Autor: Colomer Marqués, Claudio. 
   El discurso de Santander     
 
 ABC.    18/04/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL DISCURSO DE SANTANDER

El gobernador civil y Jefe provincial del Movimiento de Santander nos envía el siguiente escrito:

Señor director de A B C: En la columna cíe Argos de A B C del día de hoy se me atribuye la frase «progresismo, centralismo y pluralismo son palabras que llevan consigo un fuerte contenida de cobardía y matiz canallesco». La frase fue distribuida a través de los servicios informativos de Europa Press y recogida en algunos periódicos, entre ellos el de usted, en el comentario que antes menciono.

Rechazo absolutamente la expresada frase, pues hasta ahora la expresión canalla o canallesco no ha existido en mi vocabulario. Las palabras que pronuncié, y que hay que valorar en las circunstancias de entusiasmo y de fervor patriótico de la espontánea manifestación que tuvo lugar en Santander, son las siguientes:

«Porque a nosotros, falangistas y requetés, a nosotros montañeses, o nosotros hombres todos de Za provincia de Santander, que es un pueblo hidalgo, altivo, viril y noble, todo esto del pluralismo, del progresismo y del centrismo, independientemente de Jas motivaciones que puedan ser justas y nobles, nos parece una gazmoñería,, pura vulgaridad y aburguesamiento.» tPodemos afirmar que Santander desea el buen gusto de las definiciones rotundas y de Zas posiciones gallardas, que es la forma más eficaz de fidelidad a nuestros Caídos, a quienes han pretendido ultrajar, y con ellos a todos nosotros, los que quieren, insensatos, que España deje de ser España.»

Respecto a ser «señor» o no de ponerme la camisa azul, como dice el periodista que firma con el seudónimo de Argos, agradezco el reconocimiento a la libertad que en este punto tenemos todos los españoles, incluso los gobernadores civiles, y quiebro tan solamente manifestar que como jefe provincial del Movimiento, en los actos políticos tengo el honor dt usar la camisa azul de la Falange, símbolo heroico de nuestra Cruzada y en la que coinciden los fervores de gran parte de nuestros afiliados, y la boina roja que, siendo igualmente un símbolo Ae heroísmo y como aquél patrimonio de todos los hombres del Movimiento, en mi caso personal como en el de tantos v tantos otros, responde ai ideario y a lo manera de ser de mis antepasados y al mío propio; y al usar ambos símbolos lo hago con el deseo y la esperanza de que las líneas ideológicas y militantes que representan no se extingan en el futuro; que constituyan unos fundamentos populares y políticos de Ta, instaurada Monarquía:

Le agradeceré, señor director, que haga publicar la anterior aclaración.

Claudio COLOMER MARQUES.

 

< Volver