Autor: Baró Quesada, José. 
   Sin pesimismos     
 
 ABC.    30/05/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LA SEMANA POLÍTICA SIN PESIMISMOS

Sólo una puerta cerrada, que sepamos, en la semana transcurrida: la del Pleno del Consejo Nacional. Continúan las notas oficiales. Por segunda vez, en menos de medio año, no tuvo acceso la Prensa a una deliberación plenaría de la Cámara Política, de la llamada Cámara de las Ideas—y suponemos que de las Palabras también—, para Informar directamente de la sesión, aunque fuese de trámite, a un país cargado de doctrinas y leyes democráticas que hace siglos cumplió tu mayoría de edad. (Con los Reyes Católicos, ti mal no recuerdo.)

€¿Por qué?», preguntaba el comentarista Negrín en ¿Pueblo». ¿Por qué?, pregunto también yo, preguntan todos. Y pienso en las frecuentes apelaciones a la democracia por parte de políticos no situados fuera del sistema. Y en el contraste con la actitud aperturlsta de las Cortes, que los observadores señalan, que todos ven, que no escapa, pese a la despolitlzación general, al ojo avizor del hombre de la calle. La opinión pública, sin necesidad de enseñanzas—meramente teóricas—de democracia, es más inteligente y sensible de lo que parece. Establece significativas e Incómodas comparaciones. Sin hallar, y eso es lo peor, la razón de tales divergencias. Máxime cuando la trayectoria del Consejo Nacional en tu actual período, próximo a concluir, prometía en boca y pluma de muy autorizados españoles todo lo contrario.

Por lo demás, España estuvo abierta a mudias y muy Interesantes cosas. Resumamos.

Pompídou, presidente de Francia, aludió m nosotros como posibles miembros del Mercado Común.

Fueron recibidos por el Jefe del Estado y el Príncipe lot ministros de Transportes de Norteamérica y de Planificación y Desarrollo Rural de Mauritania. Siguieron en las Cortes las discusiones labre el crédito oficial j comenzaron las del proyecto de ley de Familias numerosas. Secuestro frustrado del cónsul francés en San Sebastián. Conversaciones hispano-guineanas en el palacio de Santa Cruz. Consejo de Ministros en El Pardo, con nuevos embajadores en Buenos Aires y Bonn, y el Plan Renfe 1972-1975 en la referencia oficial. Normal desarrollo de las elecciones sindicales. Audiencias de Don Juan Carlos a una Comisión de excombatlentes de la División Azul, m la Permanente del Consejo Nacional de Trabajadores y al doctor Von Euler, premio Nobel de Medicina. El Generalísimo presidió con el Príncipe el Capítulo de la Orden Militar de San Hermenegildo. Fueron trasladados al Panteón de Reyes, del monasterio de El Escorial, los restos mortales de Doña María Cristina de Habsburgo-Lorena, Reina Regente de España, ejemplo de prudencia política, acendradas virtudes católicas y maternal solicitud.

Esa fue la España a puerta abierta. En ella, j en la juventud sobre todo, está la clave del porvenir, las nuevas generaciones tienen en sus manos los destinos de la Patria. No todo en ellas es rebeldía, acaso en parte justificada, fino también sentido de la responsabilidad, del deber, de la misión histórica que les incumbe. Por sut venas corre ¡a sangre de nuestros antepasados. No hay que ser pesimistaa a la hora de abrir las ventanas—junto con las puertas, naturalmente—y tenar una. bocanada de mire fresco en ai rostro.

José BARO QUESADA.

 

< Volver