Entierro del policía armado asesinado el lunes     
 
 Informaciones.    16/07/1975.  Páginas: 2. Párrafos: 5. 

Entierro del policía armado asesinado el lunes.

Los restos mortales del policia armado don Lucio Rpdriguez asesinado el lunes por la noche en Madird

mientras prestaba servicio en unas ofoconas de Iberia,han recibido sepiltura en el Villaluenga (Toledo)

esta mañana.

El feretro cubierto con la bandera nacional y sobre esta la gorra del finado, fue traslado a hombros por sus

compañeros

desde la capilla ardiente, instalada en la planta noble de la Inspección General de la Policía Armada, en

la calle de Fernando el Santo. 23, hasta e! paseo de la Castellana donde esperaba un furgón mortuorio.

Le precedían miembros de la Policía Armada y de la Guardia Civil portando coronas de flores enviadas por

distintos centros y unidades deflas fuerzas del orden y de los tres Ejércitos. Detrás del féretro figuraban

los padres, hermanos y otros familiares del finado, y a continuación, destacado el vicepresidente primero

del Gobierno y ministro de ¡a Gobernación, v las restantes autoridades y representaciones.

En e! momento de aparecer en la puerta el ataúd, la banda de música de la Policía Armada interpretó el

himno del Cuerpo, que fue cantado pir la compañia de Infantería que rendía honores y que cerraba la comi-

tiva. Antes de nartir el córtelo fimebre desfiló una compañía de las fuerzas de la Policía Armada, seguida de

jetes y oficiales v representaciones de la Marina y del benemérito cuerpo de la Guardia Civil.

Entierro del policía armado

Tras el desfile, el vicepresidente primero del Gobierno y las demás autoridades testimoniaron su pésame a.

los familiares del extinto. La comitiva Qu-e se dirigió hasta el cementerio de Villaluenga estaba formada por

diecisiete vehículos. Entre las autoridades que lian acompañado los restos del infortunado policía, se

encontraban el subsecretario de la Gobernación y el director general de Seguridad adjunto MISA DE

«CORPORE INSEPULTO».

A las nueve de la mañana se celebró una misa de «córpore insepulto» en la capilla ardiente, oficiada por el

teniente vicario castrense « la Primera Región Militar, a la que asistieron el vicepresidente primero del

Gobierno y ministro de la Gobernación, don José García Hernández; el subsecretario de este Departamento,

don Luis Peralta España; el capitán general de la Primera Reglón Militar, teniente general Campano; el

director general de Seguridad, don Francisco Dueñas Gavilán; el director general adjunto, señor Fanlo: el

general inspector de la Policía Armada, señor Tomé: el gobernador civil y Jefe provincial del Movimiento,

don Jesús López Cancio; el alcalde de Madrid, don Miguel Angel García Lomas; el director general de

Tráfico, don Carlos Muñoz Repiso; el presiden te de la Sala Quinta del Tribunal Supremo, don Victoria no

Barquero; el fiscal del alto Tribunal, don Antonio García y Rodríguez Acosta; el presidente del Consejo

Supremo de Justicia Militar, don Angel Ruiz Martín: el secretario de las Cortes, señor Puig Maestro-

Amado; el vicario general castrense, arzobispo de Grado, fray José López Ortiz, y otras muchas au-

toridades.

Los padres y hermanos del finado ocupaban lugar preferente.

Terminada la misa, el vicepresidente primero del Gobierno colocó sobre el féretro ¡as insignias de la cruz de

oro al Mérito Policial y pronunció unas breves palabras en las que tuvo un recuerdo emocionado a su

holocausto.

 

< Volver