"Moltes gracies"     
 
   14/02/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Moltes gracies

El domingo pasado, el Principe don Juan Carlos regresaba a Madrid, después de su visita oficial a Cataluña. Habría mucho que comentar en torno a ese viaje, sobre lo que dijo el Príncipe—aun teniendo en cuenta que en determinadas circunstancias actuaba en nombre y representación del Jefe del Estado—y lo que no dijo (en aquella Ciudad Condal cuyo nombre ostenta el que recibió la Jefatura de la Casa Real de manos del Rey Alfonso XIII), sobre las personas con quienes quiso encontrarse o no pudo hacerlo...

Repasando las páginas de la Prensa barcelonesa que recogían todas las palabras pronunciadas públicamente por el Príncipe durante su estancia en Barcelona, solo encontramos dos palabras en catalán: "moltes gracies", que dijo don Juan Carlos al agradecer un humilde y espontáneo regalo.

Parece que hace mucho que pasó el espectro de la lengua vernacular como símbolo del separatismo. La Iglesia, en España, reconoce la legitimidad del uso tanto del castellano como del catalán, el vascuence, el gallego, el valenciano y el mallorquín para la Sagrada Liturgia. Los especialistas de la educación proclaman la ventaja intelectual del bilingüismo, y el mismo proyecto de ley general de la Educación reconoce oficialmente la existencia de las lenguas vernáculas españolas. En cuanto al Príncipe, precisamente hace unos meses nuestro colega "El Noticiero Universal" opinaba que don Juan Carlos debería poder expresarse, en algunas circunstancias, en cada uno de los idiomas de nuestra Patria. Se sabe que es capaz de ello, por lo menos en catalán. Entonces, ¿por qué sólo dos palabras? ¿No hubo alguna que otra oportunidad, con motivo de su visita a la Real Academia, por ejemplo?

Se ha anunciado otra visita de los Príncipes a Tarragona para esta primavera. ¿Se puede esperar el servicio a la unidad española, a la diversidad de nuestra cultura—porque de eso se trata—pronunciando un pequeño discurso en catalán?

 

< Volver