Ayer en el Círculo Mercantil. 
 Cuatro políticos ante el asociacionismo     
 
   18/06/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

AYER, EN EL CIRCULO MERCANTIL

Cuatro políticos ante el asociacionismo

"Posibilidades del anteproyecto de Asociaciones políticas" fue el tema del coloquio que tuvo lugar ayer

tarde en el salón de actos del Círculo de la Unión Mercantil, organizado por el Centro de Estudios de

Problemas Contemporáneos. Participaron como ponentes don Alberto Bailarín Marcial, procurador en

Cortes y consejero nacional del Movimiento por Huesca; don Manuel Cantarero del Castillo, presidente

de la Agrupación de Antiguos Miembros del Frente de Juventudes; don Manuel María Escudero Rueda,

procurador en Cortes por Guipúzcoa, y don Joaquín Viola Sauret, procurador en Cortes por Lérida.

Integrar al socialismo

Don Alberto Bailarín afirmó que la implantación de un régimen asociativo debía cumplir una doble

función: la clarificación de la vida política nacional y la ampliación del juego político a través de la

incorporación al quehacer político de nuevas gentes. Existe un pluralismo de hecho en el país y

concretamente dentro del sistema. Hay que institucionalizar ese pluralismo. Por otra parte, el país está

deseoso de renovación, de cambio, de cosas nuevas en política. Sobre todo es necesaria la incorporación

de las nuevas generaciones, que representan el 70 por 100 de la población española. Y el segundo gran

problema, a su juicio, por resolver es la integración en la vida política nacional de la gran corriente del

socialismo democrático.

El anteproyecto de Asociaciones tiene graves inconvenientes, entre ellos: el tema de los consejeros

garantes, la inexistencia de garantías jurisdiccionales, la excesiva limitación de los fines de las

Asociaciones, a las que se excluye la actividad electoral. Concluyó afirmando su confianza en la fórmula

asociativa, como la más adecuada para el momento actual de España.

Paso hacia la reconciliación

Don Manuel Cantarero del Castillo comenzó afirmando que hay que examinar el anteproyecto con

perspectivas de futuro. Las Asociaciones pueden ser el primer paso de esa reconciliación nacional.

Justificó la necesidad de la acción política porque hay que corregir las deficiencias existentes de carácter

social y en las estructuras económicas. En este momento sólo se puede ser realista y utilizar todos los

cauces posibles. El anteproyecto presenta importantes inconvenientes: la existencia de los consejeros

garantes, la inexistencia del derecho de admisión en las Asociaciones, la posibilidad de pertenecer a

varias Asociaciones, la carencia del recurso jurisdiccional, la imposibilidad de confederar Asociaciones.

Categorías del 36

Don José María Escudero calificó el anteproyecto de "defensivo" y realizado con categorías del año 36,

hoy superadas. Los principios del Movimiento Nacional son susceptibles de diversa interpretación y no

deben ser monopolizados por ningún grupo. Hay un segundo problema con el que enfrentarse: los

españoles que están fuera de los principios del Movimiento Nacional ¿no van a tener derecho a participar

en la vida política del país? Si no se producen importantes modificaciones considero inviable el actual

asociacionismo elaborado por el Consejo Nacional y rematado por un decreto-ley. No tengo ninguna

confianza en que el Consejo Nacional o eventualmente las Cortes realicen las necesarias modificaciones

al anteproyecto.

Vía para la participación

Don Joaquín Viola Sauret afirmó que el anteproyecto cumplía el primer requisito de la prudencia política:

la adecuación al actual momento histórico nacional. Por eso—dijo—me parece un paso positivo. Hizo dos

observaciones de carácter general: la primera, que las Asociaciones, para que tengan auténtica vida,

necesitan unas bases ideológicas y programáticas dentro del Movimiento Nacional. Es posible una

pluralidad ideológica dentro del Movimiento. En segunda lugar, que para que haya verdadero acceso a la

vida política se deben establecer ámbitos asociativos de carácter local y regional. Lo importante es que el

asociacionismo dé vía abierta para una participación masiva y generalizada.

 

< Volver