Orden público. 
 Se está atentando contra la base de la sociedad  :   
 Declaraciones del subsecretario de Gobernación, señor Peralta España. 
 ABC.    26/08/1975.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC MARTES. 26 DE AGOSTO DE 1975, PAG. 9.

ORDEN PUBLICO

«SE ESTA ATENTANDO CONTRA LA BASE DE LA SOCIEDAD» declaraciones del subsecretario de

Gobernación, señor Peralta España.

Barcelona, 25. (De nuestra Redacción.) «Opino que la escalada es muy fuerte y. par tanto, hay que cortarla

de raíz, ya que se está atentando no contra el Régimen y contra el sistema, sino contra la base de la

sociedad civilizada y los cimientos del propio Estado.» Así se ha pronunciado con relación a la actual ola

de violencia y terrorismo en unas manifestaciones hechas en exclusiva cara la «Hoja del Lunes» don Luis

Peralta España, subsecretario de la Gobernación.

«En consecuencia —añade—. es un auténtico deber del Gobierno cortarlo de raíz porque lo que no se

puede tolerar es que cada varios días tengamos la pérdida de la vida de un miembro de las Fuerzas del

Orden Público. Eso hay que cortarlo como sea. Quiero añadir, además, que me parece que hay que

establecer una diferencia entre dos tipos de violencia. La primera. mata por la espalda. La segunda, hasta

ahora tira «cocteles Molotov» contra las librerías y lleva a cabo otras acciones que no producen victimas.

Por ello creo que, aunque todas las violencias son censurables, no se pueden medir por el mismo rasero,

ya que en sus consecuencias son esencialmente distintas.»

PLAN PRECONCEBIDO.—También señala que en realidad no sabe si este terrorismo constituye una

acción aislada o forma parte de un plan Instrumentado y planificado. Pero desde luego —afirma— no es la

acción aislada de un comando, sino que responde a un plan para destruir ¡as Fuerzas de Orden Público

minando su moral en definitiva, como he dicho antes para socavar los cimientos del propio Estado.

Asimismo ignora si existen pactos entre I.R.A., O. L. P.. Palestina, E. T.A., Ejército Rojo Japonés, F. R. A.

P., etc., que hayan podido configurar una.-& auténtica internacional terrorista y que España sea objetivo

de dicha internacional. «Hoy el terrorismo —dice— tiene una escalada Internacional y España, como

cualquier otro país, puede no verse libre de él

pero no por ser España, precisamente.»

Kn cuanto a, si se puede acabar con el terrorismo o si, simplemente, hay que conformarse con combatirlo,

cree que eso depende de la eficacia de las normas que .se dicten. Por eso •—sigue diciendo— «yo soy

partidario de que las que se dicten vayan encaminadas a cortarlo de raíz, porque si no es así es preferible

que no se dicten. Que lo que se disponga se lleve a rajatabla».

ATAQUE A LA CONVIVENCIA.—«La forma en que se está desarrollando este terrorismo —continúa más

adelante— es un ataque a la esencia del propio Estado. a la convivencia ciudadana, porque no se trata de

matar una persona en un enfrentamiento, sino de asesinar por la espalda personas pacíficas en mucho.s

casos y eso ya no va contra el Régimen, sino, como lie dicho. contra la convivencia ciudadana.»

Tampoco cree que si la actual situación evolucionase no se producirían los mismos actos terroristas,

diciendo: «Estos señores ya sabemos dónde van y aunque fuese una situación evolucionada de la actual

sería Igual y se tendrían los mismos problemas.»

En lo que se refiere a los grupos antiterroristas que han surgido, piensa eme es como consecuencia de la

otra violencia: «si ésta no hubiese nacido tan virulenta, la otra no_ tendría razón de ser y creo míe no

existiría».

SOLO RUMORES.—Por otra parte, cree que, como subsecretario de la Gobernación, de la crisis que se

habla y se rumorea no puede dar ninguna opinión por creer aue son eso: rumores exclusivamente. La ac-

tual situación política la ve desde su cargo indudablemente confusa, añadiendo que nunca ha sido

pesimista y no lo va a ser ahora.

«Tampoco soy un insensato optimista que vea las cosas de color de rosa. Creo que es un momento difícil

y sobre todo, como he dicho, de confusionismo. Vamos hacia la finalización de un período, eso es muy

claro, en la vida de España, con un futuro no lejano y en la forma que Dios disponga. Y ante ese futuro

tenemos que prepararnos con una evolución política racional dentro de los Principios Fundamentales.-»

 

< Volver