Nota de la Dirección General de Seguridad. 
 El llamamiento a la huelga general ha fracasado     
 
 Informaciones.    21/02/1975.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

NOTA DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE SEGURIDAD "EL LLAMAMIENTO A LA HUELGA GENERAL

HA FRACASADO"

MADRID, 21. (INFORMACIONES.)—Durante ios incidentes de ayer en Madrid fueron detenidas noventa

personas, según una nota de la Dirección General de Seguridad, en la que $e da cuenta del fracaso de la

huelga general que habían promovido organizaciones clandestinas. Un policía y un estudiante resultaran

heridos.

La nota oficial hecha pública anoche dice lo siguiente:

NOVENTA DETENIDOS DURANTE LOS INCIDENTES DE AYER EN MADRID UN POLICÍA Y UN

ESTUDIANTE, HERIDOS.

«Como se había observado por los servicios de la Jefatura Superior de Policía de Madrid en días pasados,

distintos grupos clandest i n o s comunistas tenían el propósito en el día de hoy de originar una serie de

alteraciones de orden público, para lo que habían convocado a diversos sectores de la población para una

titulada «jornada de lucha», con la pretensión además de lograr una huelga general.

En el sector universitario, aquellos proyectos se concretaban a un desalojamiento masivo de todos los

centros para agrupar a los estudiantes y realizar una marcha hacia el Rectorado y luego concentrarse ante

el Ministerio de Educación y Ciencia.

En otro campo, aquellos propósitos se dirigían a realizar un boicot a los mercados y establecimientos de la

rama de alimentación, según se invitaba en la propaganda difundida por la organización clandestina del

Partido Comunista, Liga Comunista Revolucionaria E. T. A. VI Asamblea, y otros grupos de significación

extremista. A estos proyectos de subversión y alteración del orden se habían unido varias asociaciones

legales Que difundieron a tal efecto una hoja de propaganda en la que, figurando los sellos de las mismas

y las firmas de sus representantes, su testo convocaba a «manifestar cívicamente nuestro desacuerdo» e

incitar a no comprar ningún artículo de alimentación o de otra clase el día 20 de febrera.

En aquella propaganda de los grupos marxistas se incitaba a una huelga general en todas las empresas.

SERVICIOS PARA PREVENIR ALTERACIONES

La Jefatura Superior de Policía, en conexión con otras autoridades, estableció los servicias policiales para

prevenir alteraciones, mantener el orden en toda capital y en especial para garantizar el funcionamiento

normal de mercados, transportes y empresas, evitando cualquier intento de coacciones y acciones de

fuerza por parte de elementos extremistas que actuaran en piquetes o de cualquier otra forma.

En el curso de la mañana y primeras horas de la tarde tan sólo se detectó la actuación de un piquete en las

proximidades del mercado sito en la calle de Augusto Figueroa, el que, integrado por cuatro estudiantes,

pre ten día incitar a las amas de casa a que se abstuvieran de comprar. Los servicios policiales procedieren

a la detención de los integrantes de aquel grupo.

Merced a esta protección de los agentes de la autoridad y al buen sentido del público en general, asi como

a la actitud de los encargados de los establecimientos y mercados, la normalidad en aquéllos ha sido total,

permaneciendo todos abiertos y despachando sin entorpecimiento alguno sus artículos de venta.

U llamamiento a la huelga general íia fracasado, paes al mismo tiempo que las fuerzas del orden vigilaban y

controlaban todo movimiento de elementos subversivos, aquél no tuvo eco en la buena voluntad de

trabajadores y empresarios, funcionando con normalidad durante la jornada laboral las distintas empresas

de las ramas de producción y servicios.

UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

En la Universidad Complutense loe agentes de la autoridad retiraron en diversas Facultades carteles de

propaganda subversiva de los grupos denominados ai principio y en los que se incitaba a los desórdenes

y manifestaciones «lúe antes expresamos. En la Facultad de Ciencias Políticas, sobre las once horas, se

intentó celebrar una asamblea ilegal en la que Iban a participar o participaban algunas profesores no nu-

merarios y alumnos, en un número aproximado de ciento cincuenta personas. Ante este hecho, que

constituía un acto fuera de la ley, se ordenó la intervención de los efectivos policiales, que invitaron a su

dispersión y salida inmediata de la Facultad, acción que se desarrolló sin incidentes de otra clase.

A partir de las once horas se observó que la mayor parte de los estudiantes, en grupos numerosos, salían

de las Facultades. Aunque la mayoría tomaron los diversos medios de transporte para dirigirse a sus

hogares, unos grupos extremistas trataron de marchar hacia el Rectorado, no en forma pacifica, como

falsamente ha publicado un diario de la tarde de la capital, sino profiriendo injurias y arrojando piedras

contra la fuerza pública, que ante tal actitud, originaria de claro desorden público, dispersó a los

revoltosos. Algunos de aquéllos se refugiaron en la Escuela de Ingenieros de Caminos, desde donde

continuaron arrojando piedras y otros objetos contundentes contra la fuerza pública, resultando lesionado

un policía armado.

PEQUEÑOS GRUPOS

La idea de la proyectada manifestación estudiantil a través de la capital para concentrarse ante el

Ministerio de Educación y Ciencia no fue secundada por la mayoría de los estudiantes, pues los Servicios

de la Jefatura Superior, en su misión de observación y protección del orden, no registraron mas que la

presencia de pequeños grupos aislados, que en ningún caso llegaron a sumar más de un centenar de

estudiantes cada uno, y esto por breves instantes, pues eran dispersados rápidamente por las fuerzas

protectoras del orden. Por consiguiente, es totalmente falsa la noticia a que alude el anteriormente seña-

lado diario vespertino y en la que se da como cifra la de cinco mil estudiantes que marchaban por la

avenida de José Antonio con dirección * las Inmediaciones del Ministerio de Educación Nacional.

Aquellos grupos, no numerosos, se detectaron en varios puntos de la ciudad, calle de Serrano, plaza de

Neptuno y en Atocha, en donde intentaron cortar el tráfico, por lo que fueron inmediatamente dispersados

por la fuerza publica, que les invitó a disgregarse. Otro grupo, en la confluencia de la calle de Barquillo con

la de Alcalá, trató igualmente de agredir a un funcionario de la Policía, quien realizó algunos disparos al

aire para intimidar a los agitadores y repeler el ataque. La rápida intervención de la Policía Armada evitó el

intento de aquellos sujetos, que fueron dispersados con cocía celeridad.

OTROS INCIDENTES

Otro incidente aislado se registro en la calle de Puerto Rico de la zona de Chamartin, donde algunos

alumnos del Instituto Santa Marca pretendieron concentrarse en un campo próximo al centro docente,

siendo dispersados por la fuerza pública.

Por último, otro incidente se suscitó en la carretera de Burgos, a la altura del Pabellón Deportivo del Real

Madrid, donde un grupo de mujeres, acompañadas de algunos niños, y a cuyo frente figuraba un

sacerdote, se sentaron en la calzada para interrumpir la circulación con el pretexto de reclamar pasos

elevados o subterráneos en el citado lugar. La Policía procedió a su dispersión, invitándoles a que se

retiraran. AI mismo tiempo se realizó la detención del sacerdote que las dirigía, don Julio Lozano Ro-

dríguez, así como tres mujeres y otro individuo que integraban aquel grupo y quienes con un palo

lesionaron a un policía armado.

En el curso de todos estos incidentes han sido efectuadas 90 detenciones, precediéndose en la actualidad

a tomas declaración a los detenidos para determinar su responsabilidad y aplicar las medidas que en cada

caso procedan.

También resultó lesionado leve, según parte facultativo expedido por la Casa de Socorro, el estudiante

Manuel Prieto Rubio, de veinticuatro años, alumno de la Facultad de Ciencias Geológicas.—Madrid, 20 de

febrero de 1975.»

21 de febrero de 1975

INFORMACIONES

ESPAÑA

 

< Volver