Consejo de Guerra en El Goloso. 
 El fiscal mantuvo su petición de cinco penas de muerte  :   
 El presidente relevó de sus funciones a los defensores. 
 Informaciones.    18/09/1975.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

18 de septiembre de 1875

CONSEJO DE GUERRA EN EL GOLOSO EL FISCAL MANTUVO SU PETICIÓN DE CINCO PENAS DE

MUERTE

EL PRESIDENTE RELEVO DE SUS FUNCIONES A LOS DEFENSORES

MADRID, 18. (INFORMACIONES.)

EL fiscal jurídico militar ha elevado a definitivas sus conclusiones en el Consejo de guerra sumarisimo

seguido contra los acusados de la muerte del teniente de la Guardia Civil don Antonio Pose Rodriguez El

fiscal solicita penas de muerte para cinco de los procesados: Concepción Tristón López, Manuel

Cañaveras de Gracia, Marta Jesús Dasca Pénelas, Ramón García Sanz y José Luis Sánchez Bravo Sollas, y

pena de reclusión de treinta años para José Fonfria Díaz.

El Consejo de guerra, señalado para la» nueve de la mañana, se inició a las cuatro y media de la tarde.

Anteriormente a la iniciación de la vista fueron resueltos varios escritos presentados por los abogados

defensores, los letrados don Juan Lozano Villa-plana, doña Concepción de la Peña, don Ventura Pérez Me-

rino, don Pedro González Gutiérrez-Barquín, don Juan José Aguire y doña Pilar Fernández.

RELEVO DE DEFENSORES

Iniciada, a requerimiento del presidente del Consejo de guerra, la lectura del apuntamiento, los defensores

solicitaron la venia para formular alegaciones. El presidente señaló que no era momento procesal

adecuado, por lo que de continuar insistiendo en la presentación de alegación, se vería obligado a aplicar

el artículo 18 del decreto-ley sobre terrorismo, que determina el relevo del letrado defensor en su cometido

y su sustitución por un letrado suplente. Al insistir el defensor señor Aguirre en su petición de presentar

alegaciones, por tercera vez, en aplicación del citado artículo fue relevado de sus funciones defensoras y

sustituido por el letrado suplente, ordenándole igualmente el presidente que abandonara la sala. Excepto el

letrado señor Gutiérrez - Barquín, los restantes defensores fueron sustituidos por los suplentes,

abandonando la sala a continuación.

Los letrados suplentes, señores Viada, Salas, Listerrí, Satrústegui v señora Sauquillo, fueron relevados de

su cometido igualmente y sustituidos por comandantes de diferentes Armas, defensores de oficio.

DECLARACIONES DE LOS PROCESADOS

Tras la lectura del! apuntamiento, que duró algo uns de quince minutos, fueron interrogados los

procesados nur el Ministerio Fiscal, a cuyas preguntas, los cinco para ¡os que se pide pena de muerte

reconocieron pertenecer como militantes al ilegal Frente Revolución ario Antifascista y Patriótico (F. R. A.

P.), negaron haber participado en los hechos que se les imputan relacionados con la muerte del teniente

Pose Rodrigues y se desdijeron de sus anteriores declaraciones.

Los procesados, calvo Fonfría, señalaron que 6e habían sentido presionados al hacer sus anteriores

declaraciones.

El procesado José María Fonfría, para el que el fiscal militar solicita treinta años de reclusión, declaró al ser

interrogado por el vocal ponente del Consejo de guerra en nombre del presidente, que BU participación en

los hechos consistía en habérsele encargado robar un coche para efectuar una acción especial, pero que

no se atrevió a apoderarse de un vehículo, y que tras una reunión con valias personas, entre las que

reconoció al también procesado Cañaveras, en transportes públicos se encaminaron a la zona de Surbatán,

en cuyas proximidades tuvo conocimiento de la verdadera naturaleza de la acción especial que se iba a

cometer. Más adelante, igualmente a preguntas del ponente, manifiesta que compró un

periódico y marchó por la calle andando y alejándose de SUS tres acompañantes, oyendo entonces una

detonación.

Finalizado el interrogatorio, la sesión fue levantada por dos horas y media.

CONCLUSIONES DEL FISCAL

Reanudada la vista, el fiscal jurídico militar dio lectura a sus conclusiones definitivas, según las cuales, el

acusado Sánchez-Bravo concibió la idea de dar muerte al teniente de la Guardia Civil señor Pose

Rodríguez. Este designio lo transmitió a los también procesados Cañaveras y García Sanz, así como a

Concepción Tristán, que por su parte transmitió el propósito a la procesada María Jesús Dasca. Tras ser

comunicado el designio a dirigentes de la organización, Concepción Tristón dijo a Sánchez-Bravo que

realizara los proyectos planeados, para cuya misión fueron designados como ejecutores materiales los

acusados García Sanz, Cañaveras y otra persona.

E3 robo de un coche para realizar el propósito de matar al teniente Fose fue encomendado a José Fonfría,

pero éste no llevó a cabo la misión asignada, pese a lo cual se le ordenó, continúa el relato del fiscal,

vigilar, en tanto los otros procesados llevaban a cabo el hecho, al objeto de prevenir sobre la posible

aparición de algún coche-patrulla de la Policía.

El fiscal considera que los hechos imputados a los acusados están comprendidos en el delito de terrorismo

del articulo 294 bis, b), número 1, del Código de Justicia Militar.

A continuación, los defensores de oficio dieron lectura a sus escritos de conclusiones, en los que niegan

que sus defendidos hayan participado en la comisión de los hechos, solicitando la absolución, y en caso

contrario, que se estime su actividad como complicidad, con penas que oscilarían de quince años, en el

caso de María Jesús Dasca y José Luís Sánchez-Bravo, hasta las de doce años y un día de reclusión para

Ramón García Sanz Por BU parte, el letrado señor González Gutiérrez-Barquín manifiesta que su defendido

José Fonfría no efectuó acto alguno necesario para la comisión del delito, y solicita la absolución, o en el

caso de que se estime que existió complicidad en la conducta de su patrocinado, la pena de reclusión

menor.

Pasadas las nueve de la noche, el presidente del Consejo de guerra sumarisimo dio por terminada la vista.

Consejo de guerra en El Goloso.

 

< Volver