Autor: Baró Quesada, José. 
   Visita del Príncipe a la factoría de Construcciones Aeronáuticas en Getafe  :   
 Don Juan Carlos de Borbón, a quien acompañaban los ministros del Aire y de Industria, recorrió las instalaciones y presenció una exhibición de aviones de combate. Su Alteza Real llegó a Getafe desde La Zarzuela pilotando un helicóptero. 
 ABC.    18/03/1970.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

VISITA DEL PRINCIPE A LA FACTORIA DE CONSTRUCCIONES AERONAUTICAS EN

GETAFE

Don Juan Carlos de Borbón, a quien acompañaban los ministros del Aire y de Industria, recorrió las instalaciones y presenció una exhibición de aviones de combate

SU ALTEZA REAL LLEGO A GETAFE DESDE LA ZARZUELA PILOTANDO UN HELICÓPTERO

Getafe 17. (De nuestro redactor político.) Su Alteza Real el Príncipe Don Juan Carlos de Borbón llegó a la una de la tarde de hoy, en helicóptero, procedente del Palacio de la Zarzuela, a las pistas de aterrizaje y despegue de Construcciones Aeronáuticas, cuya factoría iba a visitar. Con él venían el ministro del Aire, general don Julio Salvador y Díaz de Benjumea, y los ayudantes de Su Alteza y del ministro, tenientes coroneles Santos Suárez y Barona. Don Juan Carlos, que vestía uniforme de general de Aviación, pilotaba el aparato. Fue recibido por el ministro de Industria, señor López de Letona; el ex ministro del Aire, teniente general González Gallarza; el general director de Industrias Aeronáuticas, señor Huarte Mendicoa; el presidente del I. N. I, señor Calleja; directivos de la citada empresa y altas autoridades de la I Región Aérea, con el teniente general Aviles, jefe de esta Región, al frente.

Durante más de una hora recorrió detenidamente el Príncipe todas las instalaciones—taller de fabricación y montaje, laboratorios, departamento espacial...—, se interesó por todos los detalles, escuchó y pidió explicaciones y conversó con algunos obreros y encargados. En un momento de su largo recorrido, se apartó y saludó cordialmente a los periodistas que hacíamos información del acto.

Don Juan Carlos, que es muy aficionado a la mecánica, comprobó personalmente diversas operaciones que se desarrollan en esta factoría, donde se fabrican modernos y eficientes aviones militares. Después de almorzar presenció una interesante exhibición de dos aviones tácticos de combate, de los denominados de ataque al suelo, provistos de poderosas armas automáticas. Cuando tomaron tierra acudió a felicitar a los pilotos, a quienes hizo unas cuantas preguntas. Subió a uno de los aparatos para conocer de cerca sus características. Después pasó al hangar de revisiones de aviones F-100 (Super-Sabre) y F-4 (Phantom), de la USAF. Alrededor de las cinco de la tarde dio por concluida su visita.

Construcciones Aeronáuticas empezó sus actividades en 1923. La factoría de Getafe—hay otras en Cádiz, Sevilla y Madrid—se levantó en 1924. Su primer contrato fue la fabricación de 20 aviones Breguet XIX, con destino a la Aviación Militar. Uno de ellos, bautizado con el nombre de "Jesús del Gran Poder", efectuó en 1928 el famoso vuelo de Sevilla a Bahía (Brasil), en 43 horas y 50 minutos. Cubrió un recorrido de 6.550 kilómetros. Iba tripulado por los capitanes Jiménez e Iglesias. Esta factoría quedó destruida durante nuestra guerra. Luego vino la reconstrucción y se estipularon nuevos contratos. El Ministerio del Aire, dentro del Flan de Modernización de las Fuerzas Armadas, encargó a la empresa, en 1966, la fabricación de setenta aparatos F-5. Hubo nuevas instalaciones. El avión indicado es el supersónico más extensamente utilizado en el mundo. Tiene una velocidad ascensional de más de veinticuatro mil pies por minuto y una altura de combate de cincuenta mil pies. Sus dos cañones M-39, de 20 mm., permiten una cadencia total de fuego de tres mil disparos por minuto o más de once segundos de fuego continuo.

El Príncipe tuvo frases de estímulo para los directores y realizadores de Construcciones Aeronáuticas y, en general, para la Aviación Militar española.—José BARO QUESADA.

 

< Volver