Nueva etapa del Consejo Nacional     
 
 Informaciones.    05/02/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

NUEVA ETAPA DEL CONSEJO NACIONAL

EL Jefe del Estado inauguró el lunes el XII Consejo Nacional del Movimiento. El discurso de Franco ante la Cámara, las inmediatas decisiones de ésta y algunas innovaciones formales nacen pensar que el Consejo Nacional quiere abrir una nuev etapa que no será meramente cronológica.

El discurso del Jefe del Estado a los señores consejeros fue estimulante. Franco viene insistiendo últimamente en sus intervenciones ante el Consejo en el irrenunciable papel que éste tiene en la marcha política del país. El Consejo •—como recordó Franco— tiene tres misiones fundamentales: defender las instituciones a nivel ideológico, promover la acción política y con cretar los criterios políticos del Gobierno.

Por supuesto que el Consejo Nacional del Movimiento debe preguntar, sugerir, incitar al Gobierno en estrecha colaboración con él. No existe pi elación de un órgano sobre otro —Gobierno y Consejo— desde el momento en que están presididos por ia misma persona. Debe haber colaboración entre ambos y equitativo reparto de papeles: para el Gobierno, la «dirección» de la política; para el Consejo, la «inspiración motriz» de aquella política.

Ciertamente que en su historia el Consejo Nacional del Movimiento ha desempeñado un papel en extremo discreto. Últimamente, la atonía de nuestro «Senado» se había acentuado, con la sola excepción de aquellos vivos debates cobre el asociaclonismo político —que a nada condujeron— o de aquella sesión a puerta cerrada, prolongada durante Varios días, y en !a que se analizó la política del país tras el proceso de Burgos.

Ahora, el Consejo, repetidamente respaldado e incitado por el Jefe del Estado, parece reto mar su pulso legal. Abre su duodécimo periodo con el ruego al Gobierno de que le informe sobre cinco temas. Estos no han sido hechos públicos, pero una ojeada a la actualidad nacional hace fácil suponerlos: Universidad, relaciones con la Europa Comunitaria ampliada a «diez», situación en el País Vasco, nueva ley de Regímen Local y aplicación de la reforma educativa. Las preguntas parece que irán en esas direcciones.

El Consejo sigue reuniéndose a puerta cerra da. Ello es preceptivo. La excepción en este caso es que se reúna a puerta abierta. No se nos oculta que los señores consejeros habrán de pronunciarse con mayor libertad de espíritu en privado que con tribuna de Prensa. No Obstante, el Consejo Nacional necesita crearse una Imagen pública. Siempre que fuera posible, la «excepción» de dar publicidad a sus debates debería acordarse. Por lo pronto, el Consejo ha sustituido las antiguas «notas a la Prensa» por una rueda informativa mantenida por el secretario primero de la Cámara con los periodistas.

 

< Volver