Don Marcelino Oreja. 
 "Las asociaciones políticas son imprescindibles para la apertura"     
 
 Informaciones.     Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DON MARCELINO OREJA:

«Las asociaciones políticas son imprescindibles para la apertura»

BARCELONA, 1. (INFORMACIONES.) — «Lo mejor es que los grupos políticos sean identificables

como asociaciones legales, para que sepamos quién es quién en la política, en vez de que se camuflen

bajo formas propias de entidades no políticas. Todos los españoles de buena fe que respeten el marco de

la legalidad deben tener la oportunidad de competir ante el pueblo solidariamente, ofreciéndole opciones

diversas para la solución de sus problemas.» Esto declara el señor Oreja, subsecretario de Información y

Turismo, al semanario «Mundo». «Las asociaciones -subraya don Marcelino Oreja- son imprescindibles

para hacer viable la apertura »

LA PRENSA

A juicio del subsecretario de Información, la Prensa «tendrá que ser un portavoz básico de las

preocupaciones y demandas de la sociedad española. Sea cual sea la situación, sean cuales sean los

cambios en otras áreas de la vida política del país. Ahí reside la grandeza de su misión. Esto no obsta para

que esté presente un problema que no se puede soslayar. El que la Prensa constituya el frente político más

incisivo y se haya convertido en el campo de toda nuestra controversia pública nacional, se debe a que no

se han producido avances correlativos en otros sectores de nuestra estructura política. Esta disacronía es

la causa de muchos de los rasgos que caracterizan a la Prensa española, de la que, evidentemente, no es

culpable».

APERTURISMO

Opina el señor Oreja que el aperturismo implica «un conjunto de posturas convergentes que respondan a

una orientación política fundamental, a la que yo caracterizaría por varios rasgos. Es una actitud que

arranca de un examen de nuestra realidad, de nuestra situación aquí y ahora, que nos proporciona una

verdad palpable: el profundo cambio social de España. Nos encontramos, pues, ante la necesidad de

adecuar nuestras Instituciones a la nueva estructura de la sociedad española.

La evolución, por otra parte, de aquello que sea preciso, ha de hacerse sin rupturas, ya sea por la

evolución o por la reforma. Para esto es necesario crear las condiciones políticas, el ámbito y los

mecanismos que permitan el juego de las fuerzas políticas que nuestra Constitución prevé, con visión de

futuro, para solucionar los problemas del país. En resumen, con la apertura se trata de modernizar,

democratizándola, nuestra vida política, de acuerdo con las nuevas demandas dé la sociedad española».

Opina también el subsecretario que es necesaria una homologación de nuestras estructuras con las del

Mercado Común. «A mi juicio —dice—, no hay otro camino si de verdad queremos ingresar en la

Comunidad. La postura de los órganos europeos es diáfana y comprensible. Si el Mercado Común es una

institución que pretende la futura unión política de sus miembros, es lógico que las similitudes de

instituciones políticas sea un requisito básico para el ingreso.» Opina el señor Oreja que su sistema y el

nuestro no son antagónicos, «lo que ocurre es que se precisa el desarrollo de algunas instituciones, y

entiendo que en este sentido ya se han dado algunos pasos importantes».

 

< Volver