Autor: Baró Quesada, José. 
 Pleno del Consejo Nacional. 
 El anteproyecto de Estatuto de Asociaciones, aprobado por 95 votos a favor y tres abstenciones  :   
 Estos últimos correspondieron a los consejeros señores Cruylles, Garicano Goñí y Oreja Aguirre. 
 ABC.    17/12/1974.  Página: 29, 31-34. Páginas: 5. Párrafos: 69. 

PLENO DEL CONSEJO NACIONAL

EL ANTEPROYECTO DE ESTATUTO DE ASOCIACIONES, APROBADO POR 95 VOTOS A FAVOR Y TRES ABSTENCIONES

Estas últimas correspondieron a los consejeros señores Cruylles, Garicano Goñi y Oreja Aguirre

«CUMBRE» DE MARTINICA

DESHIELO ENTRE FRANCIA Y ESTADOS UNIDOS

ORIENTE PRÓXIMO

PROBABLE ATAQUE DE ISRAEL A SIRIA

ASISTIERON EL GOBIERNO, CON SU PRESIDENTE, Y EL TITULAR DE LAS CORTES

VEINTIOCHO ORADORES INTERVINIERON EN LA SESIÓN, QUE DURO OCHO HORAS

"SI SOMOS CAPACES DE HACER DE LAS ASOCIACIONES POLÍTICAS UN INSTRUMENTO DE ENTENDIMIENTO Y CONCORDIA, HABREMOS DADO UN PASO DEFINITIVO EN LA CONSOLIDACIÓN DEL FUTURO", DIJO UTRERA MOLINA

Madrid. (De nuestro redactor político.) Con asistencia en el banco azul del Gobierno, con su presidente y el de las Cortes, y bajo la presidencia del ministro secretario general del Movimiento, don José Utrera Molina, comenzó ayer, a las once menos veinte de la mañana, la sesión plenaria en que el Consejo Nacional iba a debatir el anteproyecto de bases para el estatuto del régimen jurídico del derecho de

asociación política. Mucha animación en las tribunas públicas y de la Prensa y gran expectación en el ambiente. Excusaron su presencia, por hallarse ausentes de España, el titular de Comercio, don Nemesio Fernández-Cuesta, y por enfermedad don Agustín Aznar, don José Antonio Girón y don Jasé Salís. Este mandó una carta, que fue leída, dando la conformidad en su conjunto al anteproyecto.

DISCURSO DE UTRERA MOLINA

El vicepresidente del Consejo Nacional y ministro secretario general del Movimiento, señor Utrera Molina, pronunció un discurso, al que pertenecen los siguientes párrafos:

«Desde la promulgación de la Ley Orgánica del Estado, el Movimiento se propuso perfeccionar los niveles de integración popular pare ofrecer un extenso ámbito de discusión y diálogo al pluralismo creciente de una sociedad varia y en dinámico desarrollo. Al hacerJo así. el Movimiento no hacía más que tratar de ser fiel a su propia esencia, pues, como ya entonces dije, el Movimiento fue diverso y no uniforme desde sus orígenes. Pero este pluralismo precisaba sin duda, y ello era un mandato inequívoco de la Ley Orgánica del Estado y de ia del propio Movimiento, de una adecuada estructuración.

El momento ha llegado y son muchas las horas de reflexión que este Consejo Nacional ha dedicado a la problemática de las Asociaciones como cauce político de participación. Esto nos ha permitido acumular experiencias, tener más elementos de juicio y asomarnos más rigurosamente a la realidad.»

«Estamos, pues, convencidos de que los criterios políticos, que hoy se someten a vuestra consideración para ser elevados al Gobierno, como informadores del Estatuto Juridico de las Asociaciones Políticas, abren amplias y flexibles posibilidades de diálogo y acción a cuantas opciones intentan, válidamente, promover sus propios acentos en la per-monente realización de unos Principios Fundamentales y de unas leyes y un sistema institucional cuya previa aceptación es inexcusable para todo juego político lícito y cuyo campo de juego .es suficientemente amplio para que pueda desarrollarse en él un fértil y satisfactorio diálogo.»

"ASPIRAMOS A QUE EL CONSENSO NACIONAL EN TORNO AL RÉGIMEN SE EXPRESE EN FORMA DE PARTICIPACIÓN"

(Utrera Molina)

«Tal como el presidente Arias señaló en su discurso ante las Cortes, aspiramos a que "el consenso nacional en torno al Régimen se exprese en forma de participación", y "no excluimos si no a aquellos que se autoexcluyan en maximalismos de uno u otro signo; por la invocación a la violencia, por el resentimiento y el odio; por la pretensión bárbara de partir de cero; o, por la elección de vías subversivas para postular la modificación de la legalidad.»

El camino se abre, integrador y amplio, con garantías suficientes. Sólo quien no acepte el orden político establecido oor el abrumador consenso de nuestro país, y se coloque por ello deliberadamente al margen de la voluntad mayoritaria y de ía legalidad vigente, puede encontrar excusas para excluirse. Los demás, los españoles todos de buena fe, pueden encontrar en el camino asociativo para la participación política una nueva manera, un moderno talante y un ancho espacio en que servir desde perspectivas varias a una misma y esencial España.»

«Se parte desde nuestra misma realidad constitucional, desde la fidelidad a los Principios del Movimiento y a las Leyes Fundamentales del Reino, y se arranca desde la legitimidad del 18 de Julio para proyectarnos confiadamente hacia el futuro.»

«Ahora sólo nos resta convocar a todos los españoles de buena fe a caminar por el sendero que va a extenderse ante nosotros, en la confianza de que, si somos capaces de hacer de las Asociaciones Políticas un instrumento limpio y rectamente manejado para el entendimiento y la concordia y no para la división y el enfre-ntamíento fratricida, habremos dado un paso definitivo en la consolidación de un futuro, que deberá a la capitanía de Francisco Franco el trazado de nuevos caminos y la alegría de participar, como protagonistas, en una nueva, arráyente y ¡oven empresa histórica.»

HABLAN LOS PONENTES NAVARRO ALVAREZ Y MARTÍNEZ EMPERADOR

Don Eduardo Navarro Alvarez, ponente del anteproyecto, hizo la presentación de éste; dijo:

"La Ponencia, nombrada a fines del pasado mes de mayo, para estudiar los criterios que deben inspirar el Estatuto jurídico del derecho de asociación política, ha realizado un intenso trabaio, llegando a elaborar hasta diez documentos sobre los puntos fundamentales de un tema que ha constituido, durante años, una de las más importantes preocupaciones de cuantos españoles sienten interés por la cosa pública y ha suscitado los comentarios más diversos.

Presididos por el consejero nacional don Carlos Pinilla, los consejeros señores Fueyo, Labadie, Martínez Emperador, Dancausa y et que tiene el honor de dirigiros la palabra, trataron, a lo largo de tos meses pasados, en catorce sesiones de trabajo, de centrar, en sus justos limites, el problema institucional que nos ocupa a fin de dar respuesta al reto asociativo, cumpliendo así uno de los proyectos fundamentales ofrecido al país por el presidente del Gobierno en su discurso programático del 12 de febrero.

El primer texto de tas bases, repartido a todos los miembros del Consejo, ha sido objeto de cuarenta escritos de sugerencias que pueden sintetizarse en doscientas sesenta y siete observaciones, de las que han admitido, sus-tancialmente, un número considerable. El carácter abierto, preciso y constructivo de todas ellas constituye una nota importante que merece destacarse.»

«El proyecto consta de un preámbulo o exposición de motivos, treinta bases, divididas en siete títulos, dos disposiciones adicionales y una final que contemplan los aspectos fundamentales del derecho de asociación política, acotando unas posibilidades de actuación que sin duda contribuirán a la clarificación de lo que el Movimiento Nacional debe significar en el cuadro institucional español.»

Don José Martínez Emperador, también ponente, relato los trabajos efectuados y entró en el terreno de las sugerencias y las observaciones.

«Las bases —dijo— que han merecido una mayor atención son las relativas a los puntos que se refieren a las reclamaciones y recursos, al número de miembros exigido para constituir una Asociación y su distribución provincial, a! régimen disciplinario de las Asociaciones, al significado de las Asociaciones políticas de carácter sindical y profesional, y ios requisitos exigidos para que las Asociaciones políticas puedan constituir Secciones provinciales y locales, asi como ¡as beses relativas a la competencia asociativa.»

Más adelante anunció que iba a exponer «en forma suficientemente aclaratoria y con el alcance que este acto de la Cámara requiere, las razones por las que al anteproyecto presentado se le han dado las modificaciones que constan en la parte exposliva y en veintiséis de sus treinta bases; quedando once con idéntica propuesta a la ya conocida, y habiéndose realizado una Colección de estilo en dos bases, y otra de errores que facilitando nuestra labor se señaló por varios consejeros nacionales.»

Otrás intervenciones

¿POSiBILIDADES DE ACTUAR COMO PARTIDOS POLÍTICOS?

Hablaron a continuación numerosos consejos. Les cito por riguroso orden de Intervensión. y doy de manera muy sucinta, algunas frases suyas cor comprensibles razones de espacio.

DON MANUEL VALOES LARRAMAGA: «Lo grave es Que podemos engendrar asociaciones políticas con posibilidades de actuar como partidos políticos o, dicho de otra forma, partidos políticos con ciertas cortapisas que en la praxis pueden no tenerse en cuenta.» «Mi voto favorable a la tetra del texto si el Consejo Nacional cumple en el futuro su misión específica y suprema. Mi voto en contra a toda posibilidad de que en la práctica se vuelva a los partidos políticos.»

DON ENRIQUE SÁNCHEZ DE LEÓN: «Nos hubiese gustado un texto más comprometido, mejor matizado de juridicidad, que contemplase la posibilidad asociativa en el orden sindicaJ, y en el arden regional, etc. Y, sobre todo, hubiésemos deseado un procedimiento normal de tramitación, y no de urgencia, donde hubiese intervenido la sección especial de este Consejo, creada «ad hoc» y, desde luego, en e! que las Cortes Españolas hubiesen dejado oír su voz. Pero en el quehacer político se impone el pragmatismo de cada hora.»

DON FRANCISCO ABELLA MARTIN: «Hay ideales e intereses supremos y por encima del método democrático, y admitir las realidades que a éste le sirven de base y fundamento significa tanto como fue también con la democracia se pueden y deben garantizar los ideales intereses supremos.»

«TODO PARECE YA PACTADO Y DECIDIDO»

DON JOSÉ MARÍA ADÁN GARCIA: «Permitidme que desde mi honrosa procedencia de las fí/os del Frente de Juventudes y del S. E. U., con plena conciencia deí paso importante que hoy vamos a dar Justifique nuestro si al proyecto de Estatuto de Asociaciones Políticas. Dichas razones son: por su coherencia institucional, por su correspondencia con la verdad histórica, por su prudencia política que nos permite afirmar que el paso dado no es ni demasiado corto e inmovilista, ni demasiado largo e improvisador, sino que está en equilibrio justo entre ambos extremos...»

DON ANTONIO PEDROSA LATAS: «A) contemplar de un lado las extrañas y contradictorias vicisitudes del proceso asociativo hasta ahora frustrado, y soportando de otro las incongruentes y apremiantes urgencias para concluir en sólo unos dias lo que lleva gestándose desde hace más de un lustro...» «Persuadido de que puede resultar inútil o inconveniente todo esfuerzo de positiva colaboración, pues todo parece ya pactado y decidido y consciente de mis propias responsabilidades, renuncio a la defensa oral de mis propuestas escritas...»

DON GONZALO BOTIJA CABO: Renuncia al uso de la palabra y se limita a señalar que su voto será favorable.

«¿CUAL ES LA RAZÓN DE ESTA URGENCIA?»

DON ENRIQUE GARCIA-RAMAL: «¿Cuál es la razón de esta urgencia? ¿Dónde está la circunstancia del hoy, distinta del inmediato ayer que nos lleva a tener que abordar e! tema, con el rigor de la duda, en varios de sus aspectos?» «La norma jurídica está establecida. El cariño del pueblo a sus Príncipes es una realidad. De lo que se trata ahora es que las Instituciones, en su perfección, sirvan, en capacidad, para resolver los problemas que un dia deberán plantearse y, por su eficacia, como cauce para e! logro de ¡os objetivos que prefonan nuestras Leyes Fundamentales.»

DON TOMAS GARCÍA REBULL. Manifestó que pese a su vieja posición antiasociacionista de siempre votaría a favor por ser portador de ese acuerdo de! Consejo de Tarragona. (El teniente general García Rebull es consejero nacional por dicha provincia.) Atacó a los partidos políticos y calificó de mito el llamar a la política el arte de lo posible. Terminó gritando «Arriba España»

«UNA ETAPA HISTÓRICA ESTA LLEGANDO A SU CULMINACIÓN»

DOW MARCELINO OREJA AGUIRRE: España sabe y todos sabemos también que una etapa histórica, larga, profunda y densa está llegando a su culminación.» Expuso sus objeciones al texto del proyecto, «objeciones —declaró— que comparte el Conseio Provincial de Guipúzcoa» y que le mueven «a solicitar su devolución a la Ponencia para un estudio más ajustado a las Leyes Fundamentales y a tas necesidades eolíticas del pais».

DON JESÚS SUEVOS «Algunos españoles vemos con cierto recelo, con cierta desconfianza este tema del asociacionismo. La historia es maestra de la vida.» Habló del fracaso de la experiencia bipartidista turca y del fracaso de la experiencia bipartidista de Cánovas en la Restauración, con alusiones a ta Dictadura, la República y la guerra civil. Di¡o que votaría afirmativamente. Este Estatuto es el único posible. Manifestó que no se dan cuenta ciertas personas de que el Gobierno y la Ponencia han llegado al limite de las concesiones.

ADHESIÓN DE GIRÓN AL ESTATUTO DE ASOCIACIONES

Don Carlos Pinilla intervino para comunicar que don José Antonio Girón, cuya enfermedad te impedía asistir a la sesión, le había hecho constar su plena conformidad can la línea del anteproyecto d«l Estatuto.

Después —eran las dos fie la tarde— el señor Utrera Molina levantó la sesión, que se reanudó a las cinco de la tarde.

DON JOSÉ LUIZ ZAMANILLO: Abrió el turno de oradores de la sesión vespertina. Reveló que votaría afirmativamente, aunque no le satisfacen ciertos aspectos del proyectado Estatuto. Añadió que todos los pensadores de! mundo reconocen que estamos al final de una era histórica y que ante una problemática asi no se comprende cómo se discrimina dentro dei Régimen a importantes fuerzas del 18 de Julio, Lo considera un grave error político. Los errores en política se pagan siempre.

DON GABRIEL CISNEROS: Expresó cuatro reservas y al fina! manifestó, entre otras cosas, que votaba «al mínimo punto de partida que ésta norma representa, en la confiada esperanza de que surta tal efecto multiplicador que se eche de ver de inmediato su radical insuficiencia» y que votaba también «al empeño del Gobierno Arias, por lejanos que puedan haber quedado los resultados de la ambición inicial».

«EL RÉGIMEN TIENE UN SOLO RETO»

DON EMILIO ROMERO: «Creo que en estos momentos el Régimen tiene un solo reto, como es quitarse anquilosamiento y añadirse nueva sociedad. No puede hacer más. Tampoco con este proyecto se acaban todos nuestros problemas de actualización, pero es una contribución importante. Pienso que el Gobierno ha extremado su delicadeza con este Consejo Nacional encargándole la redacción de las bases, aceptando su territorio para el ejercicio poütico democrático y reservándose mínimamente la potestad disciplinaria o de orden político general que tiene asignada por Ley Fundamental. Por ello merece gratitud y reconocimiento, y en el proyecto se quitan los mejores prefabricados al Consejo Nacional en la creación de ese alto Tribunal —tan specíticamente organismo y expresión del Estado— para contemplar y entender los ocursos contra las decisiones del Consejo.»

FUTURO PERSONIFICADO EN EL PRINCIPE DE ESPAÑA»

DOÑA MONICA PLAZA DE PRADO: «La concurrencia se ha de dar, necesariamente, en el ámbito del Movimiento Nacional, profesanio uri entendimiento del Movimiento, con un sentido muy amplio, sin discriminaciones ni exclusiones, tal como lo exige su razón de ser, su nacimiento, su existencia y su permaisncia.»

DON JUAN ANTONIO SAMARANCH: Manifestó que decía si «a unas asociaciones que perfilen un futuro personificado en el inope de España, futuro que no nos pertenece a muchos de los que estamos aquí por causas generacionales, pero que debemos encauzar para que no se malogre la etapa de paz y prosperidad más larga que ha conocido España en los últimos siglos.»

«UN PACTO DE TEMORES»

DON SANTIAGO DE CRUYLLES: «El antejroyecto que se nos trae a examen, más que in Estatuto de bases de Asociaciones es un tacto de temores: de temor pof parte del Goierno, que nos dice y repite que es lo único osible por ahora, sin que nos explique las azones por las que es así. Y temores también e quienes creen tan poco en la obra del Ré¡men que temen que ésta se pueda venir aba) como un castillo da naipes si el desarrollo al/tico que ha venido realizándose,llevado de t mano del Caudillo, continúa en una auténoa estructuración del contraste de pareceres «diante la creación de entidades naturales je sean cauces de expresión de la opinión jblica.» «Al Gobierno algo, alguien o algu33 le ha hecho imposible llevar a cabo sus royectos.» (El señor Cruylles, ex subsecretao de la Gobernación, no recibió ni un solo alauso al final de su intervención. Acabó en «dio del mayor silencio. Fue e) único orador D aplaudido en todo el Pleno.)

«DESDE EL CAUDILLAJE A LA MONARQUÍA»

DOW JOSÉ MIGUEL ORTt BORDAS: «Hay ue hablar claro. El sistema de Asociaciones o/iticas que arbitra el proyecto es limitado, ontrolado y hasta, s¡ se roe permite decirlo, rovisional. ¿Por qué? Porque no es una abstracción ni el producto de una quimera ni de na temeridad, sino el reflejo más o menos xacto, pero, en todo caso, honesto de una ituación concreta: la de la España política le 1974. Es decir, es el reflejo de un país que está inmerso en un proceso de transición po¡tica —el que ha de conducirnos desda el ;audil¡a¡e de Franco a la Monarquía del 22 de ulio— que tiene sus exigencias, a las que no sabe desconocer.»

«El Estatuto constituye una solución tranquilizadora. Esta solución tranquilizadora tiene aspectos tan positivos como los de permitir la participación electora] de las Asociaciones políticas, otorgar un gran margen de autonomía estatutaria a las entidades asociativas, abrirse a tocios ios mayores de dieciocho años y componer un fondo común de democracia que va a poder ser administrado por cuantos españoles, sin discriminación libre y voluntariamente, sientan inquietud por la cosa pública y deseen participar activa y eficazmente en el quehacer político español.»

DON JOAQUÍN GIAS JOVE: «Solamente con unas Asociaciones políticas a nivel nacional, y con el número mínimo de asociados que se establece en el anteproyecto, puede conseguirse una rea! y efectiva fuerza de dichas Asociaciones, y puede auspiciarse de verdad este nuevo medio complementario para la

participación de los españoles en las tareas políticas y para la adecuada expresión de la opinión pública.»

DON ANTONIO MARÍA DE ORIOL: «No pongamos esquinas a lo razonable y convirtamos en cuestión de principio lo que sólo es cuestión de enfoque; no esterilicemos nuestra actividad reduciéndola a un forcejeo paralizante. Podemos alumbrar e impulsar acciones complementarlas de la solidaridad cordial que llamamos hermandad; de esa unidad que tiende más a la inteligente sincronización de elementos diversos a su armónica relación, que a su fusión maslficadora.»

«Hay que reconstruir comunitariamente, desde sus raíces, una sociedad orgánicamente estructurada en la que no quede sólo el individuo frente al Estado, como le dejó la Revolución, sino que se integre en la comunidad nacional como miembro de aquellas comunidades intermedias sobre cuya existencia y actividad pueda decidir en forma compartida; que ahí está el secreto de la efectividad y verdadera participación y representatividad.»

DON RODOLFO MARTIN VILLA: Dijo que votaría «que sí» y estimó que nos encontramos freote a un paso importante en la evolución que ha impreso e! Jefe del Estado con prudencia, generosidad y realismo.

«NO SERVIRÁN PARA AMPLIAR LA PARTICIPACION»

DON TOMAS GARICANO GOÑI: «Creo que en el proyecto carecen de base las Asociaciones que se crean. No son Asociaciones políticas en el sentido amplio de la palabra y, lo que es más doloroso, no servirán para ampliar considerablemente la participación de los españoles en su destino político e histórico.»

DON DIEGO SALAS ROMBO: Recordó que se había opuesto siempre a Institucionalizar las discrepancias. Había pedido que se diera cristiana sepultura a esa idea. Pero los tiempos han cambiado las circunstancias: «Tenemos el deber de dar nuestro voto a este proyecto.»

«ES SUFICIENTE PARA EMPEZAR A CAMINAR»

DON FERNANDO HERRERO TEJEDOR: «Creo que me encuentro en la línea de muchos de vosotros: Si e) Estatuto no es perfecto, si es suficiente para empezar a caminar. Si el presidente Arias lo presentó al país como un instrumento positivo y adecuado, dentro de sus lógicas limitaciones, creo —en idéntica línea— que podemos y debemos darle el voto afirmativo, aunque como es lógico y natural existan entre nosotros algunas diferencias de criterio que, por otra parte, resultan absolutamente normales a la hora de resolver sobre el asociacionismo que facilite el ordenado contraste de pareceres.»

RESULTADO DE LA VOTACIÓN

A las diez menos veinte de la noche, et vicepresidente del Consejo Nacional y ministro secretario general del Movimiento, señor Utrera Molina, sometió a votación el texto del anteproyecto de Asociación Política, que fue aprobado con 95 votos a favor, tres abstenciones y ningún voto en contra.

Las tres abstenciones fueron las de los señores Cruylles, consejero nacional por Barcelona; Garicano Goñi, consejero de designación directa, y Oreja Aguirre, consejero nacional por Guipúzcoa.

Al anunciarse el resultado de la votación, los consejeros y el Gobierno prorrumpieron en aplausos, mientras las cámaras de televisión, tanto de la emisora española como de las extranjeras allí presentes, concentraban sus objetivos, principalmente, en el presidente del Gobierno, señor Arias Navarro, y en los demás miembros del Gabinete.

INTERVENCIÓN DEL SEÑOR FUEYO

Se suspendió la sesión durante media hora y se reanudó á las nueve menos diez de la noche. Don Jesús Pueyo Alyarez contestó a los 24 consejeros que habían hablado por la mañana y la tarde.

Subrayó que el problema del asociacio-nismo arranca de la unidad profunda con que la nación asumió desde 1936 a 1939 una decisión histórica de recobrar su sentido para abrir a continuación una larga marcha y que no se repita una confrontación similar.

Ésta decisión encuentra su reflejo en el decreto de unificación de 1937, que muchos historiadores han señalado como causa fundamental de la Victoria.

«Se trataba de abrir un proceso de reconciliación y de institucionalización, de conseguir la supervivencia de España, de solventar la dialéctica profunda entre dos concesiones del mundo y de la vida, y el pueblo español quiere resolverlo mediante la construcción de la libertad con autoridad.»

«Se ha atribuido el freno del desarrollo político al presidente Carrero; puedo decir que éste tuvo siempre en la mente e) máximo de participación de todos los españoles con el mínimo riesgo de caer en los partidos políticos. Encontrar la solución a este dilema fue el encargo de Torcuato Fernández Miranda, quien trató de salir a un planteamiento sistemático de la teoría de la participación, con lo que se llegó también a un «consensos» del Consejo Nacional.»

El señor Fueyo pidió al final de MI discurso el voio afirmativo de los consejeros, «con la convicción profunda de que el Estatuto de Asociaciones Políticas es la culminación de la obra de Franco y el inicio de un destino brillante para nuestra patria».

Después se efectuó la votación del anteproyecto. De ello se informa aparte de esta crónica de las intervenciones. Se aprobaron por último varios asuntos de tramite y acabó el Pleno —un Pleno calificado por algunos de «histórico» y por otros acogido con escepticismo— a las diez menos cuarto de la noche.—

JOSÉ BARO QUESADA.

 

< Volver