Autor: Baró Quesada, José. 
 Consejo Nacional. 
 Aprobado el documento sobre el funcionamiento de la alta cámara  :   
 Intervinieron por la Comisión Permanente los señores Fueyo y Martínez Esteruelas. 
 ABC.    23/11/1972.  Página: 29, 31. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

APROBADO EL DOCUMENTO SOBRE EL FUNCIONAMIENTO DE LA ALTA CÁMARA

Intervinieron por la Comisión Permanente los señores Fueyo y Martínez Esteruelas Madrid. (De nuestro redactor político.) De cinco v media de la tarde a nueve v diez de la noche duró la sesión plenaria, a puerta "abierta, del Conseio Nacional del Movimiento. Había muchos asuntos de trámite v un tema: el documento propuesta de funcionamiento de dicho Consejo dentro del marco legal correspondiente.

Presidió don Torcuata Fernández Miranda v tomaron asiento en eí banco azul el Gobierno con su vicepresidente y el presidente de las Cortes.

PRIMERA FASE DEL DEBATE

Palabras de condolencia del señor Fernández Miranda por el fallecimiento de los consejeros don Miguel Matéu v don Sancho Dávila. Fugaz intervención, a título de cuestión previa, del primer «sugérente» de la. sesión —enmendantes sé llaman en éf Parlamento— don Antonio Pedrosa Latas.

Interviene luego, por la Comisión Permanente, elaboradora del documento; don Jesús Fueyo, quien defiende la propuesta presentada al Pleno de la Corporación. Esta propuesta atiende, entre otros objetivos políticos, a concretar y perfeccionar el funcionamiento de la Alta Cámara dentro del marco de la legislación fundamental y de la legalidad orgánica vigente; a sistematizar la relación constructiva con el Gobierno en orden a la elaboración de una política de grandes objetivos para la realización continua de los Principios del Movimiento, perfectamente coherente con la determinación de la política nacional que corresponde al Conseio de Ministros a fortalecer las relaciones v la confianza entre la base popular del Movimiento y su representación colegiada, que es el Conseio Nacional.

CONSEJO NACIONAL

«QUEDA SALVAGUARDADO EL PRINCIPIO DEL CONTRASTE DE PARECERES»

(MARTÍNEZ ESTERUELAS)

El señor Fueyo habla pausadamente. Cree que el documento es esquemático, simple, sencillo. Uno de los problemas actualmente planteados es el desconocimiento de las instituciones. El Consejó Nacional es una institución autóctona. No responde a ninguno de los sistemas bicamerales existentes. No tiene por qué funcionar excitada-mente, ni por qué no funcionar. Tiene que funcionar cuando debe hacerlo. Todo esto no significa que no se trate de poner paulatina y moderadamente en su día al Consejo en una función de responsabilidad constitucional. Nuestras Leyes Fundamentales no establecen ninguna cohesión entre el Gobierno y el Consejo Nacional. Existen, eso sí, competencias. Nuestro Estadio es un Estado de principios; no es un Estado agnóstico. Y esos principios son los del Movimiento Nacional. Se trata de establecer un sistema de relación constructiva para hallar la funcionalidad normal entre el Consejo Nacional v el Gobierno. Hay que crear una mecánica flexible, ágil. No es una cuestión de Derecho comparado. España, que ha dado algunos de los mejores parlamentarios del mundo, ha dado también algunos de los peores Parlamentos. Este es un momento importante. Instituciones como el Consejo Nacional necesitan una fase de lo que ahora se llama «concienciación». Se retira a su escaño el señor Fueyo, que ha sido escuchado atentamente por la Cámara.

El señor Pedrosa Latas, en apoyo de su sugerencia, dice desde la tribuna de oradores que «apreciada en su conjunto la propuesta no parece congruente con los objetivos que pretenden alcanzarse, pues aunque es correcta su motivación y probada la bondad de los propósitos que la animan, las nuevas normas de funcionamiento más que a potenciar el Consejo pueden conducir a debilitarle». El presidente le pide que se ciña al tema. Hay un animado diálogo entre ambos.

Contesta el señor Fueyo al señor Pedrosa Latas. No cree que se pueda hablar de confusión. El documento ha llevado meses de trabajo. ¿De dónde se ha sacado, según algunas sugerencias escritas, que se reduce.,el ambiente deliberativo del Pleno?

Fernández Miranda pone a votación la aceptación global —a salvo de las sugerencias concretas— o la retirada del documento propuesto. No hay retirada, con el voto en contra de Pedrosa Latas.

SEGUNDA FASE DEL DEBATE

Tras un descanso de veinte minutos se inicia la segunda fase del debate, cuyo mecanismo enuncia el presidente de la sesión. Se trata ahora de proponer enmiendas o sugerencias concretas que puedan perfeccionar el documento, no replantear cuestiones debatidas en la primera fase, en la dé la totalidad o globalidad.

Hablan don Fernando Herrero Tejedor, don Marcelino Oreja Aguirre, don Anselmo de la Iglesia Somavilla, don Nicolás Franco Pasqual del Pobil, don Ernesto Andrés Vázquez, don José María Adán García, doña Ménica Plaza de Prado, don Fernando Benzo Mestre, don José Naranjo Hermosilla, don José García Hernández, don Francisco Sánchez de León, don Francisco Labadie Otermín y don Gabriel Cisneros Laborda. Casi todos en defensa de las sugerencias que presentaron por escrito. Algunos están de acuerdo con el documento y son breves en sti exposición. A otros les llama al terreno de la cuestión el señor Fernández Miranda, quien al hacer un inciso sobre la duda dice que ésta es metódica o perpleja. En determinados momentos la sesión adquiere interés y vivacidad como al hablar don Anselmo de la Iglesia. En determinadas ocasiones languidece. La Cámara sigue en silencio y con interés la intervención de los señores Benzo v García Hernández.

PUNTOS DE COINCIDENCIA

Son cerca de las nueve de la noche cuando el presidente acuerda un nuevo descanso; esta vez de un cuarto de hora. Al reanudarse la sesión habla por la Comisión Permanente don Crus Martínez Esteruelas. ´"s rápido, claro y conciso. La Comisión, a de las sugerencias presentadas ha hecho un doble análisis de la situación: una global, otro respecto a los mayores puntos de coincidencia, puntos que la Comisión estima que pueden incorporarse al documento. Esos puntos de coincidencia, a los que se accede, quedan incorporados y sometidos a votación. De acuerdo con ellos se concreta y resume la cuestión así: El documento no. reforma de suyo el Reglamento, queda salvaguardado el principio de contraste de pareceres, que el documento en ningún caso contradice; se puede ser miembro de la Comisión Mixta sin ser miembro de la Permanente; se hace necesario conectar con los Consejos Locales y Provinciales, que en el documento tendrán la adecuada consideración.

Y se vota unánimemente que si. Con lo cual queda aprobado el documento con las indicadas incorporaciones. Varios ministros abandonaron definitivamente el salón en el primer descanse. Por los pasillos, camino de la puerta del antiguo Senado del Reino, todo son grupos que comentan las incidencias del largo debate.

J. B. Q.

 

< Volver