como la de Díaz Linares, que da el titulo a la promoción y que

encabezó ¡a lisia de los que como el recientemente cayeron en acto de servicio, como la de todos aquellos

que ahora y siempre incrementan con su nombre el libro de oro de la Policia española.

A continuación, ei número uno de la promoción, don Diego Mora Estupiñán. juro el cargo y recibió su

título, que le entregó el director general de Seguridad, y fue condecorado por éste con la Cruz al Mélico

Policial, entre grandes aplausos, que se repitieron al hacer entrega de un ramo de flores, en nombre de la

promoción, a doña Francisca Vizoso Fernández, viuda del señor Díaz Linares, que ocupaba un palco.

A continuación, los restantes; miembros de la promoción en tandas de diez, jura-ron v recibieron sus

despachos e:i presencia del capellán de la Escuela General de Policía, padre Torrente. El general subinspec-

tor de la Policía Armada señor Aguilar. entregó el despacho a su hijo don Ricardo Aguilar Cruz, que vestía

e! uniforme de! Cuerpo General de Policía

ALOCUCIÓN DEL SEÑOR DUEÑAS GAVILÁN

A continuación, el director general de Seguridad, señor Dueñas, pronunció unas palabras para resaltar —

dijo— un acto tan emotivo, como es el de hacer la entrega de títulos y distintivos a la XXXII promoción de

alumnos del grado profesional de la Escuela General de Policía, que lleva el nombre de uno de nuestros

heroicos caídos: Díaz, Linares.

•Sean. pues, mis primeras palabras para dar mi más cordial y efusiva enhorabuena a los nuevos

subinspectores del Cuerpo General de Policía que hoy. con el alma llena de gozo, reciben los atributos que

les acreditan como tales.•> Tras unas palabras de felicitación para los padres y las novias, asistentes al

acto, el señor Dueñas agregó: «Y también, enhorabuena a todos nosotros, como integrantes que somos de

esta entrañable Policía gubernativa, de la que. emergiendo de sus filas, me cabe hoy el honor inmerecido

de estar al frente de la misma, poniendo en la tarea que me fue encomendada todo el afán y lodo el

entusiasmo para lograr, para esta institución admirable, cuanto deseamos por su prestigio y pov su

dignificación.

Hoy tenemos con nosotros a doña Francisca Vi/oso Fernández, viuda de nuestro compañero caído Díaz

Linares: nadie con más derecho que ella puede hablarnos del espíritu de sacrificio de esta Corporación, a la

que. desde hoy. tenéis el Indiscutible honor de pertenecer. Ante ella, y como representante de todas las

esposas y madre» de nuestros compañeros caídos en el c u m p 1 i m ienlo del deber, testimoniamos

nuestro dolor por la pérdida de esos abnegados compañeros, cuyas vidas de sacrificio fueron segadas por

los enemigos cíe la unidad de nuestra Patria y perturbadores del orden social, sin el que la convivencia

ciudadana es inconcebible, prometiéndole firmemente que todos nuestros esfuerzos r-o decaerán hasta

que consigamos que los culpables v sus cómplices puedan snuir sobre ellos el peso y rigor de la justicia,

que es como decir e! de esta España que vibra, de indignacion. ante tan execrables hechos.

CONTRA El, TERRORISMO Y LA SUBVERSIÓN

.´El terrorismo se dice hoy día que es un mal mundial. Estamos de acuerdo con esa definición, pero no la

^admitimos para nuestra Patria, y si España es diferente, hu de serlo también y principalmente en nuestro

empeño de no permitir que el mismo se enseñoree en sus ciudades y puebles, sentando el más indeclinable

propósito de luchar con denuedo para extirpar sus profundas raices, para que. de esta forma, podamos

ofrecer paz. seguridad y progreso a nuestros hijos.

Otro grave problema con el que vais a tener que enfrentaros al salir de esta Escuela, en la que habéis

estrechado los lazos de hermandad y compañerismo, es la lucha contra la subversión que. trabajando a la

sombra de la insidia y de la taimada infiltración., la encontraréis por todas partes, actuando unas veces con

halagos, olías con derrotismo, sobre vosotros, vuestros familiares y amigos, ¡jara que caigáis en el la/o de

la debilidad, la componenda o la tolerancia. Con ello tratarán de minar vuestra moral y vuestra dlsciplir.n

para así haceros perder la confianza en vuestros jefes, en vuestros compañeros e incluso en la finalidad y

utilidad de vuestro importante servicio. Contra ello no es suficiente deciros qug no lo deis por oídos, sino

que lo combatáis con el máximo rigor y con la eficacia de vuestra actuación. volando así por la pureza y el

prestigio de la Corpovacicn. de la que desde es!e momento formáis ya parte.

SAVIA NUEVA

Felicitémonos por esta savia nueva con la eme. a partir de hoy. cuenta e: C: ¡ ;o General de Policía.

Sabemos que con su sano espíritu juvenil remedarán los cuadros y nos proporcionarán muchas satis-

facciones. Yo prometo a todos que proseguiremos en la labor emprendida de mejorar las estructuras

corporativas y de seguir empeñados en una tarea de perfeccionamiento profesional, sin olvidar otras con-

quistas que creo justas y que sitúen a la Policía en el nivel social y económico a lo que la considero

indefectiblemente acreedora.

Sólo me resta pediros, con machacona insistencia, que seáis siempre leales y disciplinados. Leales al

Caudillo, al Príncipe de España y a las Instituciones, y leales también a vuestros jefes y compañeros. Con

lo que patentizaréis esa lealtad que os he pedido y que. en definitiva, se traducirá en hermosa lealtad para

con vosotros mismos».

Las palabras del director general de Seguridad fueron acogidas con grandes aplausos y. a continuación, a

los nuevos inspectores de Policía y a sus familiares les fue ofrecido un vino español.

 

< Volver