Equipos y expresión política     
 
 Ya.    03/05/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EQUIPOS Y EXPRESIÓN POLÍTICA

EN el discurso del ministro secretario general del Movimiento ante el Consejo Nacional, hay una omisión: el asociacionismo. Por supuesto, que el ministro se refirió a él al final, pero como si el asociacionismo fuese algo independiente del tema del discurso, que era el concepto de Movimiento. Es cierto que no ha sido así en otras ocasiones, donde el mismo ministro ha establecido la vinculación entre el Movimiento y las asociaciones con toda la precisión deseable; pero esta vez, no. ¿Y no era indispensable haberlo hecho precisamente en esta ocasión? Porque la consecuencia es que MI discurso igual podría haberse pronunciado hace diez, veinte, treinta anos, y para referirse a lo que de hecho era el Movimiento antes de la Ley Orgánica.

£1 ministro ha insistido en que se trata siempre del mismo Movimiento. Tiene razón; pero si el Movimiento es evolución, la evolución, que es continuidad, es también progreso y supone una diferencia, a menudo profunda, entre el punto de partida y el de llegada, y en el discurso que comentamos esa diferencia no aparece como era de esperar. Con el rigor intelectual que podía esperarse del señor Fernández Miranda, éste ha deslindado ios conceptos del Movimiento como ideario, como comunión y como organización. Nada tenemos que oponer a esas distinciones ni a sus consecuencias lógicas. Si el Movimiento es un ideario, también debe ser la comunión de los que profesan ese ideario y debe tener una organización a su servicio. Todo esto es natural y queda perfectamente aclarado en el discurso; lo que no queda Igualmente claro son las características de ese Ideario.

SE nos recuerda que el Movimiento es la comunión de los españoles, en los ideales de la Cruzada, y se añade que el ideario del Movimiento son los Principios Fundamentales. Así es, en efecto; pero eso no excluye "el reconocimiento de que son posibles varias formas de entender y servir con fidelidad nuestros Principios Fundamentales dentro de la unidad básica de unas reglas aceptadas por todos y de un mismo campo de juego, pero con pluralidad de equipos en el mecanismo de la expresión política". Son palabras que el propio ministro secretario general del Movimiento pronunció en otra ocasión y que hemos echado de menos en la presente.

Habrían puesto de manifiesto el carácter peculiar de la unidad del Movimiento, que no es de ningún modo uniformidad rígida, sino unidad flexible, variada y dinámica, viva y fecunda; habrían destacado el papel que, dentro del Movimiento, deben tener las asociaciones políticas que hagan posible esa forma elástica de unidad, y por ultimo, habrían dado el necesario relieve a la promesa final sobre la próxima regulación de esas asociaciones.

EL Movimiento Nacional sigue siendo el que se creó poi el decreto de unificación del 19 de abril de 1987, pero ya en esta disposición decía ei Jefe del Estado que "el Movimiento que conducimos es precisamente esto más que un programa"; "no será cosa rigida ni estática, sino sujeto en cada caso al trabajo de revisión y mejora que la realidad aconseje". "Y en virtud de este vital dinamismo—dice el preámbulo del reciente decreto-ley de 3 de abril de este año-—, su proceso de perfección culmina en la Ley Orgánica del Estado." Pues bien: el Movimiento que la Ley Orgánica define como la comunión de los españoles en los Principios Fundamentales, abierto a la totalidad de los españoles, y que para el mejor servicio de la Patria promueve la vida política en régimen de ordenada concurrencia de criterios, es el Movimiento de las Asociaciones, como ya preceptúan los textos legales que citamos en comentario anterior.

No se trata de neutralidad ideológica ni de excluir el obligado acatamiento a los Principios mencionados, que son parte básica del ordenamiento constitucional; se trata de recordar que ese acatamiento puede y debe pasar por los matices de las asociaciones que se constituyan, de tal modo que el Movimiento ya ni puede ser definido prescindiendo de ellas ni considerarse consolidado mientras las asociaciones no hayan entrado en funcionamiento, como preceptúan las leyes en vigor. Es lo que nos Interesaba precisar.

 

< Volver