"Con el Príncipe Don Juan Carlos continuará España en su afán de que los primeros destinatarios de la mejora de la sociedad sean los humildes"  :   
 Palabras del ministro de Relaciones Sindicales con motivo de la festividad del Primero de Mayo. 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«CON EL PRINCIPE DON JUAN CARLOS CONTINUARA ESPAÑA EN SU AFÁN DE QUE LOS PRIMEROS DESTINATARIOS DE LA MEJORA DE LA SOCIEDAD SEAN LOS HUMILDES»

Palabras del ministro de Relaciones Sindicales con motivo de la festividad del Primero de Mayo

Ante las cámaras de Televisión Española pronunció el ministro de Relaciones Sindicales una alocución con motivo de la próxima festividad del Primero de Mayo, día de San José Obrero. Dijo don Enrique García Ramal, entre otras cosas:

«La lucha, a veces cruenta, de otras épocas en la conmemoración del Primero de Mayo era preparada, excitada, movida y forzada por grupos, gentes, entidades o instituciones que, de forma irresponsable, pretendían manipular a los trabajadores para fines turbios, sin importarles gran cosa el resultado negativo derivado para la vida del trabajo.

»Es cierto que todavía hay sed y hambre de justicia; es cierto también que los logros sociales todavía no son completos, pero lo que no es menos cierto es que aquellos primeros de mayo, con su tremenda actualidad, por la fuerza de los hechos, se han convertido en una manifestación alegre, de un pueblo que vive en paz y que quiere conservarla a toda costa.

»Es inhumano incitar a los trabajadores a unas acciones de lucha entre ellos, cuando lo que el trabajador y la justicia social demandan es «la colaboración de las clases sociales en la mutua participación en el progreso económico y civil, en la justa distribución de los beneficios que resultan del trabajo común, en la concordia solidaria y alegre entre los hombres, hijos de un mismo país y hermanos de la misma patria». Y lo que acabo de decir no es mío, ni de algún jefe político, o líder sindicalista, sino que son la repetición literal y fiel de las palabras del Sumo Pontífice Pablo VI, pronunciadas con ocasión de esta festividad del Primero de Mayo. He creído que la mejor forma de desoír a los falsos pastores era recordar estas esclarecedoras palabras.

»Creemos que es bueno que haya quienes, de buena fe, en un noble deseo de mejora social, puedan señalar las lagunas posibles, pero, si se es responsable, ello exige en esto, como en todo, indispensable moderación y ecuanimidad, ya que el presentar solamente la vertiente más oscura que se puede encontrar en cualquier sociedad es una forma de falso profetismo.

»Hoy contemplamos un continuado progreso bajo la dirección venturosa de Franco, y mañana, estamos convencidos, con la sucesión del Príncipe Don Juan Carlos continuará España en su afán de que los primeros destinatarios de la mejora de la sociedad sean los humildes y los más necesitados. Es bueno recordar cómo todo ello ha sido, es y será posible gracias a una serena convivencia, dentro de este sindicalismo español que mantiene la unidad entre los españoles y que sienten el orgullo de serlo porque ven una Patria cada vez más justa para con todos ellos."

 

< Volver