Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Silva Muñoz  :   
 ¿Qué dirá hoy en San Sebastián?. 
 ABC.    30/04/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

ABC. DOMINGO 30 DE ABRIL DE 1972.

FOCO A...

SILVA MUÑOZ

¿Qué dirá hoy en San Sebastián?

La conferencia anunciada de don Federico Silva en San Sebastián tendrá lugar hoy, no obstante el dolor

de haber perdido anteayer a su padre y de haberlo enterrado ayer. Pero el ex ministro de Obras Públicas

no ha querido defraudar a los que le esperaban a la cita donostiarra, suspendiendo o aplazando su

discurso, muy enguirnaldado, de antemano, de variadas expectaciones e interpretaciones políticas. ¿Qué

va a decir Silva —se preguntan muchos— en esta hora de España, un poco en carne viva, por la confusión

y desorientación que reinan en los campos fronterizos del poder público? ¿Qué podrá decir un hombre tan

eficaz en la acción política y con tanto «gancho» en la opinión pública? ¿Qué intenciones lleva, qué

objetivos persigue, qué esperanzas puede iluminar, qué promesas ofrece de estimular el movimiento en el

«Movimiento»? Esta es la razón —el buscar posibles respuestas en la víspera a la conferencia de hoy —

que me ha llevado a solicitar de Federico Silva un coloquio que me permitiera saber algo de lo que dirá en

San Sebastián.

Encontrarse con este joven político, de tanta autoridad en medios diversos y aún contrastantes, es siempre

grato por ser la cordialidad misma y no menos la claridad, que es cosa importante en los tiempos que

vivimos. Federico Silva va a San Sebastián a recibir del Ayuntamiento la medalla de oro—auténticamente

merecida—que le concedió hace tres años por cuanto hizo y pensó en beneficio de la bellísima capital

guipuzcoana, tan necesitada como estaba de un nuevo planteamiento de cara al futuro. La distinción que

la ciudad le otorga es importante, porque se han dado diez medallas y sólo cuatro a personas físicas, que

fueron la Reina María Cristina, el Rey Alfonso XIII, el alcalde Elósegui y el ministro de Obras Públicas,

único que hoy la puede ostentar sobre su pecho. Ahí está el motivo del discurso de Federico Silva, que

será político —y exquisitamente político— porque la atmósfera política y de preocupación que existe en

España, así lo impone. Esta conferencia, o discurso, estaba fijado inicialmente el 5 de mayo. Después,

para que casi no coincidiera con el de Girón en Valladolid, se adelantó a hoy. Pero entre ambas

intervenciones oratorias las coincidencias son puramente casuales.

Objetivo del orador: hablar de la poltica en general, basada en la gran temática nacional de este momento,

que es extensa y rica en matices. Que sea San Sebastián la tribuna tiene para Silva la razón de ser de que

conviene también que los temas políticos se planteen y se difundan fuera de Madrid, desde la periferia

que tantas veces se abandona. Su gran afán: la reforma «ética y estética» de la política del país. Todo,

dentro del más exacto cumplimiento de la Ley Orgánica. Acentos importantes del discurso: la

incorporación a Europa y a su Comunidad, pero no por «europeísmo», sino por «españolismo». ¿Qué

pretende estimular el activo ex ministro de Obras Públicas? Pues el movimiento que necesita lo que se

llama «Movimiento», como dije antes. Por lo que se deduce, las palabras de Silva Muñoz serán

importantes y serias, y como tales constructivas. Y no porque en San Sebastián se vaya a aludir a un

posible «pacto a tres» —que mal recuerdo tienen los pactos allí—, aunque algún día, y no lejano, algunas

de las fuerzas operantes hoy en el campo nacional -e incluso individuales que no han podido hacer el

recuento de quienes les siguen-, tendrán que acordarse y concordarse para la continuidad de la Historia de

España.—

Julián CORTES-CAVANILLAS.

 

< Volver