Es importante echar a andar con puertas abiertas     
 
 Ya.    25/11/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ES IMPORTANTE echar a andar con puertas abiertas

El Pleno del Consejo Nacional del Movimiento ha aprobado la propuesta de la Comisión Permanente sobre su funcionamiento.

Cuando tuvimos noticia de ella expresamos nuestra satisfacción y nuestra preocupación; satisfacción, porque ponió fin a la prolongada inactividad del Consejo; preocupación, por los peligros que a simple vista presentaba la fórmula escogida. No estábamos solos; lo prueba el que también se haya Mamado la atención sobre esos peligros en el debate del Pleno.

La creación de una comisión mixta de ministros y consejeros encargada de elaborar el documento de trabajo que abra los períodos de sesiones del Pleno, ¿no puede hacer del Consejo Nacional un simple consejo asesror, un auxiliar del Gobierno? Eso nos preguntábamos, y eso mismo ha venido a decir el consejero señor Pedresa, según el cual la fórmula expuesta convertiría a la Comisión Permanente del Consejo en un» ponencia del Gobierno; "precedente alarmante, afirmó, y si se prodiga, grave", y que, además, privaría al Pleno de algo tan consustancial como «s fa consideración crítica sobre el informe político del Gobierno.

El consejero señor Fueyo respondió de manera terminante, para calmar esos temores: la Comisión Permanente no se convertirá en una asesoría jurídica del Gobierno; no se reducen las funciones del Pleno, sino que se crea un cauce para su ejercicio. Nosotros nos preguntamos si el documento de trabajo de la Comisión Mixta de ministros y consejeros puede calificarse propiamente como informe del Gobierno; y si no lo es, ¿se puede considerar cumplida la exigencia del artículo 50 del Reglamentó del Consejo, de que cada período de sesiones se abra "con un informe político de) Gobierno"? ¿No quedan entonces efectivamente menoscabadas (as atribuciones del Pleno? Y añadimos que el argumento de que así se evitaría que el sistema pueda erosionarse, no nos convence. ¿De veras se puede pensar que la crítica de una Cámara como el Consejo Nacional del Movimiento, dada la significación de quienes la componen y su acreditada lealtad al sistema, puede producir ese resultado que se teme? Nosotros pensamos mejor de esa Cámara y de la fortaleza del sistema. Lo que sf podemos aceptar, en cambio, es que la elaboración por la Comisión Mixta de un documento de trabajo pueda ser cauce que facilite la discusión. Ahora bien; que sea cauce y no filtro donde se quede lo más Importante, dependerá, como se comprende, de su funcionamiento. Al porvenir, por consiguiente, nos remitimos, poniendo nuestra confianza en que confirme Jas promesas que tan solemnemente han sido hechas.

De todas formas, que el Consejo Nacional eche a andar es un progreso que registramos con satisfacción. Lo mismo las referencias expresas que se han añadido sobre las funciones que el articulo 11 de la Ley Orgánica del Movimiento reconocen al Consejo en orden a la garantía del legítimo contraste de pareceres y la relación con los consejos locales y provinciales.

Aplaudimos, por último, que esta sesión del Pleno se haya abierto a la prensa. Lo hemos pedido muchas veces; un organismo político como es el Consejo no puede cumplir su función si el país no se entera de lo que pasa en él. El daño que le han hecho sus lesiones a puerta cerrada ha sido inmenso. Celebramos que se haya comprendido.

 

< Volver